¿Por qué vale la pena aprender a razonar estratégicamente? El caso de Eddard Stark

2505

Bryan Snehider Díaz

Si algo he aprendido sobre el poder es que lo que mantiene a un hombre en la cumbre no es solo miedo o fuerza, ni amor o compasión. Se necesita de ambas de caras de la moneda para gobernar sensatamente. En palabras de Twynn Lannister: Cuando tus adversarios se levanten contra ti debes ser inmisericorde y responder con hierro y acero, pero cuando se arrodillen ante ti debes ayudarles a levantarse, o de lo contrario nadie volverá a arrodillarse ante ti. Entender cómo obtener y atesorar algo tan abstracto como el poder es una pregunta tan interesante que muchas disciplinas le han dedicado ríos de tinta, de modo que para hacer un ejercicio de reflexión interesante me gustaría dedicar la siguientes palabras a estudiar un poco los errores y aciertos de la casa de Stark en Juego de Tronos en términos estratégicos y valerme de esto para hacer patente la enorme importancia que tiene aprender a pensar estratégicamente.

Los Stark son una casa antigua, erigida sobre hielo, hueso y sangre. Eran temidos y respetados por ser una familia venerable que había logrado erigirse y gobernar con sabiduría y temple. Esta mezcla entre fuerza y compasión es lo que los convierte en un caso digno de ser estudiado. Resulta justo empezar estudiando el perfil y las motivaciones del patriarca de la familia durante los hechos canónicos narrados en la serie: Lord Eddard Stark, guardián en el norte. En pocas palabras podemos definir a Ned Stark como un sujeto de un carácter taciturno, segundo hijo de una familia numerosa, criado bajo el rigor y disciplina de la vida militar. Lord Eddard había sido preparado para ejercer el papel de segundo hermano ideal, obedecer a raja tabla y nunca cuestionarse la realidad que le rodeaba. Después de la muerte de su hermano, se podría decir que Ned Stark fue condenado a gobernar el norte.

A pesar de su relativa docilidad, lord Eddard lo hizo muy bien, el norte experimentó más de 20 años de paz. No solo fue respetado y temido, también fue amado por sus súbditos que le profesaban una veneración y lealtad más allá de toda lógica. Puestos a obedecer, un hombre arriesgará la vida por aquél líder en quien puede depositar ciegamente su confianza, porque por negras que sean las circunstancias siempre encontrará el modo de salir avante, y porque el subordinado sabe que el líder hará lo mejor por él, pero también por el grupo.

En el arte de la guerra, y el arte del buen gobierno, lord Eddard hizo una labor ejemplar. Sin lugar a dudas hablamos de un hombre que sabía obedecer pero también sabía gobernar. Eddard tenía un código de vida simple: honra a los dioses, ama a tu mujer y defiende a tu patria, y por contradictorio que parezca en las circunstancias adecuadas y en un ambiente libre de competitividad, le funcionó por más de veinte años.

Pero las circunstancias estaban destinadas a cambiar. La muerte de Jon Arryn obligó a lord Eddard a dejar el norte para dirigirse a la capital e inmiscuirse directamente en el mundo de la política. Si lo ponemos en términos de la vida real, ya no se trataba de liderar la empresa paterna donde uno conoce a todos los empleados y han creado un ambiente de confianza y camaradería, donde la vida y el trabajo se vuelven placenteros y eficientes. Ahora se trata de desplazarse a la capital para convertirse en congresista, en un ambiente donde hay tanto por ganar y por perder que la competitividad que llega a desatarse es mordáz y deja fuera de combate a todo aquel que no comprenda la naturaleza de aquello a lo que están jugando.

Lord Eddard carecía de las motivaciones, competencias y percepción necesaria para hacer parte de este nuevo contexto. Es básicamente como que a una persona la inviten a jugar ajedrez sin haberle explicado nunca las reglas; y sobre todo, sin que le encuentre sentido a ganar, pero que aun así se le obligue a jugar. Los errores estratégicos de Eddard Stark son básicamente dos y de ello podemos extraer un profundo aprendizaje. El primero, no ser capaz de razonar o intentar deducir lo que los demás desean, y en función de eso ajustar sus estrategias. Además Eddard esperaba que todos compartieran sus motivaciones.

Si nos ponemos a pensar en el conflicto que se desencadenó después, sin lugar a dudas para todos habría sido mejor que las personas se comportaran de manera general como lo hacía lord Eddard, y seguro esto era lo que él esperaba. Pero viendo los acontecimientos, ser una persona pacífica en un ambiente donde reina el caos y la competencia puede lograr incluso que las situaciones sean todavía más conflictivas de lo que podrían ser. El segundo error fue negarse a ajustar sus acciones a la nueva realidad, lo que tiene mucho sentido teniendo en cuenta que la mente humana tiende a buscar posiciones de relativa estabilidad, y creencias que nos brinden confort, que nos hagan sentir inteligentes, fuertes, y buenas personas.

Entender la existencia del poder nos lleva a aceptar que somos seres políticos debemos adoptar una postura. Podemos convertirnos en seres apáticos, fríos y calculadores que vayan por la vida destruyendo cuanto sea necesario. Es el tipo de postura que podría funcionar de manera limitada y al menos durante algún tiempo, pero como hemos observado atrás, uno no logra establecer una posición de poder realmente estable si no respeta en lo básico las reglas de juego y si no es capaz de crear relaciones de confianza y confort con las personas adecuadas. Por otro lado podríamos inclinarnos por establecer un código benigno de colaboración y cooperación que ponga la otra mejilla sin importar nada. Nos haría sentir buenas personas y en la situación adecuada hasta podría funcionar. Pero como vimos en el caso de lord Stark, si no comprendemos que portarnos bien con los demás no siempre implicará que los demás se porten bien con nosotros, podría llevarnos a perder la cabeza, y lo que es peor, ver sufrir todo aquello que nos es amado.

¿Qué deberíamos hacer? Como economista lo primero que puedo recomendar es que cada herramienta y solución posible debe analizarse según las circunstancias, aceptando que el mundo y la realidad puede ser cruenta y dolorosa en muchas ocasiones, y que existen personas que estarán dispuestas a doblegarnos si es lo que precisan para llegar donde desean. No idealizar la realidad es indispensable para transformarla. Lo segundo, debemos estar en capacidad de entender qué ideas motivan a los demás a actuar. Si aceptamos este hecho, no solo podremos interactuar y establecer relaciones de confianza e intercambio con los demás, sino que incluso podríamos liderarlos cuando las circunstancias sean las correctas. Debemos estar dispuesto a castigar con hierro o a premiar con amor según sea necesario, en eso se basa la coexistencia entre pares.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

Buscadores de rentas: Instrucciones subasta

Buscadores de rentas: Guía para el estudiante

Buscadores de rentas: ¿Te gustaría jugar?

 

Anuncios

Inversión: Una breve explicación

2504

Laura Milena Prada Medina

A lo largo de la historia, diversos mecanismos han sido empleados para informar al mercado sobre la conducta de un agente determinado. Desde el cepo y la picota en la América Colonial, o el Gam de los balleneros, siempre han existido procedimientos que buscan exhibir públicamente a quien viola las leyes comerciales. En la actualidad, con el desarrollo de los mercados en internet, los sistemas de reputación cobran cada vez más importancia como una herramienta que facilita las transacciones entre sujetos desconocidos. En ese sentido, la existencia de estos mecanismos y su mejora puede marcar la diferencia en la satisfacción de los clientes y el ingreso de las firmas que ya se han desplazada al mercado on-line.

En entornos de negociación, la preocupación por evitar una mala reputación que afecte futuras transacciones beneficiosas limita los incumplimientos y el oportunismo. En ese sentido, a través de la reputación se pueden alcanzar incluso los mismos resultados que se obtendrían con un compromiso real (Milgrom y Roberts, 1993). Según Smith, cuanto mayor sea el volumen de negocios, mayor será el incentivo para actuar honradamente a fin de proteger la valiosa reputación comercial. De allí que la reputación, definida como la opinión o consideración en que se tiene a alguien o algo, facilite a su poseedor la consecución de acuerdos eficientes en sus actividades diarias.

¿Cómo afecta entonces la reputación las transacciones? Pues bien, la reputación juega dos roles distintos en las interacciones sociales. Por un lado, cumple un rol informacional, brindando datos sobre la conducta de un agente especifico. Esto hace que la incertidumbre en una interacción disminuya y las personas confíen más, pues pueden prever con mayor certeza el actuar del otro. El segundo rol de la reputación es su uso como sanción. Tener la posibilidad de calificar de manera negativa el comportamiento de un agente hace de la reputación un mecanismo ideal para castigar las conductas deshonestas. De allí que quien está siendo medido por la reputación actué de manera más confiable.

Ahora bien, aunque acá se han planteado las ventajas que proporcionan los sistemas de reputación, estos no están carentes de limitaciones como la existencia de un juego final. En ese sentido sería interesante discutir sobre la validez de la confiabilidad de la reputación y como su subjetividad puede generar señales incorrectas en el mercado. ¿Qué tan eficiente puede ser un sistema en el que la confianza está basada únicamente en la reputación? ¿Qué haría más confiable la reputación? Y finalmente, ¿Qué mecanismo podría remplazar la reputación en la construcción de la confianza? Por medio de una simulación en los computadores los invito a jugar para que puedan sacar sus propias conclusiones.

Inversión: Instrucciones

Se asignará una dotación inicial de 1000 puntos a cada participante. Usted debe decidir cuántos puntos de su dotación inicial invierte. En otras palabras, cada uno elegirá una cantidad de puntos entre 0 y 1000. Dado que están organizados por parejas, la rentabilidad depende de la cantidad invertida por los dos participantes. Las ganancias se calcularán de la siguiente manera: Los puntos de cada participante serán su dotación inicial de 1000 puntos, menos los puntos invertidos, más un factor de rentabilidad. Este factor se calcula como la multiplicación de las inversiones dividido en 500.

Reputación: Usted debe calificar a la pareja. Concretamente debe responder: ¿Qué tan satisfecho se siente con la decisión del otro participante? La respuesta estará en una escala de 1 a 5, donde 1 significa poco satisfecho y 5 muy satisfecho. Usted observará la calificación promedio de su pareja.

Referencias

Milgrom, P., & Roberts, J. (1993). Economía, organización y gestión de la empresa (p.729). Barcelona: Ariel Economía.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

Mercado de los limones: ¿Te gustaría jugar?

2503

Luis Alejandro Palacio García

Probablemente alguna vez en la vida hemos sido víctimas del famoso “tumbe”, y por supuesto se siente una enorme frustración y esa sensación de: “me vieron la cara de bobo”. Sin lugar a dudas es una extraña y horrible experiencia, y es aún más amarga cuando la pérdida es alta. Como bien se dice por ahí, desde la economía se puede analizar todo, y este caso no será la excepción, pues este tipo de situación se presenta por varias razones, entre ellas sobresalen los conceptos de asimetría de la información y de selección adversa.

Las asimetrías de información suceden cuando el conocimiento sobre un aspecto importante del bien a intercambiar solo lo tiene una de las partes. Por lo general el vendedor tiene un mayor conocimiento, y el comprador está en desventaja. En el caso del tumbe, es evidente que la parte menos informada es la que está expuesta al engaño porque desconoce que el producto que va adquirir es de mala calidad. Mientras que el vivaracho del vendedor solo piensa en su ganancia, aun sabiendo que lo que vende es de dudosa calidad (y aun así tienen el descaro de decir que son productos “buenísimos”).

¿Por qué puede suceder esto? Pensemos primero en la situación donde las dos partes están bien informadas. La decisión que debe tomar el comprador es aceptar o rechazar las propuestas del vendedor, y siempre aceptará aquellas propuestas que le sean beneficiosas. Si se puede verificar la calidad del producto antes de aceptar, el comprador no puede ser tumbado. Con esto en mente, piense ahora la mejor respuesta del vendedor. Se sabe que debe buscar la mayor diferencia entre el precio y el costo, y esto normalmente se consigue al ofrecer productos de buena calidad a un precio razonable. En resumen, cuando existe información simétrica se espera que los bienes transados mayoritariamente sean de buena calidad, por lo que es posible afirmar que el mercado llevaría a las partes a una asignación de recursos eficiente.

Por el contrario, pensemos en una pequeña diferencia, que el comprador solo pueda observar el precio, pero no esté informado sobre la calidad. ¿Esta variación en el juego cambiará el comportamiento de los participantes? Sin información la decisión del comprador es más compleja porque se enfrenta a una elección bajo incertidumbre. Para ilustrarlo, ahora el comprador debe ser cauto porque a precios altos puede obtener productos de buena calidad, pero también es probable que le vendan algo malo y termine pagando mucho más de lo que lo valora. Ese es el famoso tumbe.

Por desconfianza, el comprador no aceptará productos a precios altos, lo que lleva a que los vendedores de buena calidad prefieran retirar sus productos del mercado. Está lógica muestra que los bienes de buena calidad pueden ser expulsados del mercado. Los vendedores pueden anticipar que las propuestas con precios altos serán rechazadas por los compradores para protegerse de posibles engaños, obligándolos a bajar los precios. Pero, como existen bienes de diferentes calidades, el mecanismo sería una caída en cascada; es decir, es posible tener que los malos expulsen a los no tan malos, estos a su vez expulsen a los no tan buenos, los cuales expulsen a los buenos, y en tal secuencia de eventos terminarán solo transándose bienes de la peor calidad a precios muy bajos.

Este colapso del mercado se conoce como el problema de selección adversa. Una situación en la cual los compradores y los vendedores cuentan con información asimétrica respecto a las transacciones de mercado. Por lo tanto, las operaciones que se realicen podrían estar sesgadas a favor del agente que tenga mejor información. La selección adversa es un problema de oportunismo precontractual: aparece a causa de información privada que tiene el vendedor antes de realizar la transacción, cuando está sopesando los beneficios de la misma.

Un claro ejemplo de esta situación son los zapatos que se venden en los sanandresitos, donde hacen pasar los no originales como si lo fueran. Por lo tanto, si te vuelve a suceder el tumbe no te sientas mal (a menos que hayas perdido miles o millones de pesos, o tu casa o el carro, ahí si deberías sentirte muy mal). Por el contrario, siéntete parte de las estadísticas…y ¡buena suerte a la próxima!

Referencias

Akerlof, G. (1970). The Market for “lemons”: quality, uncertainty and the market mechanism. The Quarterly Journal of Economics, Volume 84, Issue (Aug., 1970), 488-500.

Holt, C., & Sherman, R. (1999). Classroom games: A market for lemons. Journal of Economic Perspectives, 13(1), 205–214.

Palacio, L., Saravia, I., & Vesga, M. (2017). Juegos en el salón de clase: El mercado de los limones. Revista de Economía Institucional, 19(36), 291–311.354

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

Índice de reactividad interpersonal

2502

En las últimas décadas se ha puesto de relieve la importancia de la empatía en la disposición prosocial de las personas y su función inhibidora de la agresividad. En un trabajo de revisión de los estudios sobre el tema, Eisenberg plantea la importancia de la empatía en el desarrollo moral de las personas, entendida como una respuesta emocional que procede de la comprensión del estado o situación de otra persona y es similar a lo que la otra persona está sintiendo. Por lo tanto, la respuesta empática incluye la capacidad para comprender al otro y ponerse en su lugar, a partir de lo que se observa, de la información verbal o de información accesible desde la memoria (toma de perspectiva). Además, la reacción afectiva de compartir su estado emocional, que puede producir tristeza, malestar o ansiedad. La empatía así entendida desempeñaría un papel central en la disposición prosocial de las personas.

En este marco adquiere especial relevancia y utilidad el instrumento de Davis para evaluar la empatía desde esta perspectiva multidimensional que incluye factores cognitivos y emocionales. Se trata de una escala de fácil aplicación, formada por 28 ítems distribuidos en cuatro subescalas que miden cuatro dimensiones del concepto global de empatía: Toma de perspectiva (PT), Fantasía (FS), Preocupación empática (EC) y Malestar personal (PD), con siete ítems cada una de ellas. La característica más destacada de este instrumento es que permite medir tanto el aspecto cognitivo como la reacción emocional del individuo al adoptar una actitud empática, las subescalas PT y FS evalúan los procesos más cognitivos.

La puntuación en Toma de perspectiva indica los intentos espontáneos del sujeto por adoptar la perspectiva del otro ante situaciones reales de la vida cotidiana, es decir, la habilidad para comprender el punto de vista de la otra persona.  La subescala de Fantasía evalúa la tendencia a identificarse con personajes del cine y de la literatura, es decir, la capacidad imaginativa del sujeto para ponerse en situaciones ficticias. Las subescalas de Preocupación empática (EC) y Distrés o malestar personal (PD) miden las reacciones emocionales de las personas ante las experiencias negativas de los otros. En la primera (EC) se miden los sentimientos de compasión, preocupación y cariño ante el malestar de otros (se trata de sentimientos «orientados al otro»), en la segunda (PD) se evalúan los sentimientos de ansiedad y malestar que el sujeto manifiesta al observar las experiencias negativas de los demás (se trata de sentimientos «orientados al yo»).

En las instrucciones del instrumento se le indica al sujeto que debe contestar a una serie de afirmaciones relacionadas con sus pensamientos y sentimientos en una variedad de situaciones, solicitándole la opinión sobre sí mismo. El formato de respuesta es de tipo likert con cinco opciones de respuesta (de 0 a 4), según el grado en que dicha afirmación le describa (No me describe bien, Me describe un poco, Me describe bien, Me describe bastante bien y Me describe muy bien).

Formulario

Las siguientes frases se refieren a vuestros pensamientos y sentimientos en una variedad de situaciones. Para cada cuestión indica cómo te describe eligiendo la puntuación de 1 a 5 (1= no me describe bien; 2= me describe un poco; 3= me describe bastante bien; 4= me describe bien y 5= me describe muy bien). Cuando hayas elegido tu respuesta, marca con una cruz la casilla correspondiente. Lee cada frase cuidadosamente antes de responder. Contesta honestamente. GRACIAS.

  1. Sueño y fantaseo, bastante a menudo, acerca de las cosas que me podrían suceder.
  2. A menudo tengo sentimientos tiernos y de preocupación hacia la gente menos afortunada que yo.
  3. A menudo encuentro difícil ver las cosas desde el punto de vista de otra persona.
  4. A veces no me siento muy preocupado por otras personas cuando tienen problemas.
  5. Verdaderamente me identifico con los sentimientos de los personajes de una novela.
  6. En situaciones de emergencia me siento aprensivo e incómodo.
  7. Soy normalmente objetivo cuando veo una película u obra de teatro y no me involucro completamente.
  8. Intento tener en cuenta cada una de las partes (opiniones) en un conflicto antes de tomar una decisión.
  9. Cuando veo que a alguien se le toma el pelo tiendo a protegerlo.
  10. Normalmente siento desesperanza cuando estoy en medio de una situación muy emotiva.
  11. A menudo intento comprender mejor a mis amigos imaginándome cómo ven ellos las cosas (poniéndome en su lugar).
  12. Resulta raro para mí implicarme completamente en un buen libro o película.
  13. Cuando veo a alguien herido tiendo a permanecer calmado.
  14. Las desgracias de otros normalmente no me molestan mucho.
  15. Si estoy seguro que tengo la razón en algo no pierdo tiempo escuchando los argumentos de los demás.
  16. Después de ver una obra de teatro o cine me he sentido como si fuera uno de los personajes.
  17. Cuando estoy en una situación emocionalmente tensa me asusto.
  18. Cuando veo a alguien que está siendo tratado injustamente a veces no siento ninguna compasión por él.
  19. Normalmente soy bastante eficaz al ocuparme de emergencias.
  20. A menudo estoy bastante afectado emocionalmente por cosas que veo que ocurren.
  21. Pienso que hay dos partes para cada cuestión e intento tener en cuenta ambas partes.
  22. Me describiría como una persona bastante sensible.
  23. Cuando veo una buena película puedo muy fácilmente situarme en el lugar del protagonista.
  24. Tiendo a perder el control durante las emergencias.
  25. Cuando estoy disgustado con alguien normalmente intento ponerme en su lugar por un momento.
  26. Cuando estoy leyendo una historia interesante o una novela imagino cómo me sentiría si los acontecimientos de la historia me sucedieran a mí.
  27. Cuando veo a alguien que necesita urgentemente ayuda en una emergencia me derrumbo.
  28. Antes de criticar a alguien intento imaginar cómo me sentiría si estuviera en su lugar

Normas de corrección

Escalas ítems

Toma de perspectiva PT -3, 8, 11, -15, 21, 25 y 28

Fantasía FS 1, 5, -7, -12, 16, 23 y 26

Preocupación empática EC 2, -4, 9, -14, -18, 20 y 22

Malestar personal PD 6, 10, -13, 17, -19, 24 y 27

La puntuación de cada escala se obtiene sumando las respuestas dadas por el sujeto en cada uno de los ítems que conforman dicha escala, siendo la puntuación para los ítems positivos: 1-2-3-4-5; y para los negativos: 5-4-3-2-1.

Nota. Este texto fue tomado de: Mestre, V., Frias, M., & Samper, P. (2004). La medida de la empatía: Análisis del Interpersonal Reactivity Index. Psicotherma, 16(2), 225–260.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

¿Qué pensar de Uber?

2501

La sola mención de Uber produce apasionados debates. ¿Qué puede aportar el economista sobre ese fenómeno? Me limitaré a unas cuantas reflexiones.

En primer lugar, estemos a favor o en contra de UBER, no podemos negar la existencia de un progreso tecnológico asociado a esta aplicación. Y no se trata de un progreso extraordinario, lo que demuestra hasta qué punto la falta de competencia puede ser dañina para la innovación. ¿Cuáles son las innovaciones que ha aportado Uber? El pago automático a través de una tarjeta registrada de antemano, lo que permite no perder tiempo en pagar cuando se llega a destino; la calificación de los conductores y los clientes; el que no sea necesario llamar y esperar la respuesta de la operadora o del operador; la geolocalización, que permite seguir el itinerario del taxi antes y durante la carrera, y tener una estimación fiable del tiempo de espera; y, finalmente, y de un modo inesperado, una tarificación especial en horas punta, reflejo de la escasez de vehículos. Unas “innovaciones” casi triviales en las que, sin embargo, no había pensado o no habían querido adoptar ninguna compañía de taxis.

La más controvertida de esas innovaciones es la tarificación en horas punta; y, aunque es posible imaginar la posibilidad de abusos, esa tarificación en su conjunto está bien. De hecho, la pionera mundial en tarificación en función de horas punta-horas valle no fue otra que la compañía eléctrica francesa EDF con sus tarifas azul-blanca-roja (hoy Tempo) concebidas en 1949 por un joven ingeniero y futuro presidente de la empresa: Marcel Boiteux. Esa idea se aplica hoy a los billetes de avión y de tren, a las habitaciones de hotel o a las estaciones de esquí. Permite ocupar las habitaciones o los asientos vacíos a precios bajos en periodos de poca afluencia sin poner en peligro el equilibrio financiero de la empresa. Volviendo al transporte con conductor, en caso de escasez por horas punta, en lugar de dejar a los usuarios esperar un vehículo indefinidamente, los que pueden volver a pie o en metro, o compartir coche con amigos, optan por esas soluciones, mientras que los que no tienen otra alternativa pueden disponer de un vehículo.

Segundo, cualquier cambio tecnológico choca con las empresas ya establecidas, que no ven con buenos ojos su llegada. Defender los intereses adquiridos no es una buena guía de la política pública. En el caso particular que nos ocupa, el statu quo es muy poco satisfactorio. Los taxis son caros y escasos. Y se han sacrificado muchos empleos, incluidos los de la población menos favorecida. Es interesante señalar que France Uber permite a muchos jóvenes procedentes de la migración tener un empleo en un país en el que las instituciones del mercado laboral no les son especialmente favorables.

Tercero, se han expuesto dos argumentos en favor de los taxis. El primero es la igualdad ante la competencia; es un argumento crucial. Hay que mirar si, a igual actividad, un taxi clásico y un taxi Uber pagan la misma suma en cargas sociales y en impuestos. Lo primero que habría que haber hecho cuando se produjo el conflicto de junio de 2015 en Francia era examinar las cifras y haberse asegurado de que no había distorsión de la competencia. Es este un debate, basado únicamente en hechos, que podría haberse desarrollado con total serenidad.

El segundo argumento es el resultado de una grave metedura de pata de los poderes públicos en el pasado: conceder, a los particulares y gratuitamente, unas licencias de taxis de gran valor debido a su escasez y, después, cerrar los ojos ante su reventa. El Estado tiene una gran parte de responsabilidad en la situación actual. Algunos taxistas independientes han pagado su licencia a un precio muy elevado y ahora ven cómo la entrada de la competencia hace que se evapore una parte de su futura pensión. Eso plantea el problema de la compensación. En Dublín, el número de taxis se ha multiplicado por dos y, a modo de compensación parcial, las nuevas licencias se concedieron a los que ya poseían una. Era una buena política…, hasta la aparición del progreso tecnológico que representan las plataformas Uber o Lyft.

Nota. Este texto fue tomado de: Tirole, J. (2017). La economía del bien común. Taurus.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

El mercado de los limones: Una breve explicación

2500

Luis Alejandro Palacio García

Transar, negociar y llegar a acuerdos hace parte de muchas situaciones cotidianas. Dentro de esta interacción, los individuos se enfrentan a fallos en la información que generan ineficiencias. En otras palabras, debido a las imperfecciones en la información, los agentes económicos intentarán tomar ventaja cuando están mejor informados, pero el resultado final es que muchas transacciones mutuamente beneficiosas no se llevarán a cabo. Esta idea fue originalmente expuesta por Akerlof (1970), haciendo célebre entre los economistas “el mercado de los limones” como un caso representativo del problema de la selección adversa. Este modelo es presentado en algunos cursos introductorios e intermedios de microeconomía, tales como organización industrial, regulación, teoría de la firma, análisis económico del derecho, teoría de juegos y economía experimental.

La existencia de bienes de diferentes grados plantea importantes e interesantes problemas para la teoría de los mercados. Por un lado, la interacción de diferencias en la calidad y la incertidumbre podrían explicar importantes instituciones del mercado laboral. Por otro lado, esto puede ayudar a entender por qué son difíciles los negocios en los países en desarrollo, dada por los determinantes de los costos económicos de la deshonestidad. Adicionalmente, la teoría incluye comentarios de la estructura de los mercados de dinero, en la noción de credibilidad, en la liquidez de los bienes durables, y en marcas de fábricas de bienes.

Hay muchos mercados en los cuales los compradores hacen uso de algunas estadísticas de mercado para calificar la calidad de las posibles compras. En este caso hay incentivos para que los vendedores ofrezcan mercancías de mala calidad, ya que los rendimientos de buena calidad son acumulados principalmente por todo el grupo cuyas estadísticas se ven afectadas y no a los vendedores individuales. Como resultado, hay una tendencia hacia la reducción en el promedio de la calidad de los bienes y también en el tamaño del mercado. Esto podría ser también percibido porque en estos mercados los retornos sociales y privados difieren, y por lo tanto, en algunos casos la intervención gubernamental puede incrementar el bienestar de todas las partes.

El mercado automotriz es usado como un ejercicio para ilustrar y desarrollar estos pensamientos. Hay que enfatizar que este mercado es elegido por su concreción y una facilidad en la comprensión más que por su importancia o realismo. El ejemplo de los carros usados captura la esencia del problema. De tanto en tanto uno escucha comentarios, ya sea de mención o sorpresa, sobre la amplia diferencia de precios entre carros nuevos y aquellos que acaban de salir de la sala de exposición. La justificación común para este fenómeno es la pura satisfacción de un carro propio “nuevo”.

Nosotros ofrecemos una explicación diferente. Suponga que hay solamente cuatro tipos de carros. Hay carros nuevos y carros usados. Hay carros buenos y carros malos (los segundos son conocidos en América como “limones”). Un carro nuevo puede ser un buen carro o un limón, y por supuesto esto aplica a los carros usados. Después de ser dueño de un carro especifico por un periodo de tiempo, el dueño del vehículo puede formar una nueva idea de la calidad de la máquina. Esto implica que existe una asimetría en la información disponible: para los vendedores el conocimiento sobre la calidad de un carro es mayor que el conocimiento que tienen los compradores.

Pero los carros buenos y malos deben ser vendidos al mismo precio, debido a que es imposible para un comprador saber la diferencia entre un carro bueno y uno malo. Es evidente que un carro usado no puede ser valorado igual que un carro nuevo. Si no tienen la misma valoración, podría ser claramente ventajoso negociar un limón al precio de un carro nuevo, y comprar otro automóvil nuevo, con una alta probabilidad de ser bueno. Entonces el dueño de una maquina buena deberá asegurarla. No solamente es cierto que él no recibirá el valor real de su carro, puede incluso no obtener el valor esperado de un nuevo vehículo.

Por lo tanto, la mayoría de carros negociados van a ser “limones”, y los buenos carros podrían no ser negociados en su mayoría. Los carros de mala calidad expulsan a los de mejor calidad porque son vendidos al mismo precio que los carros nuevos. Pero los carros malos se venden al mismo precio de los buenos ya que es imposible para los compradores notar la diferencia entre uno bueno y uno malo; solo el vendedor lo sabe.

En resumen, está lógica permite observar que los buenos carros pueden ser expulsados del mercado por los limones. Pero en los casos con bienes de diferentes grados, incluso las peores patologías pueden existir. Es decir, es posible tener que los malos expulsen a los no tan malos, estos a su vez expulsen a los no tan buenos, los cuales expulsen a los buenos, y en tal secuencia de eventos terminará no existiendo el mercado del todo. Por medio de una simulación en los computadores los invito a jugar para que puedan sacar sus propias conclusiones.

El mercado de los limones: Instrucciones

Existen dos tipos de jugadores: vendedores y compradores. El vendedor le ofrecerá al comprador un producto que puede ser de diferentes calidades, ordenadas desde la menor calidad (1) hasta la mejor calidad (5). El costo de producción del vendedor y el valor que le da el comprador al bien dependen de la calidad, como se puede ver en la tabla.

Calidad 1 2 3 4 5
Costo 100 200 300 400 500
Valor 200 400 600 800 1000

El vendedor deberá realizar una propuesta al comprador. Para esto determinará la calidad del producto y fijará un precio de venta. Por su parte, el comprador observará el precio y la calidad propuesta por el vendedor y decidirá si desea o no comprar el bien.

Las ganancias se calcularán de la siguiente manera: Si el comprador decide comprar, los puntos del vendedor se calcularán como el precio menos el costo. Los puntos del comprador se calcularán como el valor menos el precio. Si el comprador decide no comprar, los dos participantes obtendrán cero puntos.

Asimetría de información: La calidad elegida por el vendedor no será observada por el comprador.

Referencias

Akerlof, G. (1970). The Market for “lemons”: quality, uncertainty and the market mechanism. The Quarterly Journal of Economics, Volume 84, Issue (Aug., 1970), 488-500.

Holt, C., & Sherman, R. (1999). Classroom games: A market for lemons. Journal of Economic Perspectives, 13(1), 205–214.

Palacio, L., Saravia, I., & Vesga, M. (2017). Juegos en el salón de clase: El mercado de los limones. Revista de Economía Institucional, 19(36), 291–311.354
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante

 

El mercado de los limones: Guía para el estudiante

2499

Luis Alejandro Palacio García

Resumen: Adaptando el protocolo propuesto por Holt & Sherman (1999), este juego permite analizar, entender y discutir hasta qué punto los bienes de buena calidad pueden ser expulsados del mercado por los bienes de calidad inferior (limones), generando una asignación de recursos ineficiente. Las preguntas de investigación son: ¿Los vendedores están dispuestos a ofrecer bienes de mala calidad a precios altos? ¿Se ofrecerán únicamente productos de mala calidad cuando el comprador no puede observarla? Se espera que los bienes de buena calidad sean expulsados del mercado por los “limones”. Los vendedores pueden anticipar que las propuestas con precios altos serán rechazadas por los compradores para protegerse de posibles engaños, obligándolos a bajar los precios. Pero, como existen bienes de diferentes calidades, el mecanismo sería una caída en cascada.

Conceptos claves: Selección adversa y colapso del mercado

Instrucciones: Existen dos tipos de jugadores: vendedores y compradores. El vendedor le ofrecerá al comprador un producto que puede ser de diferentes calidades, ordenadas desde la menor calidad (1) hasta la mejor calidad (5). El costo de producción del vendedor y el valor que le da el comprador al bien dependen de la calidad, como se puede ver en la tabla.

Calidad 1 2 3 4 5
Costo 100 200 300 400 500
Valor 200 400 600 800 1000

El vendedor deberá realizar una propuesta al comprador. Para esto determinará la calidad del producto y fijará un precio de venta. Por su parte, el comprador observará el precio y la calidad propuesta por el vendedor y decidirá si desea o no comprar el bien.

Las ganancias se calcularán de la siguiente manera: Si el comprador decide comprar, los puntos del vendedor se calcularán como el precio menos el costo. Los puntos del comprador se calcularán como el valor menos el precio. Si el comprador decide no comprar, los dos participantes obtendrán cero puntos.

Asimetría de información: La calidad elegida por el vendedor no será observada por el comprador.

Preguntas orientadoras: ¿Se transarán bienes de buena calidad cuando no existen asimetrías de información? ¿Los vendedores están dispuestos a ofrecer bienes de mala calidad a precios altos? ¿Se ofrecerán únicamente productos de mala calidad cuando el comprador no puede observarla? ¿El mercado deja de ser un mecanismo de asignación de recurso eficiente?

Dilema social.  ¿La tecnología potencia la información en materia de velocidad, cantidad y alcance de la misma? ¿Estar mejor informado otorga poder de negociación?  ¿Las personas mejor informadas pueden tomar ventaja para engañar? ¿El comprador debe ser cauto, pues un precio alto no garantiza que el producto sea de buena calidad? ¿Es indispensable recabar información antes de hacer una transacción para no salir perjudicados?

Situación problemática 1. “Para ejemplificar esta situación Akerlof propone -en “The market for lemons”- un modelo que describe el mercado de automóviles de segunda mano. En él expone que mientras el vendedor de un automóvil conoce perfectamente la calidad del mismo, el comprador sólo tiene el precio de venta como única fuente de información. El problema reside en que los propietarios de vehículos defectuosos intentarán hacer pasar sus cacharros por autos de alta calidad. La incapacidad para diferenciar los distintos tipos de autos lleva a que los compradores reduzcan su disposición a pagar por un vehículo y, como consecuencia, su precio de reserva resultará ser inferior al precio de mercado. Esta coyuntura obliga a los vendedores a retirar del mercado los autos de alta calidad y dejar únicamente cacharros. Sabiendo esto, los compradores no querrán adquirir ningún vehículo que se ofrezca.

Como se ve, la selección adversa lleva a que se reduzca significativamente el número de transacciones realizadas y, en caso extremo, a que el mercado mismo desaparezca. En su investigación Akerlof descubrió que los problemas de información existentes en el mercado de autos usados podían estar presentes, hasta cierto punto, en todos los mercados. En algunos, la existencia de información asimétrica podría resolverse de una manera relativamente sencilla, mediante la repetición de las ventas y la reputación. Sin embargo, en otros mercados (como el de seguros, el crediticio o el mercado de trabajo) el problema de la información asimétrica entre compradores y vendedores generaba fallos de mercado que demandaban mecanismos de solución un tanto más ingeniosos (como la estrategia de cribado o la señalización, desarrollados posteriormente por Stiglitz y Spence, respectivamente).”

https://racionalidadltda.wordpress.com/2013/09/20/george-akerlof-el-padre-de-la-economia-de-la-informacion/

Situación problemática 2. “LinkedIn ha tenido en cuenta este fenómeno para construir su negocio.  Al conectarse con colegas, conocidos y profesionales valiosos, se pueden conectar puntos para saber con qué tipo de personas te llevas y en qué tipo de proyectos pueden colaborar. Más aún, durante un proceso para conseguir trabajo, es común que los empleadores examinen tus redes sociales más a detalle, tratando de descubrir qué tipo de persona realmente eres, tu forma de trabajar, así como tus relaciones interpersonales y habilidades profesionales.

Mención aparte merece Amazon, recién estrenada en México, la cual usa el concepto de asimetría en la información para obtener datos de forma dinámica, así como para atraer clientes.  En el primer caso, cuando una persona busca un producto, Amazon no solo sabe qué producto busca el cliente, sino también se entera que si no lo compran es porque probablemente lo encontraron más barato o conveniente en otro lugar.  Para este tipo de clientes han facilitado módulos para comparar costos, por lo que ahora dejan en manos de los usuarios -y no los trabajadores- el aspecto de la comparación de precios, lo cual les ahorra mucho dinero.”

https://www.weforum.org/es/agenda/2016/02/la-asimetria-de-la-informacion-puede-ayudar-en-tu-negocio/

Video Corto: ¿Qué es Bitcoin y cómo funciona? La tecnología de Bitcoin está en esa lista de las cosas que prometen transformar el mundo por completo. En este video explicamos cómo funciona esa tecnología.

Documental: Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?

La corporación (The Corporation), titulado en España Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?, es un documental canadiense del 2003 que en tres entregas describe a la corporación multinacional moderna que hace 150 años no poseía poder. A partir de la constatación de que las empresas modernas, amparadas por el estatus de personas jurídicas, han ido adquiriendo derechos propios de los seres humanos personas físicas, el documental analiza la conducta social de las empresas a través de diversos ejemplos, y utilizando los criterios psiquiátricos con los que un psiquiatra evaluaría la conducta y la salud mental de un individuo cualquiera.

Mociones para el debate.

  1. El mercado facilita que las personas encuentren los bienes que buscan a los precios correctos.
  2. Los vendedores están dispuestos a ofrecer bienes de mala calidad a precios altos.
  3. La tecnología potencia la información en materia de velocidad, cantidad y alcance de la misma, mejorando nuestra vida.
  4. Es posible y beneficioso para una o ambas partes obtener una ventaja en la negociación invirtiendo en información sobre la calidad del bien.
  5. Las personas mejor informadas pueden tomar ventaja para engañar.
  6. Los propietarios de vehículos defectuosos desean hacer pasar sus cacharros por autos de alta calidad.
  7. La reputación en línea afecta si una persona usa un hotel o no, ve una película u otra, lee tal o cuál libro, o va a un restaurante u otro, cada día con mayores implicaciones.
  8. Si la calidad de un producto no puede ser observada por los compradores, entonces los vendedores estarían tentados a actuar de forma oportunista.
  9. Los jóvenes tienen muy difícil distinguir si realizan una buena inversión al inscribirse en la universidad, pues no pueden saber qué tipo de educación van a recibir.
  10. La tecnología aumentará el escrutinio sobre el gobierno, identificará patrones de corrupción y aumentará la transparencia de la gestión de recursos públicos.

Referencias

Akerlof, G. (1970). The Market for “lemons”: quality, uncertainty and the market mechanism. The Quarterly Journal of Economics, Volume 84, Issue (Aug., 1970), 488-500.

Holt, C., & Sherman, R. (1999). Classroom games: A market for lemons. Journal of Economic Perspectives, 13(1), 205–214.

Palacio, L., Saravia, I., & Vesga, M. (2017). Juegos en el salón de clase: El mercado de los limones. Revista de Economía Institucional, 19(36), 291–311.354
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2468. Seminario de teoría de juegos. Juegos de negociación 2018 I

2469. Mercados prohibidos: Instrucciones

2475. Mercados prohibidos: Guía para el estudiante