Juegos de negociación 2017 I

2389

Semillero EMAR

Mercados prohibidos

Marzo 22 de 2017

Luis Alejandro Palacio García

Daniel Felipe Parra Carreño

Carol Fique

Este trabajo tiene como objetivo diseñar un protocolo experimental que permita analizar los efectos de la intervención del gobierno cuando prohíbe una transacción de mercado. La pregunta de investigación es: ¿Cómo afecta la prohibición de una transacción las decisiones de los compradores y los vendedores? Se muestra cómo la prohibición por parte del gobierno de una transacción mutuamente beneficiosa lleva a los vendedores a aumentar el precio de mercado, disminuyendo el bienestar de los implicados.

Buscadores de rentas

Mar 24 de 2017

Luis Alejandro Palacio García

Bryan Snehider Díaz

Álvaro Javier Vargas Villamizar

Este trabajo tiene como objetivo diseñar un protocolo experimental que permita analizar la pérdida de recursos asociada a la competencia por alcanzar un premio, bajo dos mecanismos, subasta y lotería. La pregunta de investigación es: ¿Cómo afecta el mecanismo de asignación del ganador del premio la pérdida social de recursos? Se muestra como los jugadores compiten invirtiendo recursos por ganar un único premio. Todos los recursos invertidos en la competencia son una pérdida social, que incluso puede superar el valor del premio.

Confianza

Mayo 3 de 2017

Luis Alejandro Palacio García

Laura Milena Prada Medina

Este trabajo tiene como objetivo diseñar un protocolo experimental que permita analizar cómo afecta una etiqueta de grupo la confianza y la reciprocidad en los que comparten la misma característica y los que no. En particular, los participantes auto reportarán si son hombre o mujer para ver si esta información sobre la pareja afecta las decisiones. La pregunta de investigación es: ¿Cómo afecta la confianza y la reciprocidad el hecho de conocer si la pareja es hombre o mujer? ¿El comportamiento de hombres y mujeres es diferente, o cambia en función de si estoy interactuando con alguien igual o diferente? Para evocar una mayor identificación con el grupo, en todos los periodos se informará los puntos promedio que han ganado los hombres y las mujeres. Se espera que la información sobre la pareja aumente la confianza y la reciprocidad entre los iguales, dado que el sentimiento de pertenencia se refuerza por la comparación del desempeño promedio.

Inversión

Mayo 5 de 2017

Luis Alejandro Palacio García

Laura Milena Prada Medina

Este trabajo tiene como objetivo diseñar un protocolo experimental que permita analizar el efecto de la reputación sobre una decisión de inversión en un juego de coordinación por parejas. En particular, los participantes deben decidir cuánto de su dotación inicial invertir, con un factor de rentabilidad que está en función de la multiplicación de las inversiones. La pregunta de investigación es: ¿Cómo afecta la reputación las decisiones de inversión que requieren de coordinación? Este juego está diseñado para que existan dos equilibrios en los casos extremos, donde no se invierte nada y donde se invierte todo, este último Pareto superior. El problema radica en que invertir es una decisión que implica un riesgo asociado a la coordinación tácita. Se espera que los participantes utilicen el mecanismo de calificación para señalizar a los participantes que invierten, y castigar a los que no, mejorando la coordinación y por la tanto la eficiencia.

Conflicto 2×2

Junio 6 de 2017

Luis Alejandro Palacio García

Ismael Estrada Cañas

Carolina Andrea Estévez Fiallo

Este trabajo tiene como objetivo diseñar un protocolo experimental que permita analizar, entender y discutir el efecto del nivel de conflicto y los mensajes vinculantes sobre la decisión de cooperar en juegos 2×2. El juego propuesto es un modelo que captura diferentes niveles de conflicto, desde la situación donde es una estrategia dominante cooperar, hasta el extremo opuesto donde es dominante ser agresivo. Las preguntas de investigación son: ¿Los participantes están más dispuestos a cooperar dependiendo del nivel de conflicto al que se enfrenten? ¿El hecho de jugar de forma secuencial lleva a cooperar más que cuando se juega simultáneamente? Se espera que el nivel de conflicto afecte la decisión de cooperar. Entre mayor sea el conflicto, mayores incentivos tienen los participantes para actuar agresivamente. Con respecto al comportamiento del líder o del seguidor, no se espera cambios significativos con respecto al juego simultáneo.

Señales

Junio 9 de 2017

Luis Alejandro Palacio García

Ismael Estrada Cañas

Bryan Snehider Díaz

Este trabajo tiene como objetivo diseñar un protocolo experimental que permita analizar hasta qué punto los bienes de buena calidad pueden ser expulsados del mercado cuando los vendedores no logran transmitir de forma creíble su información privada. Las preguntas de investigación son: ¿Los vendedores están dispuestos a invertir recursos para comunicar la calidad del bien a transar? ¿El mecanismo de señales permite solucionar el problema de selección adversa? Se espera que en ausencia de compromiso los participantes tengan incentivos a mentir, lo que lleva al colapso del mercado. En cambio, cuando se puede invertir recursos para comunicar la verdadera calidad, las señales vinculantes ayudan a alcanzar un equilibrio socialmente deseable.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1363. Juegos de negociación: Aspectos metodológicos

1523. Aprobado el proyecto “Juegos de negociación: Una aplicación de la economía experimental en el aula”

2042. Juegos de negociación: Una estrategia pedagógica

El presente y el futuro de la empresa

2388

Hacia el final de este siglo, como lo hicieron a lo largo de los 200 años anterio­res, las organizaciones de negocios continúan evolucionando a medida que las empresas se adaptan a los nuevos retos y a las nuevas oportunidades. En particular, la combinación del fuerte ritmo del cambio tecnológico con la creciente caída de las barreras al comercio internacional ha creado nuevas oportunidades estratégicas y organizativas a las que muchas empresas han respondido de manera creativa. Estas respuestas, a su vez, han alenta­do la difusión y el mayor desarrollo de las nuevas tecnologías, y han contribuido a la reducción de las barreras internacionales.      

Las economías de escala son sólo una de las vías por las que la tecnología afecta a la organización. Otro ejemplo moderno son los costes decrecientes de las telecomunicaciones y los sistemas de transporte aéreo urgente de mercancías, que han reducido para muchas empresas la necesidad de mantener grandes existencias de productos acabados en tiendas locales o en almacenes cercanos al cliente. Estas empresas se empeñan ahora en recoger y procesar con rapidez la información sobre la demanda de sus productos, ajustando la producción para satisfacerla, y enviando los productos para que lleguen justo cuan­do son necesarios.

Otro cambio introducido a finales del siglo XX es el uso creciente de tecnologías de fabricación flexibles, que permiten que el mismo equipo sea usado para hacer eficientemente una variedad de productos diferentes. Las operaciones flexibles exigen políticas y procedimientos organizativos muy di­ferentes a los que tradicionalmente se han usado en la industria. Por ejemplo, los proce­dimientos tradicionales para contabilizar los costes, diseñados e implementados en una era de sistemas de producción masiva en los que para cada producto se usaban herramientas y maquinarias especializadas y los costes del tiempo de mano de obra empleado eran el factor controlable más importante en los costes de fabricación, se han revelado menos úti­les para suministrar la información necesaria para las decisiones sobre los productos fabricados con estos nuevos métodos.

Cuando las máquinas son utilizadas para múltiples usos, el sistema contable debe proveer información para decidir entre esos usos posibles. Algunas empresas, tales como Hewlett Packard, han sido pioneras en la implementación de sistemas que permiten una evaluación más exacta de los costes marginales de fabricación de cada producto: por ejemplo, diseñando dispositivos para registrar el tiempo de uti­lización de cada máquina en el proceso de fabricación y calculando el coste de cada producto de acuerdo con ello. Esta información sobre los costes no sólo facilita las decisio­nes acerca de los precios, sino que también ayuda a diseñar productos que puedan ser fabricados a bajo coste y a crear medidas significativas para evaluar el desempeño de los gerentes de fábrica.

Los equipos de producción flexibles también alientan los frecuentes cambios de productos, lo que cambia las exigencias planteadas a los ingenieros, comerciales, suministradores y al personal de la planta de montaje. Por ejemplo, el frecuente cambio de pro­ductos ha forzado una reorganización de las funciones de ingeniería y diseño de produc­tos en las empresas. En la producción en masa tradicional, los diseñadores de productos estaban apartados de las operaciones reales de la fábrica; el producto era diseñado, el di­seño pasaba entonces a los ingenieros que ideaban cómo hacerlo físicamente posible, y de éstos a los ingenieros de producción que ideaban el modo de fabricarlo económicamente en grandes cantidades.

Este enfoque secuencial causaba pocos problemas porque siempre se usaría una nueva planta, o al menos un nuevo equipo, para fabricar un nuevo produc­to. Con más variedad y cambios de productos más frecuentes, los modernos ingenieros de diseño necesitan saber más sobre los costes y las capacidades de los equipos existentes y sobre qué diseños pueden ser llevados más rápidamente a la línea de producción.

Por esta razón, las empresas están reemplazando el esquema secuencial tradicional de especialistas separados por equipos de diseñadores, ingenieros de productos y expertos en fabricación para que, trabajando conjuntamente, desarrollen productos que puedan ser hechos adecua­da y eficientemente. Este esquema está al mismo tiempo apoyado en otro desarrollo téc­nico: la introducción de programas de diseño y fabricación por ordenador (CAD-CAM) y de los ordenadores necesarios para su utilización. El uso de estas tecnologías es complementario al frecuente cambio de productos porque reduce los costes de diseño y facilita la implementación de los nuevos diseños para que sean producidos de forma rápida y barata.

Estos cambios tecnológicamente inducidos afectan también a los puestos y a las carreras profesionales. Muchos ingenieros son ahora frecuentemente cambiados de puesto para crearles un conocimiento más profundo de las capacidades y necesidades de las diferentes partes que componen una empresa. Los mismos cambios afectan a los trabajado­res de producción, de quienes se espera que dominen una variedad de especialidades y que estén dispuestos a cambiar de tareas con frecuencia; no es raro que estos trabajado­res trabajen en equipos y que se les pague por las especialidades que han llegado a do­minar más que por el trabajo particular que estén haciendo.

Es la gama de conocimientos y especialidades que tengan sus trabajadores lo que determina, más que cualquier otro fac­tor, la rapidez con que una empresa pueda arreglar las dificultades de hacer un nuevo pro­ducto y la facilidad con que pueda introducir nuevas tecnologías y métodos perfecciona­dos. Las empresas progresistas, reconociendo estos hechos, se están moviendo en la di­rección de confiar a sus trabajadores mayores responsabilidades y concederles una mayor discreción en sus áreas, permitiéndoles hacer un mejor uso del especial conocimiento lo­cal que sólo ellos poseen.

En los sectores en los que el ritmo de cambio de los productos es rápido, el mer­cado de un producto individual ya no es el objetivo adecuado en la adopción de decisiones estratégicas. En su lugar, la gerencia debe anticiparse a las necesidades de sus clien­tes e invertir en la construcción de las capacidades de la empresa para satisfacerlas. La adopción de este nuevo enfoque supone cambios de largo alcance. Las empresas de estos sectores desarrollan sistemas para mantener una comunicación eficaz y fluida con sus clien­tes, para conocer sus planes y sus necesidades y exigencias.

Desarrollan la capacidad de diseñar y fabricar nuevos productos rápidamente y forman a sus trabajadores para que es­tén multiespecializados y los recompensan por ello. Trabajan en coordinación con los suministradores y los distribuidores para asegurar la coherencia de los planes y las acciones frente a las circunstancias cambiantes. Pueden también establecer alianzas con otras em­presas para conseguir un rápido acceso a las capacidades de las que carecen. Todos estos cambios son promovidos por las tecnologías de diseño y fabricación modernas, y todos incrementan la velocidad de los cambios de productos y la demanda de perfeccionamientos de esas tecnologías.

Aunque la industria ofrece los ejemplos más impactantes de cambios tecnológicos y organizativos complementarios, éstos también están presentes en el sector de servicios. Los servicios financieros presentan un caso particularmente interesante. La comunicación de datos fácil y rápida produce un vínculo cada vez más estrecho entre los mercados financieros de todo el mundo. Los inversores y los gerentes financieros de las sociedades norteamericanas pueden mantenerse informados del desarrollo de los mercados de valores de Londres y Tokio con la misma facilidad con que lo hacen sobre los de Nueva York y Toronto.

Esto ha creado nuevas oportunidades para las entidades de intermediación en el mercado de valores, incitándolas a expandirse y reorganizarse para estar en condiciones de buscar fondos y oportunidades de inversión para sus clientes locales a escala mundial. Los cambios técnicos y los nuevos servicios ofrecidos por los intermediarios financieros y de Bolsa favorecen que los inversores y los tomadores de préstamos adopten un enfoque global en sus decisiones financieras. Ello incrementa aún más el flujo de información, la demanda de comunicaciones globales y los cambios que ocurren en los mercados y en las entidades mediadoras en el mercado de valores.

Nota: Esta columna es un resumen de las ideas expuestas en: Milgrom, P., & Roberts, J. (1993). Economía, organización y gestión de la empresa (p.729). Barcelona: Ariel Economía. Capítulo 17: la evolución de los sistemas económicos y las empresas.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

23. Coordinación y motivación

27. Límites del enfoque de los costos de transacción

31. La construcción de modelos de la motivación y el comportamiento humano

XIII Simposio Nacional de Microeconomía

2387

La Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia está organizando el XIII Simposio Nacional de Microeconomía, a realizarse los días 2 y 3 de octubre del presente año en las instalaciones de la Universidad Externado de Colombia. El Simposio es un espacio de divulgación de investigaciones desarrolladas en universidades y centros de investigación de todo el país. En esta ocasión los temas centrales del evento serán economía del crimen, mercados ilegales, conflicto armado y corrupción.

Lo invitamos a que se inscriba como participante o asistente a través de nuestra página inscripciones en el link Formulario de inscripciones al final.

https://www.uexternado.edu.co/economia/inscripciones/

De igual forma, lo invitamos a Usted y a los miembros de su institución a postular trabajos de investigación que hagan uso de herramientas microeconómicas, particularmente:

-Organización industrial

-Teoría de juegos

-Economía política

-Economía experimental y economía del comportamiento

-Microeconometría

Las ponencias serán revisadas por un comité científico compuesto por Jorge Gallego (Universidad del Rosario), Francesco Bogliacino (Universidad Nacional de Colombia), Oscar Valencia (Banco de la República), Luis Eduardo Sandoval (Universidad Militar Nueva Granada), Raul Castro (Universidad de los Andes), Yuri Gorbaneff (Universidad Javeriana), Mauricio Rubio, Jorge Iván Gonzalez, Juan Pablo Herrera, Ana Teresa Aldana, Isidro Hernández, Humberto Bernal y David Ortiz (Universidad Externado de Colombia).

Por favor tenga en cuenta las siguientes fechas:

-Recepción de títulos y resúmenes de ponencias: hasta el 10 de julio 2017.

-Envío de ponencias: hasta el 4 de agosto de 2017.

-Notificación de ponencias aceptadas: semana del 4 de septiembre de 2017.

-Simposio: 2 y 3 de octubre de 2017.

Para mayor información lo invito a visitar nuestra página web o diríjase al correo electrónico simpomicroeconomia@uexternado.edu.co. Agradeciendo su atención y divulgación de la presente invitación,

https://www.uexternado.edu.co/economia/historia/

Luz Mary Huérfano

Organizadora,

XIII Simposio Nacional de Microeconomía,

Facultad de Economía,

Universidad Externado de Colombia.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

756. La Escuela de Economía UIS presente en el X Simposio de Microeconomía

1441. El grupo EMAR presenta en el XI Simposio de Microeconomía

2152. El Grupo EMAR, la Maestría en Economía y Desarrollo, y el programa de Economía UIS presentes en el VII Simposio de Estudios del Trabajo

Debate. Revisión de literatura

2386

Lukas Francisco Muñoz Rueda

La antigua Roma fue quizá el imperio que más impacto ha tenido en la creación del mundo occidental como lo conocemos hoy en día. Su legado arquitectónico, artístico y político aún se mantiene vigente a pesar de la cada vez más cambiante realidad del siglo XXI. Sin embargo, su mayor herencia no fueron sus grandes acueductos ni sus impresionantes esculturas, sino su forma de entender y regular las relaciones sociales, pensamientos que fueron recopilados en el más importante libro que el derecho jamás haya conocido: El Digesto de Justiniano (González, 1975). Su incidencia es tal que prácticamente la mayoría de los términos jurídicos, junto con muchas de sus leyes, siguen siendo aplicadas con ligeras variaciones.

Ahora bien, lo anterior es un ejemplo que demuestra cómo la sociedad occidental resulta ser es un proceso de construcción proveniente de varios siglos atrás, que ha tenido como hilo conductor la palabra escrita como forma de transmitir los conocimientos adquiridos de generación en generación. Ya lo decía Pashukanis (1978), cuando se negó a la construcción desde cero de un derecho comunista, alegando que el derecho es sólo uno, el cual es resultado de un proceso evolutivo tanto del lenguaje como de su propia estructura. En ese mismo sentido, pero ya referente a otro campo del conocimiento, el gran Sir Isaac Newton dijo que sus teorías no provenían de la pura imaginación, sino que se debían a que él estaba “a hombros de gigantes” (Hawking, 2002).

Así, parece ser que el desarrollo humano le debe todo al lenguaje (y a su evolución) en su forma escrita y a sus métodos de difusión. El compendio de memorias de nuestros antepasados al alance de la mano, de forma física, tangible, son sin lugar a dudas la mejor guía hacia el futuro que poseen las sociedades en su conjunto. Hay inclusive quienes afirman que, en Suramérica, la poca credibilidad en los procesos comunicativos ha llevado a que “la gente se desentiende de la política y, con ello, de sus derechos y responsabilidades cívicas” (Bonomo, 2010). Sin embargo, es imperativo mencionar que el lenguaje oral es fundamental, ya no como futuro, sino como presente, es decir, respecto a las relaciones con nuestros contemporáneos (Nino 1973). Entonces, la dualidad entre la palabra escrita y la hablada cumplen con la esencial tarea de permitir la comunicación entre individuos, sin importar la época.

Sin embargo, existen distintas formas de comunicarse e interactuar con otros individuos, (diferentes formas de emplear el lenguaje) las cuales se esgrimen dependiendo del contexto y de los objetivos que se esperan alcanzar. Entre estos, el debate se presenta como uno de los métodos más importantes utilizados en los procesos comunicativos. Este se puede definir como “una instancia estructurada de discusión entre dos o más partes, que se enfrentan estando en diferentes posturas respecto a una resolución” (Mamberti). Igualmente, una visión más formal, que la adecúa a unos escenarios específicos lo define como “a formal discussion on a particular matter in a public meeting or legislative assembly, in which opposing arguments are put forward and which usually ends with a vote”. (Hanna 2014).

El debate, tal como lo mencionan los autores, es una discusión entre dos partes, que difieren en ideas. Resulta increíble cómo el buen uso de este método influye de manera contundente en los diferentes procesos que desarrollan las personas. Por ejemplo, tal como lo menciona Antilla-Garza (2015), la enseñanza de una segunda lengua resulta mucho más fácil si se implementen métodos de intensa comunicación como lo es el debate. Igualmente, Elliott (2016) afirma que implementar esta estrategia como método pedagógico en la educación de médicos da como resultado la mejora de los estudiantes en la creación de argumentos de alto impacto, lo que permite la generación de mejores análisis de casos concretos. Igualmente, induce al desarrollo de habilidades comunicativas de alto nivel, así como el trabajo en equipo. Finalmente, se pueden mencionar trabajos como los de Friedrich at. Al (2016) y Zohar (2015) quienes resaltan la correlación existente entre el desarrollo de esta habilidad comunicativa y el liderazgo o, en otras palabras, con la toma de decisiones y la interacción con un grupo de trabajo.

Lastimosamente, a pesar de los muchos artículos que hablan de las ventajas e importancia de este método, resultan ser muy pocos los que proponen una metodología clara y estructurada de la forma como se debe desarrollar y evaluar. Debido a esto, se debe centrar la atención en aquellos documentos que tratan específicamente sobre las formas de negociación, y otros más que abordan el tema desde las redes sociales y la computación. Estos dos tipos de archivos demuestran de una mejor manera la estructura e implementación del debate.

Respecto a los artículos que abordan el tema desde la computación y las redes sociales, se puede mencionar el trabajo de Del Vicario et. al. (2017) quien analiza la parcialidad en redes sociales, específicamente en Facebook, para determinar la existencia de fenómenos conocidos como “echo chamber”. Para demostrar lo anterior, el investigador se basa en estudios relacionados que demuestran la transformación que se produce debido a la exposición a los medios digitales, y cómo esto genera un marco que define la parcialidad hacia un tema específico. Por ejemplo, Del Vicario menciona que “Results reported in Kramer et al. (2014) indicate that emotions expressed by others on Facebook influence our own emotions, providing experimental evidence of massive scale contagion via social networks.”

Igualmente, Jung Park (2015) resalta la importancia que han tomado los medios digitales en el ámbito de la comunicación y el debate, al afirmar que “Social media represent a new type of interactive communication platform that connects individuals’ ideas, information, and stories to one another and makes them public.” (Pág. 557). En su estudio, el autor coreano se basa en Twitter como plataforma de estudio, buscando la incidencia de esta red en las elecciones presidenciales de su país. Finalmente, se puede mencionar el trabajo de Bonatti (2013), quien reseña la importancia de la confianza en los procesos de interacción humana aplicados ya a las experiencias virtuales en plataformas de compra en línea. Así, se aprecia en las investigaciones mencionadas una forma de modelar las relaciones humanas presentes en la internet, a partir de la recolección e interpretación de los datos existentes, donde lo esencial no es entender la forma como se debate o se comunican los sujetos, sino más bien comprender aquellas interacciones cómo influyen en procesos sociales complejos.

Ahora bien, a pesar de los precisos modelos que el enfoque de redes sociales puede crear, es preferible utilizarlos como elementos auxiliares para esta investigación, ya que el objetivo que se pretende alcanzar es la modelización del debate. Para ello, el mejor enfoque posible es abordar el tema desde los modelos de negociación que involucran el proceso de interacción verbal como una de las variables.

Respecto a estos, resalta el trabajo de Schoop et al. (2008), quienes señalan la importancia de la calidad de la comunicación como elemento fundamental en las negociaciones. Los autores abordan el tema partiendo de un análisis de la negociación como un fenómeno que puede ser modelado en función de la eficiencia entendida como el lograr los objetivos que ambas partes buscan, en concreto, lograr el mejor acuerdo para sus intereses o para su compañía; en otras palabras, ambas partes buscan llegar a un óptimo en el sentido de Pareto. De él, parten a incluir la comunicación y su calidad como un fenómeno que debe complementar esta lógica económica, mas no sustituirla. Así, el debate se aprecia también bajo una lógica económica que permite llegar a unos resultados que pueden ser medibles por cálculos específicos. Por ello, los investigadores dicen que:

“These positivistic studies fail to take into account the roles of communication, relation, and understanding, which are of vital economic importance, in the negotiation result. Interpretative-symbolic approaches, on the other hand, tend to focus on meanings that are created or modified through negotiation interactions, i.e. focus on the negotiation process in detail rather than on traditional measures of negotiation outcomes. An integrated concept clearly needs to draw on both schools of thought in order to be of practical use.” (Pag. 195)

Es aún más claro esta relación diálogo-resultados económicos cuando el autor escribe que “Pareto efficiency only focuses on outcomes and the final offer, while Communication quality considers both process (offer communication and non-offer communication) and outcome. Pareto efficiency thus indicates a dependent variable, whereas Communication Quality can be both a dependent or an independent variable.” (Pág. 204) Así, el tomar ambos aspectos como variables, les asigna una posibilidad de medición, lo cual permite descifrar el trasfondo objetivo que evoca un fenómeno que hasta hace poco se encontraba captivo en el reino de la subjetividad.

Alavoine (2014) por su parte, define la negociación como “a specific form of interaction based on communication in which the parties enter into deliberately, each with clear but different interests and goals and a mutual dependency towards a decision due to be taken at the end of the confrontation” (Pag. 35) En este concepto, se puede entender el trasfondo económico que el autor pretende plasmar en el debate, ya que condiciona la función de cooperación y búsqueda individual al discurso que se utilice. Entonces, al igual que Schoop, parece ser que el debate puede ser medible en cuanto a los resultados que presente el proceso.

Igualmente importante es también mencionar el papel del buen uso del lenguaje para generar confianza en la contraparte. Si se entiende por confianza el comportamiento que se espera después de generado un compromiso (Debenham and Sierra, 2006), entonces se entiende por qué la calidad de las expresiones es tan importante. Siguiendo esta línea lógica, si la confianza está determinada por el compromiso generado, y si es posible medir en el trato los costos incurridos en evitar el riesgo moral, (o el llegar a un trato sub óptimo) entonces sería posible medir la calidad de la conversación como el costo que las partes están dispuestos a pagar por culpa de la desconfianza.

Finalmente, todo esto se puede tratar bajo el marco teórico de Milgrom (1993) quien demuestra, primero, la necesidad de las empresas para lograr maximizar sus recursos o, mejor dicho, lograr los mejores outputs con los inputs existentes y escasos. Así, el debate puede pensarse como un proceso donde se parte de una dotación indispensable los cuales, tal como lo define Müller (2004), son dos: Argumentos basados en hechos demostrables y, por otro lado, la capacidad de “regateo”, entendido como una serie de promesas y amenazas con el único fin de cambiar el comportamiento del contrincante. El resultado, el ganar o perder el debate, que puede ser medible si se le pide a las partes llegar a un acuerdo final, o un consenso, el cual consistiría en ideas aportadas por ambos lados, pero en diferentes proporciones.

Por otro lado, y siguiendo los pensamientos de Milgrom, se puede argumentar que el debate es un evento sin efectos de riqueza, donde el óptimo es emplear todos los recursos para así lograr la implementación más eficiente de los recursos. Entonces, esto significa que discutir resulta indudablemente mejor que no hacerlo, ya que sus ventajas (como se mencionan en la primera parte del escrito) valen el proceso, lo que se traduce en necesidad de cooperar para llevar una línea discursiva respetuosa que asegure su continuidad. Además, al ser un evento repetitivo (los debates usualmente se realizan más de una vez, y si se está en una competencia se identifica mejor como un proceso que como una situación única) se debe crear una reputación, o señalizarse como individuos o grupos capaces, por lo que ganar es lo más conveniente, (además de permitirle a los competidores avanzar a otras rondas).

Artículos y textos revisados:

Bonomo, H. Juan M. Jackson, B. Miller, (2010) Tolerancia crítica y ciudadanía activa: una introducción práctica al debate educativo New York: IDEBATE Press.

Se Jung Park a, Ji Young Park b, Yon Soo Lim c, Han Woo Park (2015) Expanding the presidential debate by tweeting: The 2012 presidential election debate in South Korea. Telematics and Informatics, volumen 18. Korea: ELSEVIER.

Del Vicario, M. Zolloa, Z. Caldarelli, G. Scalab, A. Quattrociocchia, W. (2017) Mapping social dynamics on Facebook: The Brexit debate Social Networks, ELSEVIER.

Bonatti, P. Oliveira, E. Sabater, J. Sierra, C. Tonit, F (2013) On the integration of trust with negotiation, argumentation and semantics The Knowledge Engineering Review, Vol. 29:1, 31–50. & Cambridge University Press.

Elliott, N. Farnum, K. Beauchesne, M. Utilizing team debate to increase student abilities for mentoring and critical appraisal of global health care in doctor of nursing practice programs Journal of Professional Nursing, Vol 32, No. 3 (May/June), 2016: pp 224–234 http://dx.doi.org/10.1016/j.profnurs.2015.10.009 2016 Elsevier Inc.

Antilla-Garzaa, J. Cook, J (2015) Debating the world – Choosing the word: High school debates as academic discourse preparation for bilingual students ://dx.doi.org/10.1016/j.linged.2015.01.001 Elsevier Inc.

Marshall, L. Peasah, S. (2017) The use of debates as an active learning tool in a college of pharmacy healthcare delivery course doi.org/10.1016/j.cptl.2017.01.012. ELSEVIER.

Friedrich, T. Griffith, J. Mumford, M. (2015) Collective leadership behaviors: Evaluating the leader, team network, and problem situation characteristics that influence their use. http://dx.doi.org/10.1016/j.leaqua.2016.02.004. Elsevier. Inc.

Schoop, M. Köhne, F. Ostertag, K. (2008) Communication Quality in Business Negotiations. DOI 10.1007/s10726-008-9128-8. Springer Science+Business Media B.V. 2008

Müller H (2004) Arguing, bargaining and all that: communicative action, rationalist theory and the logic of appropriateness. Eur J Int Relations.

MAMBERTI, J. El debate como herramienta educativa, materiales educativos. International Debate Education Association.

Alavoine, C. Kaplanseren, F. Teulon, F. (2014) Negotiation: Is There Still Room For Innovation? International Journal of Management & Information Systems – First Quarter 2014 Volume 18, Number 1

Milgrom, P. Roberts, J. (1993). Economía, Organización y gestión de la empresa. Barcelona: Ariel. S.A.

Gonzalez, E. (1975) Manual de derecho romano. Colombia: Universidad Externado.

Nino, C. (1973) Introducción al estudio del derecho. Buenos Aires: Editorial Astrea.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1991. Debate por la educación

1996. El debate, el deporte de los antiguos sabios

2385. Un enfoque diferenciado al campo de debate

Un enfoque diferenciado al campo de debate

2385

Lukas Francisco Muñoz Rueda

Actualmente se desarrolla en la escuela de economía y administración de la Universidad Industrial de Santander un proceso de revisión que tiene como objetivo la reforma al plan de estudios de la carrera, que busca una mayor coherencia y continuidad en las líneas de conocimiento. Aprovechando el momento y la situación, surgen ideas como la implementación de talleres pedagógicos, proyecto que viene desarrollando el grupo EMAR, que buscan brindarles herramientas de apoyo a los estudiantes, a medida que cursan la carrera, tal como el uso de softwares especializados. Entonces, como parte de esta propuesta, se encuentra el taller de debate, que se presenta esencial para el perfeccionamiento de ciertas habilidades específicas.

Dentro de ese grupo de habilidades se aprecian varias que para la formación del economista resultan vitales, tales como la capacidad de análisis, las aptitudes investigativas y argumentativas, y habilidades de oratoria (Fajardo, M, para la Liga Colombiana de Debate). Igualmente, otro de sus roles importantes en el desarrollo del individuo que presenta esta modalidad es la posibilidad de generar conocimientos a partir de información concreta (Castillo, C, 2017). Sin embargo, tal vez el mayor impacto del debate sea su importancia como elemento democratizador de la sociedad, al permitir el diálogo entre posturas diferentes de manera pacífica, lo que contribuiría al desarrollo de la nación como un territorio incluyente (Bonomo, H, et al. 2010). Es especialmente relevante este aspecto, dado el momento coyuntural por el que pasa Colombia, con un proceso de posconflicto en marcha.

Ahora bien, aunque ya fue expuesta la importancia del debate en la formación estudiantil, queda aún la duda de la metodología a implementar para el desarrollo de las argumentaciones, y la forma junto con el contenido que se ejecutarán en las sesiones. Respecto a la primera pregunta, se encuentran varias estructuras de diseño de debates, siendo una de las más importantes y utilizadas la metodología de parlamento británico, empleada, por ejemplo, en el World Universities Debating Championship (Deane, A). Claro está que las metodologías todas, aunque varían en detalles, son similares en fondo, donde plantean una dinámica de argumentación y contra-argumentación, llamados normalmente gobierno-oposición. Se puede concluir, claramente, que la adaptación de cualquier metodología aceptada internacionalmente sería lo mejor, y entre ellas primaría aquellas utilizadas en grandes competencias. Parece ser, entonces, que la única pregunta a responder es la forma como se van a desarrollar las sesiones, junto con el enfoque que se va a presentar.

Y es justamente en este punto donde la literatura parece estar limitada a meros aspectos de forma en la construcción de argumentos y de “tips” en cuanto a las estrategias a implementar, pero no tanto así en elementos de fondo en cuanto a las teorías posibles para la construcción de ideas en el debate y estrategias basándose en, por ejemplo, la ciencia económica. Surge acá la pregunta de si es o no posible acoplar los conocimientos en temas como la teoría de juegos y teoría de la firma en las elaboraciones argumentativas.

Pero, antes de iniciar, se debe aclarar que la creación de un nuevo esquema presenta beneficios extras a los estudiantes. La implementación de un nuevo modelo basado en planteamientos económicos, en caso de resultar exitoso, significaría por un lado la posibilidad de enseñar nociones básicas a los alumnos que aún no han visto las materias en cuestión, facilitándoles así la comprensión del estudio que adelantarán más adelante. Por otro lado, optimizaría las capacidades de control del debate, haciendo que este fluya adecuadamente hacia los puntos que interesan o hacia donde se sabe que es posible defenderse de manera adecuada, y no dejarse llevar hacia terrenos donde el contrincante tenga la ventaja dados sus conocimientos. Sólo queda, ahora, presentar la visión a desarrollar.

Si se parte del supuesto de que el debate es en principio una confrontación, donde ninguna de las partes tiene información completa, es decir existe información privada, asimetrías de información, y donde ambas partes perciben incentivos diferentes que son apreciados a expensas del bienestar el otro, se deduce enseguida la posibilidad de plantear este escenario como un caso de antiselección, donde decidir “tranzar” argumentos con el otro puede o bien ser beneficioso o perjudicial, y el no tranzar es definitivamente una pérdida de eficiencia. (Milgrom, 1992). Con este planteamiento, guiar el debate con elementos como las señales y criba, proyecta perspectivas bastante interesantes en cuanto el fondo de los discursos argumentativos.

La investigación plantea de esta manera la pregunta de si realmente es efectivo el uso de elementos propios de la economía a campos que han sido usualmente trabajados desde la hermenéutica. Pregunta cómo esta sería sólo respondida a través del diseño de un proceso de acoplamiento y enseñanza, que luego será implementado en un grupo de estudiantes, quienes en sesiones de debate demostrarán la real efectividad del nuevo método.

Quedando así planteado el problema, queda como labor ahora la creación del modelo que permita la unión de los dos campos: el debate y la economía aplicada, y de medir su efectividad, en caso de ser posible un empalme exitoso. Sin embargo, estos puntos serán trabajados más adelante.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1996. El debate, el deporte de los antiguos sabios

2003. Debate: Reforma del plan de estudios del programa de Economía de la Universidad Industrial de Santander

2006. Debate acerca de la educación: Pertinencia del programa académico de la UIS

Propuesta para la incorporación de TIC en las asignaturas del área de microeconomía

2384

Semillero EMAR

Las asignaturas en el área de Microeconomía proporcionan a los estudiantes los principios teóricos, metodológicos e instrumentales que son fundamentales para poder entender el comportamiento de los agentes económicos en diferentes estructuras de mercado y el efecto que tiene las decisiones de los gobiernos sobre el bienestar de la sociedad. El curso de Microeconomía I busca familiarizar al estudiante con las herramientas conceptuales y formales que permiten el estudio de los problemas económicos en el marco de la teoría de la elección racional. De esta forma, el propósito del curso es analizar el comportamiento de los agentes (consumidores y productores) en un ambiente de competencia perfecta. Se estudian las características de las elecciones que realizan los agentes, haciendo énfasis en las ventajas y limitaciones que tienen los supuestos sobre el comportamiento humano que presenta este esquema teórico.

El objetivo del curso de microeconomía II es ilustrar lo que puede ocurrir cuando existen interacciones en la economía. En primer lugar, se considerará el importante marco de referencia que constituye el modelo de equilibrio general en el cual se modela el comportamiento de los consumidores y los productores interactuando en los mercados únicamente por medio del sistema de precios. Posteriormente se planteará que el instrumento adecuado para realizar el análisis de las interacciones económicas es la teoría de juegos.

Por su parte, el curso de Teoría de Juegos busca profundizar en las herramientas conceptuales y formales necesarias para abordar los problemas económicos que implican interacciones estratégicas. Al finalizar el curso el estudiante está en capacidad de plantear formalmente diversos problemas que impliquen interacciones entre agentes económicos y podrá utilizar los diferentes conceptos solución para el análisis crítico de estos fenómenos.

En este sentido, las decisiones económicas tienen serias implicaciones reales en los mercados y, sobre todo, en el bienestar de las personas. Por esta razón es fundamental que la formación académica de los futuros economistas garantice que el aprendizaje esté orientado a dar solución a los problemas de la sociedad. No obstante, cuando la comprensión de la realidad parte del entendimiento de las formalidades matemáticas, los estudiantes pueden ver el proceso de enseñanza-aprendizaje como una experiencia difícil y poco agradable.

Se puede afirmar que la economía experimental cuenta con valiosas herramientas, que usadas apropiadamente con fines pedagógicos pueden ayudar a llenar este vacío, llevando de una forma interactiva a que los estudiantes encuentren la relevancia de los temas vistos en clase. Esto se debe a que la puesta en práctica de los conocimientos obtenidos y la comparación de éstos con las predicciones teóricas permite una comprensión más rápida e intuitiva. Todo esto gracias a la capacidad del experimentador de controlar el entorno y recrear los ambientes teóricos en la sala de cómputo adaptada como laboratorio. Adicionalmente, el uso de computadores hace que todas las decisiones se puedan sistematizar para contrastar el efecto de diferentes variables de interés.

Con los juegos de negociación diseñados y ejecutados por el Laboratorio de economía experimental del grupo EMAR (EMAR-LAB) se busca que el estudiante se cuestione los conceptos aprendidos en el curso a la luz de diferentes situaciones problemáticas. En particular, esta actividad permite entender las decisiones individuales en contextos de interacción estratégica y sus consecuencias sobre el comportamiento observado a nivel agregado. Además se busca generar conocimientos sobre los métodos de enseñanza-aprendizaje, indagando por el impacto de las nuevas tecnologías, tanto en la generación de recursos educativos y sistemas interactivos como en la evaluación y autoevaluación.

Todos los juegos presentan situaciones que son polémicas y que requieren que el estudiante valore los argumentos expuestos en el debate y se forme su propia conclusión. Por lo tanto, los foros de Moodle son el espacio propicio para expresar diferentes puntos de vista y opiniones. Adicionalmente se propone la adquisición de clickers para el EMAR-LAB, pues esta herramienta facilita la visualización de las interacciones entre el docente y los estudiantes cuando están comprendiendo un concepto complejo.

Descripción de la situación educativa que se pretende apoyar con el uso de TIC

Y todos esos modelos que vemos en clase, ¿para qué sirven? A lo largo de la experiencia docente en microeconomía es común escuchar este comentario. Es posible mostrar que son asignaturas que sirven para muchas cosas, y se aplican a diferentes contextos. Sin embargo los métodos de enseñanza más frecuentes son las exposiciones magistrales de “tiza y tablero” y las presentaciones de Power Point, ambas estructuradas alrededor de los contenidos puntuales de los libros de texto (Muñetón y Valencia, 2004). Estas metodologías son poco interactivas, y por lo tanto, tienden a disminuir el interés de los estudiantes por las clases. Lo anterior no significa que los métodos tradicionales sean obsoletos, sino que deben combinarse con técnicas alternativas para hacer más eficiente el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Con el fin de superar parte de estas dificultades, los profesores de Microeconomía, los docentes y profesionales del EMAR-LAB, e incluso los tutores pares del Sistema de apoyo a la Excelencia Académica han venido desarrollando estrategias pedagógicas mediante el uso de herramientas tecnológicas como Ztree, Excel, Youtube, Geogebra y Moodle. Sin embrago es necesario construir un aula virtual conjunta que permita la cooperación, la difusión de buenas prácticas docentes, especialmente sobre el uso de TIC, y la incorporación de nuevas tecnologías de manera que se cumplan los objetivos planteados en el Plan de Estudios del Programa Académico de Economía y se fomente la participación activa del estudiante en su proceso de aprendizaje.

Es importante mencionar que se pueden difundir los resultados de esta propuesta a los docentes de asignaturas de otros programas académicos de pregrado que manejan un contenido temático similar. Por ejemplo: Entorno Empresarial (23533 – Ingeniería Industrial), Teoría Económica (26196 – Derecho), Fundamentos de Economía (26164 – Trabajo Social), Análisis Microeconómico (27489 – Gestión Empresarial). En esto radica la mayor importancia de diseñar, implementar y consolidar una iniciativa conjunta que incorpore herramientas tecnológicas para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje de los fundamentos teóricos del análisis microeconómico.

Formulación de los propósitos que se pretenden conseguir con el uso de las TIC

El proyecto VIE 1877, “Juegos de negociación: Una aplicación de la economía experimental en el aula” ha mostrado la viabilidad de recrear ambientes teóricos mediante el software Ztree y ha permitido entender las decisiones individuales en contextos de interacción entre oferentes-demandantes y sus consecuencias sobre el comportamiento observado a nivel agregado. Esta estrategia pedagógica permite de una forma interactiva que los estudiantes encuentren la relevancia de los temas vistos en clase, pues la puesta en práctica de los conocimientos obtenidos y la comparación de éstos con las predicciones teóricas permite una comprensión más rápida e intuitiva (Palacio, Martínez y Vesga, 2017).

Con los juegos de negociación se busca que el estudiante se cuestione los conceptos aprendidos en el curso a la luz de diferentes situaciones problemáticas. Por lo tanto, los foros de Moodle son el espacio propicio para expresar diferentes puntos de vista, opiniones y fomentar el aprendizaje colaborativo en el que el profesor actúa como moderador. Adicionalmente se propone la adquisición de clickers para el EMAR-LAB, pues esta herramienta facilita la visualización de las interacciones entre el docente y los estudiantes cuando están comprendiendo un concepto complejo. Usar los clickers para ilustrar conceptos económicos ayuda a cuestionar si su comportamiento individual coincide o no con las predicciones de la teoría económica, cuando a nivel  agregado usualmente se siguen las predicciones (Olney, 2016).

De manera que los clickers son una herramienta que facilita el aprendizaje activo apoyando procesos tanto de enseñanza como de evaluación. Además su integración con Moodle 1) Fomenta la participación activa de los estudiantes durante los periodos de clase. 2) Permite medir el nivel de compresión de los materiales presentados (conceptos ilustrados en los juegos), y 3) Ayuda a los profesores a dar retroalimentación rápida a través de preguntas de opción múltiple (Martyn, 2007).

Referencias

Martyn, M. (2007). Clickers in the Classroom: An Active Learning Approach. EDUCAUSE QUARTERLY, 2:71-74. Recuperado de: https://www.educause.edu/ir/library/pdf/eqm0729.pdf

Muñetón, G. y Valencia, M. (2004). Métodos de enseñanza en economía: alternativas a la tiza y el tablero. Revista Oikos, (18): 74–92.

Olney, M. (2016). Explaining “In the Aggregate” Concepts with Clickers. Journal of Economics Teaching: 70- 90

Palacio, L.; Martínez, I., y Vesga, M. (2017). Juegos en el salón de clase: el mercado de los limones. Revista de Economía Institucional, 19(36): 291-311.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1416. Integrantes del Semillero EMAR sustentaron sus trabajos de grado para optar por el título de Economistas

2219. Los semilleros de investigación a la luz del Estatuto del Investigador

2277. Formato para inscripción y actualización de semilleros de investigación

Cómo Uber revolucionó

2383

Yeraldin Catia Rincon Ariza

Identificar las necesidades de los consumidores y crear algo extraordinario a partir de ellas con el objetivo de satisfacerlas es lo que normalmente ha garantizado el éxito de grandes multinacionales. Esto es precisamente lo que hizo que Uber se convirtiera en una empresa con trascendencia en múltiples países y que hoy esté valorizada en aproximadamente 50.000 millones de dólares. Por esta razón y teniendo en cuenta que para esta columna el único lector será usted, apreciado profesor, no quiero que piense que se trata de una comparación trillada porque ya se ha tratado en clase. Como usuaria fiel de Uber ha sido grandioso relacionar algunos de los conceptos aprendidos en clase con este caso en particular y es lo que pretendo explicarle a continuación, sin la interrupción constante de mis compañeros de clase.

La primera vez que utilicé un servicio de Uber quedé estupefacta. Ir de Cañaveral al Cacique costó únicamente $4.000, además iba escuchando la música que quería, con aire acondicionado y pagando con mi tarjeta de crédito. Realmente, comparado con lo caros que pueden resultar los viajes en taxi, que casi nunca utilizan aire acondicionado y que no muy frecuentemente pueden ser pagados en algo diferente al efectivo, fue algo digno de admiración. Fue en ese momento cuando pude imaginar por qué su creador supo de inmediato que esta sería una idea revolucionaria que además de entregar una experiencia completamente diferente a la habitual, donde su foco principal sería entregar el mejor servicio posible, tendría en cuenta no sólo a los demandantes del servicio sino también a sus oferentes.

Entonces, empecemos por los incentivos que tienen los conductores para hacer parte de la red de Uber, que es exactamente lo que hace que presten un servicio de buena calidad. Del 100% que se obtenga en la semana, Uber consigna todos los martes a la cuenta bancaria del conductor el 75% del consolidado del pago que arrojó el sistema. Esto deja un margen de ganancia relativamente bueno para los conductores que ocasionalmente prestan sus servicios, lo que constituye otro de los incentivos que tienen y es manejar su tiempo como mejor les parezca [1]. Escenario diferente al de los taxistas que manejan un taxi que no es propio, que en ocasiones trabajan hasta 12 o 15 horas al día para comenzar a tener ganancias sobre su trabajo.

Además, como Uber no actúa como empleador, es decir, no contrata conductores, sino que maneja una figura de asociación, no existe relación laboral alguna. Esto reduce los costos de transacción para Uber, algo muy parecido a lo que está de moda en el país como las OPS. También, refleja mediante su sistema de calificación tanto de conductores como de pasajeros, que la reputación juega un rol importantísimo dentro de la compañía. Para empresas de servicios como esta, el éxito está basado en su reputación.

Claro está que el valor del servicio también tiene mucho que ver, pero los consumidores actuales están dispuestos a gastar un poco más si esto les permite tener una experiencia mucho más confortable. La seguridad que siente un usuario al tomar un carro de Uber, en lugar de un taxi, es algo que vale la pena y que está basado en la reputación de la compañía y de sus conductores. De no haber sido por esta, tanto en servicio como en la seguridad, probablemente la compañía no habría despegado de la manera en que lo hizo.

Se evidencia entonces que a pesar de no ser una compañía perfecta que enfrenta constantemente demandas por su actividad ilegal por no pagar impuestos que sí asumen los taxistas, ha sabido implementar estrategias que la beneficien a ella y a aquellos que prestan el servicio para revolucionar los servicios de transporte local y atravesar las barreras internacionales.

Referencias

[1] Finanzas personales, “¿Es rentable tener su carro en Uber?” Disponible en: http://www.finanzaspersonales.com.co/trabajo-y-educacion/articulo/cuanto-puedo-ganar-por-tener-uber/64888
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1650. El Fenómeno Uber

2360. La apertura de los datos: Una alternativa para los ciudadanos

2382. La reputación: Un puente vinculante de la incertidumbre a la confianza