El problema de las recompensas

177

Resumen elaborado por: Luis Alejandro Palacio García

Dinero en efectivo u otros pagos significativos distinguen los experimentos económicos de los datos por medio de encuestas. El propósito de estos pagos es proporcionar control experimental sobre las características inducidas, especialmente las preferencias. Existe cierta evidencia empírica de que la adición de recompensas por lo menos hace que los resultados de los experimentos sean más fiables y reproducibles.

El dinero en efectivo es la recompensa más frecuente dada a los sujetos de los experimentos económicos, resaltando que las calificaciones del curso están en un distante segundo lugar. Además, un bono de puntualidad, pagado en el momento de la inscripción, se emplea a menudo por tres razones: para disminuir los retardos (lo cual es costoso porque la mayoría de los experimentos no se pueden iniciar hasta que el último participante llegue), para establecer credibilidad sobre el hecho que las recompensas prometidas se pagan puntualmente, y para proporcionar un colchón inicial de riqueza que puede darse el lujo de perder en el experimento real sin sacrificar sus propios presupuestos.

Las recompensas por la participación podrían definirse directamente en términos de dólares (o la moneda local). Por otra parte, a algunos investigadores les resulta conveniente definir recompensas experimentales en puntos con una tasa de conversión a dólares estadounidenses (o moneda local) anunciada previamente. El uso de puntos hace que sea más fácil para el experimentador mantener la privacidad de los parámetros experimentales durante varias sesiones de un experimento. La tasa de conversión puede ser idéntica para todos o individualizada, manteniendo el balance entre el conocimiento común y la información privada.

Cuando la prominencia de decisiones incrementales es motivo de preocupación, los dólares por punto pueden ser incrementados mediante la definición de tasas de conversión sólo para los puntos ganados por encima de un nivel específico. Si se utiliza este mecanismo, elija un nivel lo suficientemente bajo para que pueda estar razonablemente seguro de que todo el mundo gana al menos estos puntos, de lo contrario tendrá que enfrentar problemas de quiebra y convexidad.

La mayoría de los economistas establecen la recompensa promedio por hora para los experimentos en el campus alrededor del 50 a 100 por ciento por encima del salario por hora típico para los estudiantes. Usted puede tener una idea del nivel de compensación adecuada pidiendo a los sujetos (después de haber pagado) que indiquen en un formulario si les gustaría ser llamados a participar en otro experimento en el futuro. Una respuesta de 80 a 90 por ciento afirmativa es un buen indicador.

Para estimar el nivel de recompensa media tenga en cuenta lo siguiente: 1) calcular el número total de puntos de todos los sujetos en el experimento, revisando cuánto ganan en cada uno de los posibles resultados de equilibrio, 2) calcular las probabilidades previas subjetivas para cada resultado experimental, 3) estimar el valor esperado del número total de puntos a ser percibidos por los sujetos, 4) dividir estos puntos por sujeto, estimando el total de horas que pasan en el experimento (incluyendo instrucciones) para obtener los puntos por hora, 5) dividir la tasa promedio en dólares por hora que desea pagar por los puntos para obtener los dólares por tasa de punto en su fórmula de conversión.

El siguiente paso es examinar la distribución del número esperado de puntos si existen roles y dotaciones no simétricas. Si existen discrepancias significativas, puede rotar la asignación de los sujetos durante cada sesión y mantener la tasa de conversión uniforme. Si usted sospecha que la cantidad de dinero ganado por los sujetos que se asignan a diferentes roles pueden diferir de manera significativa, y no hay forma práctica de anticipar o reducir esta variación, es prudente asignar roles específicos a los individuos en un régimen públicamente observable al azar como sacando tiras de papel de un sombrero.

Nota: Esta columna es un resumen de las ideas expuestas en: Friedman, D., & Sunder, S. (1994). Experimental methods: A primer for economists (p. 248). Cambridge University Press.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

154. Entornos económicos controlados

176. Experimentos en el aula

178. Las instrucciones

Anuncios

4 pensamientos en “El problema de las recompensas

  1. Pingback: Columnas sobre economía experimental | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: ¿Qué intereses son los que cuentan? | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Columnas Teoría de juegos | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: Columnas Copiados | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s