La estructura industrial de la era de la información

226

Resumen elaborado por: Luis Alejandro Palacio García

Es importante hacer una breve reconstrucción, a partir de sus elementos constitutivos, de la estructura dinámica de la nueva economía global que surge de la interacción histórica entre el ascenso del informacionalismo y la reestructuración capitalista. La mayor transformación que subyace en el surgimiento de la economía global que trabaja en tiempo real consiste en que los segmentos dominantes de la mayoría de los sectores económicos se organizan a escala mundial en sus procedimientos operativos. Lo que resulta fundamental en esta estructura industrial es que se extiende territorialmente por todo el mundo y su geometría cambia continuamente en su conjunto y para cada unidad individual.

En esta economía global, el capital financiero, para poder operar y competir, necesita basarse en el conocimiento generado y procesado por la tecnología de la información. El proceso de acumulación se basa en la interacción de la inversión en firmas rentables y la utilización de los beneficios acumulados para hacerlos fructificar en las redes financieras globales. Este es el significado concreto de la articulación existente entre el modo capitalista de producción y el modo informacional de desarrollo. Así, el capital que siga siendo puramente especulativo se somete a un riesgo excesivo y acaba agotándose por simple probabilidad estadística en los movimientos aleatorios de los mercados financieros.

En esa estructura, el elemento más importante para que la estrategia de gestión tenga éxito es situar una empresa (o un proyecto industrial determinado) de tal modo que obtenga una ventaja en cuanto a su posición relativa. Para esto, la misma unidad productiva tuvo que reestructurarse y adaptarse a este proceso, configurando la empresa red. La empresa red es la sumatoria de redes empresariales, herramientas tecnológicas y competencia global, y se convierte en la verdadera unidad de acción en la nueva era, creando una estructura que tiende a reproducirse y expandirse mientras continúa la competencia, con lo que se profundiza el carácter global de la economía, en un círculo de retroalimentación constante.

En síntesis, la estructura industrial se caracteriza por ser altamente interdependiente y asimétrica, basada en una regionalización de sus componentes, pero crecientemente diversificada dentro de cada región. Su dinámica es de una inclusión selectiva que depende de los intereses cambiantes de la red, creando un orden de geometría extraordinariamente variable.

Por lo tanto, se puede decir que el capitalismo informacional es una forma endurecida de capitalismo en cuanto a fines y valores, pero incomparablemente más flexible que cualquiera de sus predecesores en cuanto a medios. Se basa en la producción inducida por la innovación y la competitividad orientada a la globalización, para generar riqueza y para apropiársela de forma selectiva. Más que nunca, está incorporando la cultura y la tecnología; pero esta vez, tanto la cultura como la tecnología dependen de la capacidad del conocimiento y la información para actuar sobre el conocimiento y la información en una red recurrente de intercambios globalmente conectados. De esta forma, el principal factor de producción lo constituye la mente humana y su capacidad para procesar símbolos en una red dinámica que acelera todos los ámbitos de la actividad humana.

Sin embargo, una de las principales contradicciones de la estructura en red que constituye nuestra sociedad en general, y no solo a nivel económico, es su constante dinámica de inclusión/exclusión, lo cual genera una completa incertidumbre sobre su real materialidad y sus implicaciones a nivel local. La gran lección que nos deja este análisis de la sociedad red es que solo existen dos estrategias, vivir dentro de la red siendo parte funcional de ella, o desconectarse y refugiarse en las identidades particulares que no puedan ser subordinadas fácilmente a la lógica general.

Nota: Esta columna es un resumen de las ideas expuestas en: Castells, M. (2002). La era de la información. Economía, sociedad y cultura (p. 592). Siglo XXI.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

223. Productividad y competitividad

224. La empresa red

225. La transformación del trabajo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s