Discursos pronunciados cuando se recibió el Premio en Ciencias Económicas del Banco de Suecia instituido en memoria de Alfred Nobel (Premio Nobel de Economía)

555

2007

¿Y quién vigilará a los vigilantes?

Hurwicz, Leonid

Una gran parte del análisis económico se basa en el modelo perfectamente competitivo, que incluye fuertes supuestos respecto a dos cosas: 1) la información que está disponible para los “agentes” (individuos, empresas, etc.) que se dedican a la actividad económica, y 2) la existencia de mecanismos de implementación que hagan cumplir los contratos e impidan la colusión. Hasta los tiempos más recientes, se puso mucho más atención en los requisitos relacionados con la información que en la implementación. Sin embargo, si la implementación es imposible o prohibitivamente costosa, incluso los mecanismos más atractivos siguen siendo una utopía. En los sesentas y setentas del pasado siglo, investigadores que estudiaban mecanismos con información descentralizada y modelizados en clave de juegos se enfrentaron a estos temas.

Hurwicz, L. (2009). ¿Y quién vigilará a los vigilantes? Revista Asturiana de Economía, 44, 7–20.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/44/P7_20%20HURWICZ.pdf

Perspectivas sobre el diseño de mecanismos en la teoría económica

Myerson, Roger

El diseño de mecanismos ha ampliado el campo del análisis económico añadiendo restricciones relacionadas con los incentivos a las restricciones relacionadas con los recursos en nuestra definición del problema económico. Las restricciones relacionadas con los incentivos proporcionan un marco analítico que sirve para comprender los fallos de la eficiencia asignativa, mostrando cómo tales fallos pueden depender de la asignación inicial de derechos de propiedad en una sociedad. Pero la teoría del diseño de mecanismos cambia el objeto básico de análisis desde la asignación de recursos hasta el plan social o mecanismo de asignación que especifica la forma en la que la asignación de recursos debería depender de la información de la gente. Los conceptos de eficiencia respecto a los incentivos se pueden aplicar para identificar buenas reglas institucionales o mecanismos, teniendo en cuenta las restricciones respecto a los incentivos. El diseño de mecanismos y otras áreas de la teoría de juegos han contribuido a un cambio fundamental en el campo de la economía. Hubo una época en la que el campo de la economía se definió por la asignación de bienes materiales, pero en la actualidad los economistas estudian todo tipo de preguntas relacionadas con los incentivos y las instituciones sociales. En la actualidad nuestro marco teórico es lo suficientemente amplio como para analizar problemas de incentivos competitivos tanto en los mercados como en la política.

Myerson, R. (2009). Perspectivas sobre el diseño de mecanismos en la teoría económica. Revista Asturiana de Economía, 44, 37–64.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/44/P37_64%20MYERSON.pdf

Diseño de mecanismos: Cómo implementar objetivos sociales

Maskin, Eric

La teoría del diseño de mecanismos puede ser considerada como la parte “ingenieril” de la teoría económica. Por supuesto, gran parte del trabajo teórico se centra en las instituciones económicas existentes. El teórico quiere explicar o predecir los resultados económicos o sociales que generan estas instituciones. Ahora bien, en la teoría del diseño de mecanismos la dirección de la investigación se invierte. Comenzamos identificando nuestro resultado deseado u objetivo social. A continuación nos preguntamos si se podría diseñar o no una institución apropiada (mecanismo) para lograr ese objetivo. En el caso de que la respuesta sea afirmativa, tratamos de conocer la forma que podría tener tal mecanismo. En este trabajo, ofrezco una breve introducción a la parte del diseño de mecanismos denominada teoría de la implementación, que, dado un objetivo social, describe cuándo podemos diseñar un mecanismo cuyo resultados predichos (es decir, el conjunto de resultados de equilibrio) coincide con los resultados deseables de acuerdo con ese objetivo.

Maskin, E. (2009). Diseño de mecanismos: Cómo implementar objetivos sociales. Revista Asturiana de Economía, 44, 21–36.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/44/P21_36%20MASKIN.pdf

2005

Guerra y Paz

Aumann, Robert

“La Guerra y otros conflictos están entre las principales causas de la miseria humana.” Así comienza el anuncio de Información avanzada del Premio en Ciencias Económicas del Banco de Suecia instituido en honor de Alfred Nobel del año 2005, concedido por el Análisis en clave de Teoría de Juegos del Conflicto y la Cooperación. Por ello, es apropiado dedicar este discurso a una de las cuestiones más apremiantes y profundas a las que se enfrenta la humanidad: la de la Guerra y la Paz. Desearía proponer que quizás deberíamos cambiar la dirección en lo que respecta a nuestros esfuerzos para lograr la paz mundial. Hasta ahora se han concentrado todos los esfuerzos en la resolución de conflictos específicos. Me gustaría sugerir que deberíamos desplazar el énfasis y estudiar la guerra en general, definiendo sus características, señalando sus denominadores comunes, sus diferencias. Históricamente, sociológicamente y sí, racionalmente, ¿por qué va a la guerra el homo economicus – ese hombre racional? Lo esencial es, de nuevo, que deberíamos comenzar a estudiar la guerra, desde todas las perspectivas, por su propio interés. Deberíamos tratar de entender lo que la causa. Ciencia básica, pura. Que puede llevar, finalmente, a la paz.

Aumann, R. (2006). Guerra y Paz. Revista Asturiana de Economía, 36, 193–204.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/36/191aumann.pdf

Sesenta Años Asombrosos: El Legado de Hiroshima

Schelling, Thomas

El acontecimiento más impresionante del último medio siglo es uno que no ocurrió. Hemos disfrutado sesenta años sin que las armas nucleares explotaran de rabia. Esta actitud, o convención, o tradición, que echó raíces y creció a lo largo de estas últimas cinco décadas, es un activo que se debe guardar como un tesoro. No está garantizada su supervivencia; y algunos de los poseedores reales o potenciales de las armas nucleares quizás no compartan la convención. Merecen mucha atención cuestiones tales como ¿de qué manera se puede preservar esta inhibición?, ¿qué tipos de políticas o actividades pueden amenazarla?, ¿cómo se puede romper o disolver la inhibición? y ¿qué disposiciones institucionales pueden apoyarla o debilitarla? Merece la pena examinar cómo surgió la inhibición, si fue inevitable, si fue el fruto de un diseño cuidadoso, si intervino la suerte, y si deberíamos valorarla como robusta o vulnerable en las próximas décadas. Conservar esta tradición, y si es posible contribuir a extenderla a otros países que pueden adquirir ya armas nucleares, es tan importante como prolongar el Tratado de No Proliferación Nuclear, que se está renegociando ahora, tras sus primeros veinticinco años de vida.

Schelling, T. (2006). Sesenta Años Asombrosos: El Legado de Hiroshima. Revista Asturiana de Economía, 35, 183–196.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/35/P181SCHELLING.pdf

2004

Teoría agregada cuantitativa

Kydland, Finn

Me hace muy feliz trabajar con modelos económicos que incluyen a muchas personas. Ésta es la clave del enfoque por el que Ed Prescott y yo fuimos nominados por el Comité del Premio Nobel: porque introducimos explícitamente a los individuos en nuestros modelos. Sus problemas de decisión son totalmente dinámicos (las personas toman decisiones pensando en el futuro). Éste es uno de los requisitos previos de lo que, en definitiva, queremos proponer: un enfoque que nos permita evaluar las políticas económicas. La herramienta fundamental que utilizan los macroeconomistas es el experimento computacional. Con este método, el investigador hace precisamente lo que acabo de describir: sitúa a las personas del modelo en el entorno deseado y registra su comportamiento. En este breve discurso, pretendo darles una idea de la amplia variedad de preguntas, con los detalles del modelo correspondientes a cada caso, que se han planteado en la macroeconomía en las dos últimas décadas, todas ellas dentro del enfoque que constituye el tema general de mi discurso: los problemas de decisión de las personas y las empresas del modelo son explícitos y dinámicos.

Kydland, F. (2007). Teoría agregada cuantitativa. Revista Asturiana de Economía, 38, 177–196.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/38/175_196KYDLAND.pdf

La transformación de la política y la investigación macroeconómica

Prescott, Edward

Lo que les voy a describir es una revolución en la macroeconomía, una transformación en la metodología que ha cambiado la forma en la que realizamos nuestra ciencia. Antes de la transformación, la macroeconomía estaba en gran medida separada del resto de la economía. En efecto, algunos consideraban que el estudio de la macroeconomía era radicalmente diferente y pensaban que no existía la posibilidad de integrar la macroeconomía con el resto de la economía, esto es, con la economía neoclásica. Otros sostenían la idea de que con el paso del tiempo se desarrollarían los fundamentos neoclásicos de las relaciones macro determinadas empíricamente. Ninguno de estos puntos de vista resultó ser correcto. Finn Kydland y yo hemos tenido la suerte de formar parte de esta revolución, y mi discurso se centrará fuertemente en nuestro papel a la hora de promover esta transformación. Bien, todas las historias sobre transformaciones tienen tres partes esenciales: la época previa al cambio, el momento del cambio y el nuevo período que ha sido afectado por el cambio. Y ésta es la historia que les voy a contar: cómo ha cambiado la investigación y la política macroeconómica como resultado de la transformación de la macroeconomía desde la construcción de sistemas de ecuaciones de las cuentas nacionales hasta la investigación de modelos económicos dinámicos y estocásticos.

Prescott, E. (2005). La transformación de la política y la investigación macroeconómica. Revista Asturiana de Economía, 34, 169–204.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/34/167PRESCOTT.pdf

2002

Racionalidad constructivista y ecológica en economía

Smith, Vernon

El hilo conductor de este artículo es el principio de la existencia simultánea de dos órdenes racionales (racionalidad constructivista y racionalidad ecológica). Intentaré argumentar que ambos órdenes constituyen características distintivas de lo que somos como seres sociales; que ambos son esenciales para comprender y unificar un amplio grupo de experiencias de la vida socioeconómica y del laboratorio experimental, así como para trazar nuevas y relevantes direcciones para la teoría económica y los programas experimentales-empíricos. Estos temas serán ilustrados y discutidos en una amplia variedad de ejemplos extraídos de la economía, del derecho, de la economía experimental y de la psicología. Comenzaré con el intercambio impersonal a través del mercado, basándome en los hallazgos de experimentos y en las observaciones sobre el terreno para ilustrar cómo el contraste entre racionalidad constructiva y ecológica contribuye al aprendizaje desde la observación. A continuación examinaré el intercambio personal, centrándome en el contexto de juegos de dos personas en forma extensiva, preguntándome por qué los modelos constructivistas tienen un éxito limitado en la predicción del comportamiento en los juegos sin repetición, incluso cuando los sujetos son emparejados de forma anónima.

Smith, V. (2005). Racionalidad constructivista y ecológica en economía. Revista Asturiana de Economía, 32, 197–273.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/32/vernonRae32.pdf

Mapas de racionalidad limitada: Psicología para una economía conductual

Kahneman, Daniel

La labor considerada por el Comité del Nobel fue realizada conjuntamente con Amos Tversky (1937-1996) durante una larga e inusual colaboración muy estrecha. Juntos, exploramos la psicología de las elecciones y creencias intuitivas y examinamos su racionalidad limitada. Nuestra investigación pretende obtener un mapa de racionalidad limitada, explorando los sesgos sistemáticos que distinguen las creencias que tiene la gente y las elecciones que realiza respecto a las elecciones y creencias óptimas supuestas en los modelos del agente racional. Mi labor con Tversky incluye tres programas de investigación diferentes, algunos de los cuales fueron desarrollados con otros colaboradores. El primero exploraba la heurística que utiliza la gente y los sesgos a los que tiende cuando realiza diversas tareas relacionadas con el hecho de juzgar algo en un contexto de incertidumbre, incluyendo las evaluaciones y predicciones de las pruebas. El segundo se centraba en la teoría prospectiva, un modelo de elección en un entorno de riesgo y con aversión a las pérdidas en las elecciones libres de riesgo. La tercera línea de investigación se ocupaba de los efectos marco y de sus implicaciones para los modelos del agente racional. El presente ensayo revisa estas tres líneas de investigación a la luz de los avances recientes en la psicología de la elección y el juicio intuitivos.

Kahneman, D. (2003). Mapas de racionalidad limitada: Psicología para una economía conductual. Revista Asturiana de Economía, 28, 181–225.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/28/28-09.pdf

2001

La macroeconomía conductual y la conducta macroeconómica

Akerlof, George

El estudio de la información asimétrica realizado en “The Market for ‘Lemons’” fue realmente un primer paso en el desarrollo de una macroeconomía conductual, de acuerdo con el espíritu original de la Teoría general de Keynes (1936). Así, la macroeconomía ya no tendría que sufrir más la “concepción ad hoc” de la síntesis neoclásica, la cual se había olvidado de los factores psicológicos y sociológicos resaltados en la Teoría general, tales como, por ejemplo, los sesgos cognitivos, la reciprocidad, la justicia, el comportamiento de grupo y el estatus social. La nueva economía clásica supuso un paso adelante en, al menos, un sentido: las decisiones sobre precios y salarios se basaban ahora en fundamentos micro explícitos. Sin embargo, los supuestos sobre la conducta eran tan elementales que el modelo tenía grandes problemas a la hora de explicar, al menos, seis fenómenos macroeconómicos (el desempleo involuntario, la efectividad de la política monetaria, la curva de Phillips y la NAIRU, la insuficiencia del ahorro realizado para la jubilación, los mercados de activos, y la pobreza y la identidad). En esta conferencia Nobel se muestra cómo los macroeconomistas conductuales, incorporando supuestos realistas basados en observaciones sicológicas y sociológicas, han generado modelos que, efectivamente, tienen en cuenta cada uno de esos fenómenos macroeconómicos. En síntesis, de acuerdo con el espíritu de la Teoría general de Keynes, los macroeconomistas conductuales están reconstruyendo los fundamentos micro que fueron rechazados por la nueva economía clásica.

Akerlof, G. (2002). La macroeconomía conductual y la conducta macroeconómica. Revista Asturiana de Economía, 25, 7–48.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/25/P7-48.pdf

La información y el cambio en el paradigma de la ciencia económica

Stiglitz, Joseph

Las investigaciones por las que George Akerlof, Michael Spence y yo mismo hemos sido premiados forman parte de un programa de investigación más amplio, que en la actualidad incluye a un gran número de investigadores de todo el mundo. El objetivo de este artículo es situar dichas investigaciones dentro de ese conjunto más amplio y, a su vez, dicho conjunto dentro de la todavía más amplia perspectiva de la historia del pensamiento económico. En esta conferencia Nobel espero mostrar que la economía de la información representa un cambio fundamental en el paradigma vigente de la ciencia económica. El planteamiento de Adam Smith (1776) de que los mercados libres llevan a resultados eficientes, “como si de una mano invisible se tratase”, ha tenido un papel central en muchos debates. De dicho razonamiento se derivaba la idea de que, en general, podríamos, confiar en los mercados sin intervención pública (o, como mucho, con una intervención limitada del gobierno). El conjunto de ideas que presentaré en esta conferencia minaron la teoría de Smith y la visión del papel del gobierno que se apoyaba en ella. Las ideas y los modelos aquí expuestos han resultado útiles, no solamente en el tratamiento de cuestiones filosóficas generales, como el papel apropiado del estado, sino también en el análisis de cuestiones de política concretas (por ejemplo, la gestión de la crisis de Asia Oriental o la transición al mercado de los antiguos países comunistas). En los últimos tiempos, he centrado mi trabajo en algunos aspectos de lo que se podría llamar la economía política de la información: el papel de la información en los procesos políticos y la toma colectiva de decisiones. Hay asimetrías de información entre los que gobiernan y los gobernados y, del mismo modo que los participantes en los mercados se esfuerzan por superar las asimetrías de información, necesitamos encontrar métodos mediante los cuales puedan limitarse dichas asimetrías en los procesos políticos y puedan mitigarse sus consecuencias.

Stiglitz, J. (2002). La información y el cambio en el paradigma de la ciencia económica. Revista Asturiana de Economía, 25, 95–164.

Ver texto completo

http://www.ucv.ve/fileadmin/user_upload/facultad_agronomia/Imagenes/J_Stiglitz__Nuevo_Paradigma.pdf

La señalización y la estructura informativa de los mercados

Spence, Michael

En “The Market for ‘Lemons’” se exponía un análisis maravillosamente claro y plausible de las características correspondientes al funcionamiento de un mercado que contaba con información incompleta y que la tenía ubicada de forma asimétrica. Esto, junto con mi perplejidad ante algunos aspectos del debate sobre las consecuencias de la información incompleta en los mercados de trabajo, prácticamente me lanzó a la búsqueda de lo que denominé señales, las cuales transmitirían, de una forma constante y en equilibrio, la información desde los vendedores a los compradores o, dicho de forma más general, desde quienes poseen más información hacia aquellos que tienen menos. Hay muchos mercados en los que falta información y había una amplia consciencia respecto a estos vacíos informativos. Los que enseñábamos teoría microeconómica aplicada reconocíamos de buen grado que estos vacíos podrían modificar algunas de las características del funcionamiento, por no mencionar la estructura institucional, de los mercados en los que aparecían. Sin embargo, creo que es justo decir que no teníamos un conocimiento sistemático, basado en la teoría, de cuáles podrían ser dichos cambios. Así, creímos que la teoría microeconómica aplicada se merecía que intentásemos incluir estas características informativas en modelos que recogiesen la estructura y el funcionamiento de estos mercados, con unos supuestos razonablemente precisos acerca de las condiciones informativas ex ante. Voy a dedicar una gran parte de esta conferencia Nobel a estos aspectos, con el fin de revisar la señalización, y posteriormente me centraré en otros aspectos de la estructura informativa de los mercados que han surgido como consecuencia de los cambios habidos en los parámetros, debido a la proliferación de Internet como medio de comunicación en los últimos años.

Spence, M. (2002). La señalización y la estructura informativa de los mercados. Revista Asturiana de Economía, 25, 49–94.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/25/P49-94.pdf

2000

Datos microeconómicos, heterogeneidad y la evaluación de políticas públicas

Heckman, James

En este artículo se recogen las contribuciones de la microeconometría al conocimiento económico. En él se abordan cuatro grandes temas: (1) el desarrollo por los microeconómetras de nuevas herramientas para responder a los problemas que empezaron a surgir tras la Segunda Guerra Mundial a raíz del análisis de las nuevas fuentes de información microeconómica; (2) las contribuciones de la microeconometría a los métodos de series temporales agregadas mediante la construcción de modelos que a su vez relacionan esquemas teóricos económicos para los individuos con datos sobre el comportamiento individual; (3) la importante regularidad empírica que esta disciplina detectó, referente a la diversidad y heterogeneidad del comportamiento, con importantes consecuencias sobre la teoría económica y la práctica econométrica; (4) la sustancial contribución de la microeconometría en materia de evaluación científica de medidas de política económica pública.

Heckman, J. (2003). Datos microeconómicos, heterogeneidad y la evaluación de políticas públicas. Revista Asturiana de Economía, 26, 211–295.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/26/P209-296.pdf

Decisiones económicas

Mcfadden, Daniel

Este discurso Nobel aborda el análisis microeconométrico del comportamiento de elección que realizan los consumidores al enfrentarse a alternativas económicas discretas. Antes de los años sesenta, los economistas utilizaban la teoría del consumidor principalmente como una herramienta lógica para explorar conceptualmente las propiedades de organizaciones de mercado y de políticas económicas alternativas. Sin embargo, cuando la teoría fue aplicada empíricamente, se utilizaron datos de mercado o de contabilidad nacional. En estas aplicaciones, la teoría solía desarrollarse en términos de un agente representativo del comportamiento a nivel de mercado. Cuando las observaciones se desviaban de las implicadas por la teoría del agente representativo, las diferencias se recogían en una perturbación aditiva atribuida a errores de medida de los datos en lugar de a factores no observables dentro y entre agentes individuales. Expresado en términos estadísticos, la teoría tradicional del consumidor establecía restricciones estructurales sobre el comportamiento medio, pero la distribución de las respuestas en torno a su valor medio no se vinculaba a la teoría.

Mcfadden, D. (2001). Decisiones económicas. Revista Asturiana de Economía, 21, 261–303.

Ver texto completo

http://www.revistaasturianadeeconomia.org/raepdf/21/p259-312.pdf

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

121. Una historia de los premios Nobel

538. Roger B. Myerson: Diseño de mecanismos y el Principio de Revelación

539. Eric S. Maskin: ¿Cómo implementar mecanismos eficientes?

Anuncios

2 pensamientos en “Discursos pronunciados cuando se recibió el Premio en Ciencias Económicas del Banco de Suecia instituido en memoria de Alfred Nobel (Premio Nobel de Economía)

  1. Pingback: Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel, 2005 | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Robert Aumann y Thomas Schelling. Contribuciones a la Teoría de Juegos: Análisis de conflictos y la cooperación | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s