Economía experimental y del comportamiento: sus orígenes y metodología

861

Resumen elaborado por: Carolina Fuentes

La economía no era aceptada como ciencia experimental hasta hace pocos años. Sin embargo no es un tema reciente. Sus orígenes se pueden encontrar en 1783 cuando Daniel Bernoulli formuló la paradoja de San Petersburgo, que consiste en el ofrecimiento a un jugador de ganar una cantidad de dos euros si sale cara en el primer lanzamiento de una moneda y seguir lanzando si sale cruz, pero doblando la cantidad en juego a cada tirada. ¿Cuánto debería pagar por participar en esa lotería? La respuesta es un valor esperado infinito, sugiriendo que el jugador debería estar dispuesto a pagar cualquier cantidad con tal de poder participar.

Bernoulli realizo el experimento entre las personas de su entorno dando como resultado que la gente no estaba dispuesta a pagar si quiera una pequeña cantidad de dinero por participar, demostrando que tan solo el cálculo de la esperanza matemática de un problema no tiene por qué predecir el comportamiento de los individuos. Este fue el primer experimento donde se muestra la discrepancia de cómo se espera que se comporten las personas según la teoría y cómo se comportan en sus decisiones económicas reales.

Asimismo, los experimentos de Thurstone fueron los primeros en cuanto a la toma de decisiones individuales, las preferencias sobre distintos bienes.  Y en 1944, Von Neumann y Morgenstern hicieron sus aportaciones teóricas a este tipo de análisis individual, explicando las decisiones bajo el riesgo y la incertidumbre. Gracias a estas evidencias experimentales, se conoce que los humanos no son neutrales al riesgo, ni si quiera ante pequeñas ganancias y que existe asimetría de información en situación de pérdida o ganancia en las que se enfrente un individuo, a su vez las probabilidades, así sean iguales, los individuos las suelen interpretan de forma diferente. Igualmente, otra disciplina importante es el análisis de modelos de la teoría de juegos. La teoría de juegos y la economía experimental encontraron una perfecta aplicación en la investigación y el análisis de mercados.

El surgimiento de la economía experimental llego de la mano de la psicología en los años 50’s y 60’s, desde el dilema de los presos, en donde se evidencia que el actuar egoísta lleva a los implicados a un resultado peor que si hubiesen decidido cooperar. Se comenzó a desarrollar literatura alrededor del comportamiento del individuo para jugar en entornos estratégicos y para calcular el equilibrio de Nash. También, se empezaba a aplicar conceptos sobre teoría de juegos en mercados no competitivos dentro de la disciplina económica. Paralelamente a la economía experimental surgió la economía del comportamiento, la primera es una herramienta, o una metodología de trabajo, y la segunda es una disciplina que tiene como objetivo el desarrollo de modelos teóricos sobre el comportamiento humano.

Dentro de la economía experimental surgen tres temas de investigación, el primer tema es el de bienestar relativo, es decir si el bienestar de los demás individuos influye en el nivel de bienestar propio. Como ejemplo se muestra el juego del ultimátum, en donde un buen porcentaje de individuos son muy generosos, renuncian a una parte significativa de sus ganancias para beneficiar a otros. El segundo tema son los sesgos de preferencias, por ejemplo las preferencias dinámicas: presente frente a futuro. Y por último el tema de cómo razona y aprende la gente, la evidencia obtenida de los laboratorios muestra que las personas no responden inmediatamente como se supone en los modelos de teoría de juegos, sino que necesitan algo más de tiempo.

Existen dos modelos básicos por los que se rigen los individuos, el modelo de las creencias y el modelo de refuerzo. El primero supone que las personas van actualizando sus creencias a partir de lo que observan en los demás. Es decir, no tiene por qué cambiar sus decisiones, pero les reportan una mayor ganancia, si los demás no lo hacen. El segundo modelo, considera que los individuos reaccionan según sus ganancias, dando mayor valor a las estrategias pasadas que le generaron mayor ganancia.

Es ahora cuando se hace pertinente preguntar cómo se realiza un experimento. El objetivo del experimento económico es analizar un problema en el entorno de un laboratorio, un entorno controlado de la situación económica que se desea realizar, y luego realizar variantes de la misma y compararlas. Para John Hey existen cuatro cuestiones básicas para desarrollar un experimento.

  • Los participantes en el laboratorio se enfrentan a un problema concreto.
  • El diseño debe ser tan limpio y claro como para que se enseñe algo.
  • El envió de cualquier tipo de ruido o efecto no controlado.
  • Proporcionar los incentivos apropiados para que los participantes tomen la decisión que más les convenga y así poder aprender de sus decisiones.

Del mismo modo existen reglas metodológicas que deben ser respetadas para la realización de este, ya que no son posibles de cambiar al final del experimento y sería muy costoso volver a traer a los participantes. Los diez mandamientos que deben estar perfectamente diseñados desde el principio del experimento son:

  • Los tratamientos: un experimento se compone de distintos tratamientos. Se estable una serie de instrucciones, incentivos, reglas, etc., comunes a todos ellos del cual solo se realiza una única variación entre cada par de tratamientos. Nunca se deben cambiar dos cosas a la vez entre tratamientos, ya que no se sabría a cuál de los cambios se debe el efecto observado. Asimismo, se debe realizar una prueba piloto, para comprobar si se comprende el diseño y observar cómo se comportan los sujetos y que tipo de resultados se obtienen. No se debe manipular los parámetros para conseguir los resultados deseados, a menos que la manipulación se advierta de forma explícita.
  • Entre e intra: un diseño entre sujetos significa que distintos individuos participan en distintos tratamientos. Por el contrario, un diseño intra sujetos significa que son los mismos sujetos los que participan en los distintos tratamientos. Es más limpio, utilizar diseños con distintos sujetos para contrastar efectos, o sea estudiar cómo pequeños cambios afectan al comportamiento humano. No obstante, no se puede despreciar el uso de diseños con los mismos sujetos ya que sirve para estudiar el aprendizaje o la transferencia de una situación a otra.
  • Efectos de orden: es necesario controlar el orden de las decisiones, donde los sujetos no tomen estás en un mismo orden, sino que haya cierta aleatoriedad.
  • Los incentivos: los experimentos económicos no deben ser hipotéticos, sino que deben conllevar unas ganancias reales dependientes de las decisiones de cada sujeto y de los otros sujetos, obteniendo así unos resultados más fiables.
  • La replicabilidad: Los experimentalistas deben ser capaces de replicar el mismo experimento en distintos contextos, lugares, etc., permitiendo así, la exploración de diferencias intrínsecas de la población o del procedimiento.
  • Control del experimento: tener constancia durante todo el experimento, desde la luz, la acústica de la sala, quien sea el experimentalista ya que todo puede tener un efecto en el comportamiento de los participantes y por ende afectar los resultados.
  • Framing: el efecto “marco”, se debe ser consciente del vocabulario que se usa y en que contextos se pide que los sujetos tomen decisiones, ya que este puede influir en el comportamiento de los individuos.
  • Los experimentas no mentimos: es una norma inviolable, no mentir a los sujetos experimentales, para proteger la credibilidad de los experimento y del experimentalista y que los sujetos confíen en que las instrucciones se van cumplir. Buena reputación.
  • Existencias de sesgos psicológicos conocidos: hay una serie de sesgos que se deben tener en cuenta a la hora de hacer un experimento. Los sujetos suelen ser adversos a las pérdidas, tampoco les gusta los cambios y prefieren el statu quo. Del mismo modo, es muy común que los sujetos asuman de manera inmediata una ganancia, que con rapidez consideren que algo que obtienen es suyo y no están dispuestos a perderlo.
  • Observaciones independientes: a la hora del análisis de datos es importantes que las observaciones sean independientes y comparables.

Dada la interacción que se fomenta entre la teoría y el contraste empírico la economía experimental y del comportamiento forman un elemento dinamizador del progreso de la economía.

Nota: Esta columna es un resumen de las ideas expuestas en: Brañas, P. (2011). Economía experimental y del comportamiento. (p.401). Barcelona: Antoni Bosch editor S.A. Capitulo 1: Experimentos en economía. pp 23-38

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

651. ABC de los experimentos económicos: sus ingredientes básicos y el concepto de valor inducido

699. Roth y los experimentos sobre negociación

791. ¿Experimentos o juegos en el salón de clase para el trabajo de grado?

 

Anuncios

Un pensamiento en “Economía experimental y del comportamiento: sus orígenes y metodología

  1. Pingback: Informe sobre el Desarrollo Mundial 2015: Mente, sociedad y comportamiento | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s