Juguemos a la PAZ

1501

Andrés Felipe León Esteban

Al cumplirse tres años de negociaciones en la Habana (Cuba), el Gobierno Colombiano y la guerrilla de las FARC (sin el EP por favor) han logrado acuerdos parciales en cuatro de los cinco puntos pactados en la agenda de diálogos. Lo mencionado anteriormente, posibilite poner fin al conflicto, por lo menos con esta guerrilla. El histórico apretón de manos entre el presidente, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño (alias  “Timochenko”), y el plazo de seis meses para lograr poner fin al conflicto armado, marcó un punto de inflexión en las negociaciones.

Es indudable que el avance en la mesa ha sido notorio, personalmente creo que el proceso de paz está llegando a una etapa en la cual podemos hablar de irreversibilidad. Sin embargo, el dialogo se ha llevado de una manera tan particular, que día tras día las contrapartes destapan nuevas “cartas” que ponen a dudar hasta al más optimista. Sólo por citar algunos casos, mencionare el secuestro de un general de la república, la solicitud de reformar la constitución por medio de una constituyente, la excarcelación de presos o el plebiscito por la paz.

Si bien el proceso de paz es un tema justo y necesario para nuestra agobiada sociedad, es fundamental que las partes lo aborden con la mayor prudencia posible, ya que en algunos momentos diera la impresión, que se afrontara como un juego de estrategia o como un juego de póquer. Por ejemplo, cuando dos personas están discutiendo y tienen planeado reconciliarse, no es raro observar que cada una de las partes se muestre agresiva, con el fin de obtener posteriormente un mayor grado de perdón. En la estrategia de negociación de conflictos ocurre igual. Lo que cada parte busca es llegar fortalecida antes de sentarse a la mesa a discutir y prepararse para el intercambio de ideas. Esa táctica de juego es la misma que se ve en negociaciones de paz como la que estamos presenciando entre el gobierno y las FARC. (VELEZ, 2012)

El juego de póquer requiere un mínimo de capacidad para estudiar las probabilidades de ganar según las cartas que están a la vista, pero la verdadera habilidad del juego consiste en la capacidad de engañar; algunas pocas veces en ocultar lo que se tiene como fortaleza, pero principalmente en la capacidad de “cañar” o “hacer un farol”. (LOPEZ J, 2012). Vale la pena aclarar que mi opinión no está encaminada a demostrar que el proceso de paz es un engaño, solo quiero exponer como las partes intentan “farolearse” mutuamente en pro de obtener las mejores tajadas. En palabras de Bronowski, la vida real consiste en marcarse faroles, en sutiles tácticas de engaño, en preguntarnos qué creerá el otro que pretendo hacer (BRONOWSKI, 1979).

En el libro, la lógica oculta de la vida, Harford hace una magnifica explicación sobre la racionalidad humana. Mucha de esta racionalidad se puede aplicar al actual proceso de paz con las FARC. De parte y parte, día a día, se realizan declaraciones en donde las exigencias son el pan de cada día, algunas de ellas son poco viables y otras contradictorias. La última gran jugada la hizo el presidente Santos, quien se ha mostrado dubitativo en como refrendar un eventual fin del conflicto. En algún momento se habló sobre un referéndum; sin embargo, ahora se está tramitando por el Congreso de la Republica un plebiscito que pueda refrendar lo negociado en la Habana. En palabra de Cecilia López, el presidente Santos sacó de la manga la carta del referéndum, a ver si le sonaba la flauta (LOPEZ, 2013).

Ahora bien, la actitud asumida por el Presidente Santos y de la guerrilla de las FARC, es totalmente entendible desde la perspectiva de los juegos. La estrategia es vencer, o por lo menos lograr lo que más se pueda en la mesa de negociación; por esta razón es necesario ver estos diálogos como un conjunto de estrategias para ganar la partida “de póquer”.

En líneas generales, vale la pena resaltar que el póquer es un juego de suma cero: la pérdida de un jugador es la ganancia de otro. Desde este punto de vista, pareciera se puede considerar un juego peligroso y haciendo la analogía, se podría llegar a poner en riesgo el futuro de unos diálogos de Paz, quizás a causa de un mal “farol”. Ahora, también hay que decir que la teoría de juegos dice que la mejor estrategia en esta clase de negociaciones es la de cooperar. Esto quiere decir que desde la perspectiva matemática y económica de la teoría, la manera más estratégica para ganar está en ayudarse.

Es de resaltar como la teoría del juego nos muestra la lógica que subyace en el póquer y la guerra (HARFORD, 2008), y el proceso de paz en la Habana no es una excepción. SI VAMOS A JUGAR, HAGAMOSLO CON PRUDENCIA. Amanecerá y veremos.

Referencias

BRONOWSKI. Jacob. (1979) El ascenso del hombre. Fondo Educativo Interamericano, México. D.F.

HARFORD, Tim. (2008) La lógica oculta de la vida.

LOPEZ, Juan. (2012) El jugador de póker. Kienyke.com. Ver en: http://www.kienyke.com/kien-escribe/el-jugador-de-poker/

LOPEZ, Cecilia. (2013) La paz no es un juego de póker. Las dos orillas. Ver en: http://www.las2orillas.co/la-paz-es-juego-de-poker/

VELEZ, Luis Carlos (2012) “El juego de la paz”. Revista Esquire. Ver en: http://www.esquire.com.co/detalleNoticia.php/111/Eljuegodelapaz

Columnas relacionadas

033. Si queremos la paz, debemos estudiar la guerra

182. Guerra y paz

439. La guerra y la paz entre colombianos racionales

logo-emar3.jpg

Anuncios

6 pensamientos en “Juguemos a la PAZ

  1. Pingback: ¿Somos todos buenos o engañamos para buscar nuestro propio beneficio? | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: La racionalidad y el conflicto: El arquitecto y la pitonisa, una breve introducción | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Las Vegas: El arte de “cañar” | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: Diálogos de paz entre el gobierno Santos y las FARC | Racionalidad Ltda

  5. Pingback: No más guerra. SI al proceso de Paz | Racionalidad Ltda

  6. Pingback: UIS presente en conferencia internacional sobre energía sostenible y protección del medio ambiente | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s