La ola verde de la esperanza

1509

Andrés Felipe León Esteban

Para las elecciones de 2010 surgió un movimiento ciudadano liderado por el profesor Antanas Mockus y un grupo de exalcaldes, quienes lograron el apoyo de buena parte de la sociedad bogotana gracias a un discurso progresista y para nada indolente. Luis Eduardo Garzón, Enrique Peñalosa y Antanas Mockus, conformaron una terna de lujo para participar en la consulta interna del partido verde, la cual posteriormente ganaría Mockus, convirtiéndose así en candidato presidencial. Antanas era un viejo conocido para la opinión pública, había ocupado dos veces el segundo cargo más importante de la nación y era reconocido por sus excentricidades, una de ellas fue casarse en un circo sobre un elefante. Posteriormente el exalcalde de Medellín Sergio Fajardo, quien con otro movimiento independiente llegó a sumarse como el candidato vicepresidencial que acompañaría a Antanas Mockus en esta revolución política ciudadana.

La denominación “ola verde”, fue bautizada así por los medios de comunicación y expertos en política, que reconocieron el poder de sus ideas y la forma como se expandía rápidamente a través del mar político colombiano. Sin embargo, este término va más allá de su significado coloquial. Para Cecilia Orozco “la Ola Verde fue una manifestación espontánea de inconformismo de ciudadanos del común, que sienten que la política que hacen en Colombia no es la política correcta. Pienso que se ha minimizado la existencia de la Ola Verde por el efecto inmediato en votos y por la capacidad tremenda de la política tradicional de autodefensa, en el sentido de no dejarse quitar el manejo del poder. Pero no es un buen análisis decir que fue solamente un movimiento juvenil y pasajero” (Orozco, 2011).

En virtud de sus cualidades comunicativas y de su particular personalidad, Mockus provocó el fenómeno ciberactivista más importante en América Latina, Mockus tuvo éxito en la red casi por las mismas razones por las cuales fracasó en la televisión: porque no piensa de manera lineal sino que ofrece links a otros temas que tienen que ver pero que abren más que cerrar las ideas; (…) no establece fronteras entre lo público y lo privado; (…) usa imágenes y símbolos (…) es transparente y (…) más que ofrecer soluciones desde arriba estimula la acción colectiva. Es decir, porque él piensa como internet (León, 2010).

¿Pero qué paso con la Ola Verde? Una mezcla de extrema sinceridad, los rumores sobre su salud y los desafortunados “desaciertos” como negar la existencia de Dios en un estado mayoritariamente católico, fue la excusa que aprovecho su contendor Juan Manuel Santos (discípulo en ese entonces del expresidente Uribe Vélez), quien empezó a ejecutar una campaña de desinformación y desprestigió que llevaría a reducir las aspiraciones de llegar a la presidencia. Sin embargo y muy a pesar de todo, la confianza en esta nueva Ola no se perdía en las calles, de forma masiva acudieron a las urnas y expresaron su apoyo a una propuesta seria y transparente, que diera un golpe contundente y derrotar así a la maquinaria gubernamental.

En primera vuelta Antanas quedo en segundo lugar, pero el candidato Juan Manuel Santos no alcanzo la mitad más uno de los votos, razón por la cual y según la constitución de Colombia era necesario llevar a cabo una segunda vuelta presidencial entre Santos y Mockus.  Para esta segunda vuelta, la campaña de Mockus –sin proponérselo– se convirtió en un fenómeno en Internet. Vertiginosamente jóvenes entusiastas se adhirieron e inundaron la web con sus consignas, videos, banners publicitarios. El optimismo contagió, según lo indicaron las encuestas, los principales centros urbanos. Sin embargo, en la carrera final por la presidencia, las cosas cambiaron. Mientras Juan Manuel Santos ganaba adeptos, Mockus no alcanzaba alianzas importantes en su carrera presidencial; de esta manera se impuso el principio popular de que es mejor lo conocido, así no sea tan bueno, que lo nuevo, así prometa ser mejor. De esta forma, Juan Manuel Santos fue elegido presidente de Colombia por el periodo 2010-2014.

El cumplimiento de reglas democráticas y una justicia digna alimentó este movimiento, el cual por varios meses lideró la intención de voto en las encuestas. Antanas Mockus, preso de su coherencia, dejó que la presión creativa que despertó la ola verde con su cuestionamiento del statu quo, continuara sin control más allá de los límites tolerables para el ciudadano común, generando la percepción de que los costos de elegirlo eran mayores que los de no hacerlo. (Forero, 2011)

Colombia creyó que era posible y el golpe de opinión no se dejó esperar, Mockus logró lo que ningún candidato había hecho, despertar la esperanza de que un mañana mejor si es posible; dejo servida la mesa para que las futuras generaciones de jóvenes que aspiran políticamente representar al pueblo reflexionen en torno a la mejor manera de hacer y ejercer una democracia que hoy está contaminada y que ha generado la desconfianza hasta el punto de que siempre ganan los mismos con las mismas. En palabras del mismo Mockus, la Ola Verde básicamente representó un intento de ayudar a construir una sociedad de una manera diferente, a través de la educación.

Nota. La presente columna se elaboró tomando algunas ideas expuestas en:

Martínez, Margarita. (2011). Documental: La Ola Verde, parte 1/8. Ver en: https://www.youtube.com/watch?v=mR-n86MBltA

Orozco, Cecilia. (2011). La silla vacía. Ver en: http://lasillavacia.com/historia/el-unanimismo-de-hoy-lo-hubiera-envidiado-alvaro-uribe-20829

León, Juanita. (2010). Revista Semana. Ver en: http://www.semana.com/vida-moderna/articulo/la-politica-20/118571-3

Forero, Álvaro. (2011). Periódico El Espectador. Ver en: http://www.elespectador.com/opinion/el-documental-ola-verde

Columnas relacionadas

645. ¡Exigimos educación!

1403. Documentales para debatir: Una estrategia pedagógica

1406. La revolución de las cosas pequeñas

logo-emar3.jpg

Anuncios

4 pensamientos en “La ola verde de la esperanza

  1. Pingback: Un refrigerador lleno: El mejor síntoma de una institucionalidad óptima | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Nueva cara en el gobierno | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Estrategias por el poder local en la confrontación con armada en Colombia | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: UIS presente en conferencia internacional sobre energía sostenible y protección del medio ambiente | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s