Visión económica de la sociedad actual

1534

Jairo Manuel Lamadrid Ruiz

Es increíble como las decisiones empresariales respecto a los potenciales clientes están dadas por razones que muchas veces ellos mismos desconocen (consumidor), es más una interacción desde una óptica psicológica del inconsciente del sujeto. También la catalogación del cliente con relación a su capacidad adquisitiva que en busca de maximizar la utilidad se le ofrece servicios “adicionales”. Entender y analizar parte de la sociedad: los procesos colectivos de consumo e interacción económica desde la visión de economista, cambia toda la panóptica en cuanto a la visión de la sociedad.

El sujeto en su arrogancia y supuesta racionalidad se reconoce libre en la toma de decisiones, no hay ninguna fuerza coercitiva externa que lo limite. Es más o menos aceptado el libre albedrío en la humanidad como conjunto. Pero surgen dudas que colocan esa idea un poco sin cimientos ante la vida práctica, las estrategias empresariales que logran “estimular, hacer hablar y hacer responder” al cerebro mientras externamente el individuo se siente que las elecciones que realiza al comprar algunos productos en un supermercado son obra de su voluntad más auténtica.

Pero cuestiones más serias como la profesión a estudiar, elección de bienes de gran valor, etc, también están influenciadas por el medio (en este caso de los seres humanos, medio social. Hace mucho que se desprendió de una mayor interacción con el medio ambiental propio de los animales inferiores), y por los estímulos que en él se presentan sin que sea consciente. Lo que determina decisiones de compra, o por lo menos demarca la elección que se quiere que se tome sobre las demás posibles.

Haciendo una analogía, en el medio-ambiente, los estímulos del medio hacia los animales y su instinto biológico de supervivencia están determinada por una suerte de evolución y cierto carácter divino o de poder de la naturaleza misma. En el medio-social, el ser humano trata de mantener por supuesto su instinto de supervivencia, el problema ahora no es de escases y por tanto de lucha por adquirir bienes cuales sean con tal de poder suplir este mínimo básico; sino que se genera cierta frustración para elegir entre demasiadas opciones de compra (en una economía de mercado). Y los “estímulos económicos” tratan de que esos individuos tomen ante la alta posibilidad de elección una especifica que suple “su necesidad” (cabe aclarar que el mercado es un constructor de necesidades, es por su propia naturaleza de incrementar la producción más allá de la necesaria para la subsistencia humana (biológica), nacen así las “necesidades histórico-culturales”)

En este libro el autor nos lleva a ver la teoría económica aplicada a la vida real, y desde ella abstraer toda esa serie de conceptos que resultan lógicos desde la matemática, y que cuesta muchas veces creer que se puedan aplicar.

Bibliografía

Harford, T. (2001). El economista camuflado (p. 344). Grupo Planeta.

Columnas relacionadas

635. Algunas nociones básicas de Neuroeconomía

921. La clave del misterio de la vida / el designio inteligente

1407. La biología racional

logo-emar3.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Visión económica de la sociedad actual

  1. Pingback: La racionalidad, una fuerza fundamental | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s