La lógica oculta del amor

1613

Diana Marcela Nova Díaz

Después de leer el libro “La lógica oculta de la vida”, donde se hace un análisis sobre como la economía explica todas nuestras decisiones, quise enfocarme explicando a partir de teorías económicas los cambios de comportamiento de los seres humanos en el ámbito del AMOR. ¿Es este un comportamiento racional y la gente racional responde a las compensaciones y a los estímulos que este otorga? ¿Cuándo los costes o los beneficios del AMOR cambian, la gente modifica su comportamiento? Para saber todos estos enigmas, incorporemos en este pequeño mundo de los enamorados, donde cupido será nuestro más fiel testigo.

“Hoy note un instinto, algo distinto en que me fije, esa mirada y esa sonrisa que de lejos me distes quiero decirte mil cosas, que estamos haciendo lo has notado yo lo sé, no sé si estoy confundido no te enojes conmigo creo que te gusto y tú a mí también.” Quizás soy muy callado y nunca te he hablado de esto que siento y ya no aguanto más como es que no te das cuenta de que al solo verte yo que soy tan fuerte empiezo a temblar (Don Omar). Con frases como la anterior puedo empezar mi escrito, ya que creo que sintetiza lo más bipolar de este mundo, el amor. Hoy se ama, quizá mañana no. Todo es a conveniencia.

El mercado del AMOR es de los más imperfectos que hay, aquí no existe la competencia perfecta. Porque en cuestiones del corazón, la información nunca es suficiente y para variar con frecuencia mal procesada. ¿Qué hace una estudiante de Economía con falta de experiencia hablando de amor y sexo? Empecemos por lo obvio. Todos sabemos que el amor es uno de los bienes más escasos que existen y la economía se dedica a la asignación de los recursos escasos. La economía puede asomarse a lugares donde otras ciencias no entran. Después de todo, estamos ante un tema que tiene una dimensión económica indiscutible.

La intersección del amor y el mercado señala el punto de cruce complejo entre una emoción (el amor romántico) y la esfera económica cultural del consumo. Dicha intersección se da mediante dos procesos: la romantización de los bienes de consumo y la mercantilización del amor romántico. La romantización de los bienes de consumo es el proceso por el cual dichos bienes adquieren cierta aura romántica y se vuelven populares beneficiando la economía. Y la “mercantilización del romance” se refiere al proceso mediante el cual las prácticas amorosas se van asimilando y entrelazando cada vez más con el consumo y la cultura de cada persona, convirtiéndose el amor en una institución económica y por ello está llena de irracionalidad.

“El primer matrimonio es el triunfo de la imaginación sobre la inteligencia. El segundo, el de la esperanza sobre la experiencia”, escribió el inglés Samuel Johnson. La probabilidad de que un matrimonio termine en divorcio crece rápidamente, pero eso no impide que haya cientos de miles de matrimonios cada año. Obviamente, la teoría de la elección racional no nos dice todo sobre el amor, la pareja y el matrimonio, pero las elecciones racionales representan una parte importante del asunto y los economistas pueden decirnos algo acerca de la lógica que subyace en el amor.

Tanto hombres como mujeres tenemos un comportamiento racional que nos ayuda a convivir sin problemas incluso con nuestra emoción más apasionada: la del amor. ¿Por qué? Porque los enamorados planifican, diseñan estrategias, negocian y se las ven con la cruda realidad de la oferta y la demanda. No sólo es recomendable contemplar el amor y el matrimonio con una mirada racional, sino que es la única manera de entender uno de los mayores fenómenos sociales convulsivos de finales del siglo XX: el súbito aumento del número de mujeres profesionales y cultas; según especulaciones coloquiales a los hombres no les interesan las mujeres que son muy preparadas y por su parte a las mujeres muy preparadas ya no les interesa enamorarse sino tener estabilidad económica, ¿Que tan cierto será esto? Pues si analizamos bien; cuando se trata de una gran pasión, no existen bienes sustitutos y el amor escasea cada día más, ¿Qué será este mundo sin amor? Es Julieta o la Muerte, dice Romeo. Es Julieta y la Muerte, decide Shakespeare. En el amor no existe la competencia perfecta, Porque la racionalidad humana parece indicar que cartera mata carita.

Para nadie es un secreto que una de las instituciones más rentables para la economía es “el matrimonio” ya que es más eficiente que la soltería porque es una unidad de producción y consumo rentable, demostró (Gary Becker), el premio Nobel de Economía hace más de cuatro décadas. Una de las razones es que, las parejas se divorcian cuando la utilidad de estar casadas cae por debajo de la utilidad esperada de estar divorciadas, cuando ellos ya no obtienen ningún placer de estar casados, es decir, los buenos matrimonios están basados sobre las buenas decisiones de negocios y cuando las personas se divorcian, quiere decir que las personas hacen eso porque se dan cuenta que no son muy felices ahora, y quizás puedan encontrar a otra persona que los haga felices. Estar conviviendo bien y maximizando su utilidad produce decisiones más racionales o minimiza las compras más irracionales: “No te compres otra raqueta, Federico, ya tienes cuatro. Tienes razón, Gloria, pero tú deja esos lentes oscuros. Tampoco los necesitas”.

Y lo más interesante es que amor y economía, van más juntos de lo que parece, son la pareja perfecta y más productiva del sistema económico y cupido lo puede afirmar, a través de la otra cara del día de San Valentín, pensemos quienes realmente adoran el 14 de febrero incluso más que los enamorados son… ¡correcto!  Empresas y negocios que buscan sacar una buena tajada a esta fecha y aumentar drásticamente sus beneficios: nada menos que un 50% según diversas encuestas publicadas. El tema del Amor en la economía no se agota ni siquiera cuando acaba el amor. Un matrimonio disfuncional provoca pésimas decisiones económicas, por ejemplo, cuando cada uno empieza a tomar decisiones a partir del cálculo de cuánto le tocaría en caso de una separación. El divorcio es un gran tema económico.

Para finalizar puedo contextualizar este tema con estas pequeñas líneas de una de mis canciones favoritas, que sintetiza cosas que si las entendiéramos, quizá habría competencia perfecta en el mercado del amor. “El amor tiene firma de autor en las causas perdidas, el amor siempre empieza soñando y termina en insomnio. Es un acto profundo de fé que huele a mentira, el amor baila al son que le toquen, sea Dios o el demonio, el amor es una guerra perdida entre el sexo y la risa, es la llave con que abres el grifo del agua en los ojos, es el tiempo más lento del mundo cuando va de prisa, el amor se abre paso despacio no importa el cerrojo. El amor es la arrogancia de aferrarse a lo imposible, es buscar en otra parte lo que no encuentras en ti. El amor es un ingrato que te eleva por un rato, y te desploma porque si. El amor es dos en uno que al final no son ninguno, y se acostumbran a mentir. El amor es la belleza que se nutre de tristeza, y al final siempre se va. El amor casi siempre es mejor cuando está en otra parte. Luce bien en novelas que venden finales perfectos, y no te deja decir lo que quieres decir sin hacerte saber que se escupe hacia arriba. Es sentarte a mirar pasar frente a ti el desfile mortal del cadáver de todos tus sueños.” (Ricardo Arjona).

Concluyendo toda esta problemática económica nos lleva a discernir que en el amor unos buscan un sueño y otros buscan un destino, y en este punto están las grandes divergencias.

Bibliografía

Becker, Gary. (2013).La economía del matrimonio. Recuperado el 23 de febrero de 2016 de https://puntodevistaeconomico.wordpress.com/2013/09/13/gary-becker-y-la-economia-del-matrimonio/.

Dollars and Sex. (Marina Adshade).Recuperado el 23 de Febrero de 2016 de http://marinaadshade.com/

Hardford, Tim. (2008). La lógica oculta de la vida: Como la economía explica todas nuestras decisiones (pág 7,42,43). División Editorial Grupo Planeta.

La otra cara del día de San Valentín (Yulia Fernández Sánchez).Recuperado el 23 de Febrero de 2016 de https://actualidad.rt.com/opinion/yulia-tarasenkova/199492-san-valentin-empresas-sacar-dinero.

Ricardo Arjona (2011) El amor [archivo de video] Recuperado de:

https://www.youtube.com/watch?v=vWtJJRTqVS

Columnas relacionadas

1003. El negocio del amor y la amistad

1039. Decepción amorosa vs decisiones racionales

1239. El amor no es racional, pero los amantes si lo son

logo-emar3.jpg

 

Anuncios

4 pensamientos en “La lógica oculta del amor

  1. Pingback: El negocio del amor | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: La competencia: La demanda y la oferta del amor | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Amor, la fuerza que mueve el mundo | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: ¿Cuáles son los espíritus animales que afectan la economía colombiana? | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s