Nuestras acciones

1601

Juan Sebastián Arenales Villabona

No siempre las buenas acciones tienen los efectos esperados. ¿Somos mejores o peores que otros? Esta es una pregunta que muchas veces se han hecho los hombres durante toda la historia, nadie nos enseñó a compararnos, ¡es algo que aprendimos por naturaleza! Nadie nos enseñó la codicia, el egoísmo, el orgullo ni la envidia, los fuimos descubriendo al querer que toda lo que nos sucede a nosotros y a los demás fuera aprobado por nuestro propio sentido de “justicia”. Lo que creemos que es “correcto y merecido” ¡es lo que quisiéramos que sucediera siempre! Porque si no sucede así entonces abrimos la puerta mediante la comparación a la amargura, la depresión, la impotencia y muchos otros sentimientos que nos absorben la vida y la felicidad.

Algunos ejemplos como el intento de proteger animales con una ley provocó una tala de árboles que dejo sin cobijo a ciertas especies; y, así, lo mismo con impuestos sobre basuras (emana en contaminación) o antiguas leyes para los acreedores judíos (que perjudicaron a los clientes de éstos). El intento de salvar vidas buscando conocimientos en autopsias resultó, paradójicamente ser la causa de las muertes en el parto (fiebre a causa de partículas cadavéricas provenientes de los cuerpos de las autopsias). Y aquí llega uno de los puntos clave: soluciones eficaces, baratas y simples para problemas complejos aparentemente sin solución (solución clorada para desinfectar a los médicos tras las autopsias en pro del no contagio de éstas por parte de las pacientes).

Hallamos otro gran ejemplo en la agricultura: innovaciones simples en temas como fertilizantes, etc… hacen que los productos animales o las frutas sean accesibles a cualquier individuo debido a escaso coste de éstas innovaciones (de otra forma sería un lujo consumir fruta, por ejemplo). Y es aquí donde quería llegar. Se nos responde a una de las preguntas básicas de la economía: ¿Cómo producir? De la manera menos costosa con el resultado más eficaz. En cierta parte del libro expone como situaciones complejas, ciertamente catastróficas, son resueltas con soluciones de bajo costo, relativamente, además de simples y lo más importante eficaces.

En la situación de las madres fallecidas por fiebre puerperal, había grandes gastos en médicos en investigación y personal, sin resultado alguno frente al problema. Sucede que con una simple solución clorada con la que desinfectar las manos del personal médico, se ahorraron muertes, y presupuesto en médicos e investigación. Pero a veces estas medidas tan simples lo son tanto que son sometidas a susceptibilidad (caso posterior de los cinturones de seguridad) o simplemente una acción que afecte a nuestra propia salud nos puede ofrecer ciertas ventajas (externas a la salud), que esta queda en un segundo plano, irracionalmente se podría decir de una manera simple como dejar de fumar o ponerse el cinturón en el coche reduciría las probabilidades de mortalidad. En conclusión mucha veces somos el producto de nuestras acciones y por más de que muchas veces pensamos que nuestra acción es buena no vemos más allá que esta misma acción puede contraer consecuencias.

Bibliografía

Dubner, S, & Levitt, S. Superfreakonomics: Enfriamiento global, prostitutas patrióticas y por qué los terroristas suicidas deberían contratar un seguro de vida. Debolsillo. 2001

Columnas relacionadas

1241. El poder de los incentivos sobre el actuar humano y el devenir social

1546. El lado oscuro de los incentivos

1566. Incentivos: Guías de nuestro comportamiento

logo-emar3.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Nuestras acciones

  1. Pingback: Superfreakonomics: Enfriamiento global, prostitutas patrióticas y por qué los terroristas suicidas deberían contratar un seguro de vida | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s