El costo de oportunidad: ¿La lógica oculta de la vida?

1622

Dadán Amaya Perea

La filosofía, la ética, la psicología; el hombre en general, durante mucho tiempo se han preguntado por la razón de ser de nuestros actos. ¿Por qué actúan como actúan las personas? ¿Existe una motivación última para su comportamiento, tanto en la esfera privada como en la pública? ¿Podemos hablar de una lógica que explique nuestros actos? Cada disciplina ha respondido las preguntas anteriores desde diferentes enfoques dando lugar a concepciones del hombre más o menos complejas, más o menos precisas.

En ese abanico de respuestas que ofrecen las diferentes ciencias sociales la economía ha puesto una contribución importante aunque hasta el momento como subsidiaria de la filosofía o de la psicología. Así, por ejemplo, desde la perspectiva del materialismo dialéctico, el hombre es un ser viviente en conflicto con las fuerzas de la naturaleza de la que extrae sus medios de subsistencia, forjando en el proceso su propia vida material y su actuar por lo tanto. Por su parte Keynes nos habla del animal spirit como aquella naturaleza que impulsa al hombre hacia la búsqueda del éxito, lo nuevo, la aventura, etc.

Tales concepciones del actuar humano entran en discrepancia con el espíritu de lo que en la actualidad conocemos como economía ortodoxa y su deseo de simplificar hasta donde sea posible las explicaciones. Por ello, y de la mano de autores recientes como Levitt y Dubner en Freakonomics, Harford se ha esforzado por traer al público una explicación un poco más prosaica, si se quiere de la lógica que motiva los actos de los seres humanos. Su tesis es tan simple como tentadora: en el actuar de los seres humanos a diario procede un pensamiento racional muy parecido o idéntico a la lógica con que los individuos toman decisiones económicas. Más aún; el proceder de los hombres —y las mujeres— es un proceder puramente racional por esencia en el que prima el análisis costo-beneficio.

Una teoría como esta no deja de causar susceptibilidad por parte del público a quien por diferentes prejuicios, la idea de un ser frío y calculador oculto detrás de cada decisión humana le resulta a veces poco verosímil y otras irritante. Por ello el autor se esfuerza en dejar claro que no se trata de defender la idea de que cada uno es un homo económicus en su más pura expresión, de lo que se trata es de ayudar a entender que nuestras decisiones se encuentran motivadas por una lógica que ante las disyuntivas nos lleva a considerar aquello a lo que renunciamos para llevar adelante determinado cometido y para sustentar su tesis el autor da numerosos ejemplos en los que prevalece el análisis costo beneficio en las decisiones diarias.

Llegado a este punto el lector habrá entendido que se trata de un esfuerzo por trasladar el concepto del costo de oportunidad a la lógica de la vida diaria; algo no muy nuevo, se dirá, pero de hecho la novedad radica en dar a entender que el costo de oportunidad no es sólo una categoría de la teoría económica, sino que, además de ello es un elemento muy ligado al pensamiento humano.

El costo de oportunidad, aquello a lo que se renuncia para obtener determinado beneficio, es según el autor, la lógica oculta de la vida. No obstante, en mi opinión, una conclusión como esta sólo habla de un proceder más o menos calculador. Es una lógica, por supuesto, que motiva el proceder individual y colectivo, pero no deja de ser eso. Harford, se abstiene de preguntarse cuál es la materia prima de este análisis del costo de oportunidad, es decir cuál es el elemento que evalúa dicha lógica. Es comprensible tal proceder si se tiene en cuenta que desde la ortodoxia de la economía el valor de la subjetividad posee la mayor prioridad, aún así, visto desde una óptica más heterodoxa y no atados a la boya de dicha subjetividad puede decirse que al profundizar un poco en la resolución de esta pregunta se encuentra que todo análisis del costo de oportunidad evalúa en el fondo el placer o displacer que provoca una acción.

Al plantear lo anterior hago esfuerzos ingentes por no caer en una definición puramente hedonista del actuar humano. Es importante contemplar que hay diferentes tipos de placeres: espirituales, carnales, sociales, culturales, ascéticos, pero todos ellos se caracterizan por su oposición relativamente objetiva al displacer. Al actuar, el ser humano calcula el placer que le proporciona un acto y la posibilidad de alejar o eliminar el displacer en el corto mediano y largo plazo. La conclusión de dicho análisis, que no es perfecto ni plenamente informado, es la piedra angular del actuar humano que antes que muy racional es bastante básico aunque infinitamente más complejo que el actuar animal debido a la complejidad de nuestras estructuras cognitivas.

Referencias

Harford, T. (2008). La lógica oculta de la vida: cómo la economía explica todas nuestras decisiones. Madrid: Temas de Hoy.

Keynes, J. M. (2003). Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero. México: Fondo de Cultura Económica.

Levitt, S. D., Dubner, S. J., & Montero, A. (2007). Freakonomics. Barcelona: Ediciones B.

Marx, K., & Engels, F. (2014). La ideología alemana: crítica de la novísima filosofía alemana en las personas de sus representantes Feuerbach, B. Bauer y Stirner, y del socialismo alemán en las de sus diferentes profetas. (W. Roces, Trad.). Buenos Aires: Akal. Recuperado a partir de http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&scope=site&db=nlebk&db=nlabk&AN=993124

Smith, A. (2004). Teoría de los sentimientos morales. (E. O´Gorman, Trad.). México: Fondo de Cultura Económica.

Columnas relacionadas

1306. El mercado de los videojuegos: Emociones sobre racionalidad

1617. El desarrollo debe ir encaminado por la igualdad

1621. Racionalmente irresponsables

logo-emar3.jpg

Anuncios

2 pensamientos en “El costo de oportunidad: ¿La lógica oculta de la vida?

  1. Pingback: Las condiciones de la vivienda, las necesidades básicas y el trabajo decente: Perspectivas de incidencia desde la política pública en Santander, (2010-2015) | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Calidad de vida | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s