¿Será correcto llamarle racismo racional a la aversión en su máxima expresión?

1623

Angieth Liceth Rueda Buenahora

Discriminar racionalmente parece ser bueno, incluso cuando lo hacemos desde un punto de vista se ve bien, discriminar a un ladrón, a un asesino o a quién tenga mala reputación parece verse normal para muchas personas. Pero existen graves peligros a la hora de discriminar por su raza aun cuando dice hacerse racionalmente, pues este en su mayoría se ejecuta para la obtención de un beneficio en su mayor parte económico o personal. Es ahí donde se considera perjudicial y podría afectar significativamente en la sociedad y al sistema económico como tal.

Empezando con un experimento realizado en la Universidad de Virginia, por Roland Fryer, Jacob Goeree y Charles Holt, y algunos estudiantes de esta universidad que dividieron en dos grupos: trabajadores y empresarios, en donde su objetivo era ser contratados y contratar al trabajador con formación académica, luego de que los trabajadores estuvieran divididos por colores diferentes, se empezó a ver un gran racismo por parte de los empresarios al notar que los de color verde eran los que en su mayoría invertían en formación y por lo tanto eran los que más contrataban. Por el contrario, los de color morado eran los que según estadísticas se veían menos interesados en invertir y por lo tanto eran menos contratados por esta razón.

Tanto los trabajadores como los empresarios tenían incentivos de actuar y de ejecutar ideas y estrategias, los trabajadores debían tener presente la relación costo/beneficio para invertir y poder ser contratados. Los altos índices de los de color verde eran en su mayoría propensos a invertir en formación y los morados no, estos últimos ni siquiera pensaban en proporcionar esta inversión porque de todos modos las probabilidades de ser contratados eran realmente bajas. Es ahí donde empieza a notarse la afectación de ver a una persona desde un punto de vista grupal y no individual, es esto precisamente lo que incide en el racismo clasificado como racional.

Al fin del experimento se notó el gran racismo o sentimiento de rechazo hacia los de color morado. Pasándolo al mundo real, y poniendo esto en términos económicos, considero que este es uno de los principales problemas que afectan al desempleo en la actualidad, pues empezando por la división que se hace o estereotipos y repugnancia que se le tienen a las personas afro, en donde a partir de nombres se conoce si es de piel oscura o clara, además los empresarios suponen saber que porque es de piel negra no tiene estudios, probablemente roban, o simplemente están hechos para ser obreros de construcción; son estos prejuicios los que llevan a una humanidad cada vez más clasificatoria y sin acceso a un mínimo desarrollo humano, pues estamos acostumbrados a ver a las personas de acuerdo al grupo al que pertenecen y no de perspectiva individual con derechos propios, ignorando capacidades que podrían favorecen a un posible crecimiento del país o del mundo. Y de hecho sabiendo que si tienen buena formación, ni siquiera miran su hoja de vida porque creen que estos estereotipos los definen como persona laboralmente capacitada.

El racista racional solo es racista cuando le compensa serlo, los economista consideran dos tipos de discriminación, una basada en gustos y preferencias, esta es la que sencillamente los empleadores se niegan a dar empleo a un negro porque no le gustan los negros, y el segundo tipo es la discriminación estadística o racismo racional, se da cuando los empleadores utilizan el rendimiento medio del grupo racial al que pertenece el aspirante como formación para ayudarles a decidir si lo contratan o no. Es evidente que ambas tienes un abismo de diferencia en cuestión moral, pero negarle la oportunidad a una persona que podría ser incluso más preparada, con mejor experiencia y mejor industriosa que otra que siendo blanca no tiene ni la mitad de saberes del primero y es contratada, es realmente indignante.

Es precisamente en ese punto donde me parece interesante este tema, y considero que merece todo los estudios posibles para poder acabarlo, pues hablando desde un punto de vista no solo moral sino económico y objetivo, estoy segura que hay millones de personas negras que tienen miles de talentos por explotar y que no lo hacen desmotivados por una sociedad con sentimientos de aversión (rechazo o repugnancia hacia una persona o cosa), pues saben que aunque inviertan en formación educativa muy difícilmente, por no decir imposible, van a ser contratados, ya que desgraciadamente nacer negro en este mundo es una maldición porque sin escoger serlo naces con menos oportunidades. Tal vez no nos damos cuenta que es una persona menos que probablemente con sus capacidades y fortalezas nos pueda beneficiar en nuestra empresa, industrialmente  o intelectualmente, y que actuando racionales o no, eso va a criterio de cada quien, le ponemos una barrera de restricción y le negamos la oportunidad de demostrar laboralmente sus diferentes potenciales.

Columnas relacionadas

1596. Racismo racional

1603. Discriminación por preferencias, discriminación estadística y los estereotipos: Una cadena desastrosa

1615. Equidad: Fantasma en el mundo laboral

logo-emar3.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “¿Será correcto llamarle racismo racional a la aversión en su máxima expresión?

  1. Pingback: Racismo rentable | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s