Reseña. Calidad de la educación y crecimiento económico (Eric Hanushek y Ludger WöBmann, 2007)

1647

Angélica María Zambrano Mantilla

Los autores inician explicando que garantizar el acceso a la educación es una de las mayores prioridades en la agenda del desarrollo y que se ha logrado un real impacto en el aumento de la matrícula escolar como resultado más importante. Sin embargo, es claro que el logro de una meta como esta, fácil de medir, no debe permitir ignorar el hecho de que son las habilidades adquiridas por las personas las que importan para asegurar el desarrollo. Incluso, los autores afirman que las diferencias entre los niveles de desarrollo de diversos países se explican más por las diferencias de logros en el aprendizaje que en el número de años de estudio de la población, de hecho se ocupan de demostrarlo en el informe que se reseña a continuación.

Según los autores, es evidente que una estrategia de desarrollo productiva tendría que incluir un incremento en los niveles educativos de la población. Pero las políticas de aumento de los niveles educativos de la población no tienen en cuenta algunos puntos, entre los que se destacan:

  1. Los países desarrollados y no desarrollados difieren de muchísimas cosas, además de los niveles de educación.
  2. Muchos países han expandido las oportunidades escolares sin disminuir la brecha en otros aspectos de bienestar.
  3. Los países que no funcionan bien difícilmente podrían ofrecer programas efectivos de educación.
  4. Aunque la educación es el foco, muchas de las estrategias no parecen muy efectivas y no producen lo que se espera de los estudiantes.

Así, se afirma que uno de los inconvenientes más grandes es que, mientras que la información sobre matrículas y acceso ha sido ampliamente publicada, los datos sobre calidad no lo ha estado tanto. De esta manera, los autores presentan nuevos datos, sobre habilidades cognitivas, como medida de calidad de educación, que les permiten demostrar que los déficits en educación de los países en desarrollo son más grandes de lo que se piensa.

Para explicar lo anterior, los autores argumentan que la mayoría de la literatura de análisis microeconómico y macroeconómico incluyen el promedio de años de escolaridad como una medida de educación, lo cual implícitamente asume que un año de educación otorga las mismas habilidades cognitivas a todas las personas, en distintos sistemas educativos. Esta es la razón por la cual los autores no consideran que esta medida sea útil para comparar los distintos desarrollos entre países. A esto se adiciona que otro error de esta medida consiste en asumir que todo el capital humano que puede obtener una persona proviene de la educación formal, cuando está ampliamente estudiado que factores externos a la escuela afectan el desarrollo de habilidades cognitivas, como la familia, los compañeros, entre otros.

Los autores argumentan, entonces, cómo un indicador más cercano a observar las habilidades cognitivas de un estudiante, como su desempeño en pruebas de matemáticas o ciencias, ha tenido cierto auge desde la década de 1960, pero no se ha aprovechado lo suficiente. Sin embargo, demuestran, con varios ejemplos, que estudiar el desarrollo económico de un país cambiando la variable “años de educación” por “calidad de la educación” (medida según el desempeño de los estudiantes en pruebas internacionales) permite una mejoría en la estimación muy significativa.

Como sugerencia más importante para mejorar la calidad de la educación, los autores proponen enfocarse en las instituciones y asegurar un gasto eficiente en el sector y no solo aumentar los recursos asignados. Para desarrollar este punto, los autores demuestran a través de numerosos estudios, que las políticas basadas en la mera asignación de recursos no logran los mejoramientos necesarios en el aseguramiento del aprendizaje, muy diferente a un punto sustancial, que se refiere a la contratación de profesores de alta calidad.

Así, está demostrado que los buenos profesores logran mover a los estudiantes mucho más allá en su línea de aprendizaje que los malos profesores. Sin embargo, se llama la atención sobre la manera de definir lo que es un buen profesor, ya que los indicadores comúnmente usados, como nivel educativo, experiencia o reconocimientos, no siempre están directamente relacionados con sus habilidades reales en el salón de clase. Finalmente, los autores reconocen que la contratación de profesores con estas características es muy difícil en los países de desarrollo, lo cual demuestra un problema estructural del sistema educativo vigente en la actualidad.

Asimismo, los autores explican la necesidad de contar con instituciones fuertes, ya que es difícil pensar en un sistema educativo funcional sin una estructura institucional que lo soporte. Esto debido a que, en todos los ámbitos, el comportamiento de un sistema es afectado por los incentivos a los que se tiene que enfrentar sus actores. Así, si los actores dentro del proceso de educación son recompensados por producir mejor desempeño del estudiante, esto mejorará el desempeño. Entonces, es claro que las instituciones tendrán que ofrecer reconocimientos o penalizaciones a las personas que allí trabajan. Sugieren tres características que se deben tener en cuenta en este aspecto: elección y competencia, descentralización y autonomía de las escuelas y asumir responsabilidad por los resultados.

Sobre elección y competencia, los autores explican que tiene que ver con que los usuarios (es decir, estudiantes o padres de familia) deben poder elegir dentro de muchas posibilidades, esta demanda hará que las escuelas estén incentivadas a mejorar. Así, está demostrado que en los países donde las personas tienen más opciones para escoger escuela (medido en cantidad de instituciones o los recursos para pagar instituciones privadas, por ejemplo), el desempeño de los estudiantes es mejor.

En cuanto a la autonomía escolar, se afirma que un aspecto de alta influencia en la calidad de la formación, tiene que ver con la descentralización, poder tomar decisiones sobre sus propios procesos e incluso, la participación de los padres. Sin embargo, los autores explican que este tipo de información no es fácil de encontrar, por cuanto tampoco es sencillo demostrar esta premisa, únicamente se basan en algunas observaciones realizadas previamente.

Finalmente, para explicar la necesidad de tomar responsabilidad de los resultados obtenidos, se explica con base a una tendencia reciente de ofrecer información sobre el desempeño de los estudiantes, de modo que los padres puedan exigir a las escuelas responsabilidad sobre este.

Con lo anterior, los autores finalizan sus sugerencias generales para asegurar una educación de mayor calidad. Pero para ellos, es el sistema educativo en general el que debe cuestionar su efectividad, incluyendo algunas de las características que ellos encontraron relevantes para el mejoramiento de las habilidades cognitivas de las personas, tanto en el ámbito institucional, como en el ámbito social.

Bibliografía

Hanushek, E., & WöBmann, L. (2007). Education Quality and Economic Growth. Washington, DC: The World Bank.

Columnas relacionadas

1521. Determinantes del desempeño de los estudiantes universitarios: Revisión de literatura en Latinoamérica

1594. El concepto de capital humano

1646. Reseña. Capital humano y crecimiento económico (Jacob Mincer, 1981)

logo-emar3.jpg

Anuncios

3 pensamientos en “Reseña. Calidad de la educación y crecimiento económico (Eric Hanushek y Ludger WöBmann, 2007)

  1. Pingback: Una propuesta indecente | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: La educación superior pública: Prioridad para el desarrollo y crecimiento nacional | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: La calidad de la educación superior en Colombia | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s