La lucha como único medio

1693

Angela Marcela Leon Fontecha

Continuamente el gobierno latinoamericano ha dado a conocer los objetivos que tiene para con la sociedad, ha vendido empresas a extranjeros, no invierte en educación ni mucho menos en salud, sube el mismo porcentaje a la canasta familiar como al pago mínimo de los trabajadores, etc… pero llega un momento limite en el cual el estudiante y el trabajador da un giro y dice ¡no se puede permitir!, ¿qué tan escuchados son? No sabemos, pero se demuestra que en cada rincón del país, en cada universidad se está promoviendo un pensamiento crítico que acude explícitamente a la lucha por los derechos fundamentales.

Vergonzosamente Colombia es uno de los países que menos invierte en educación, inclusive se destina más dinero para las armas; el estado colombiano tiene casi la misma disponibilidad en armas que Brasil cuando en comparación este país es muchísimo más grande que Colombia. Podemos afirmar que se tiene mucha más voluntad para invertir 18 millones de pesos en un soldado pero, por el contrario, en un estudiante se invierte tres millones y medio, prácticamente el estado colombiano le está mandando una señal al joven para que este vea un buen futuro “matando” por así decirlo, ya que el efecto de una baja inversión en el estudio, disminuye posibilidades y restringe de cierto modo a su acceso.

La educación es evidentemente el camino para lograr una mejor calidad de vida, ciertamente la población colombiana paga al año millones y millones en impuestos que deberían ser destinados para la salud y educación, pero al parecer el estado solo tiene una respuesta para todos los estudiantes de este país: si quieres estudiar y te interesa conocer, ve y has un crédito al Icetex y endéudate.

Infaliblemente si estos países latinoamericanos tomaran la decisión de invertir en la investigación, necesitarían menos soldados, menos armas y se avanzaría muchísimo más de lo esperado, pero nos han engañado con la misma excusa barata: es que no se cuentan con los recursos necesarios para la inversión; se atenta cada día con la calidad de vida de todos, porque la verdadera historia es que no se quiere invertir, el estado no da dinero para mejorar infraestructuras, ni para aumentar la tecnología y las universidades tristemente tienen que buscar alianzas que le permitan una mejor sostenibilidad y poder ser patrocinadas.

Se le dijo un no rotundo a la reforma de la ley 30, cientos y cientos de estudiantes y trabajadores salieron a las calles a reclamar sus derechos y se reveló que no se contó con la opinión de la sociedad para el lanzamiento de un proyecto que indudablemente la perjudicaría; se hicieron foros para dar a conocer la información y “recoger opiniones” pero de esto no se vio nada; pretendían que con eliminar la expresión “con ánimo de lucro” los estudiantes estuvieran tranquilos, pero en realidad eso no arregla nada, esta ley elimina el sentido público en la educación, no se llega a expresar y enfatizar realmente la diferencia que cumple la universidad en medio de otros campos que se toman en la reforma y esto es más que un error, porque la universidad pública es en muchos sentidos más compleja, es donde se reúnen todo tipo de áreas de conocimiento, la universidad es el futuro de vida.

El estado nos invita siempre a actuar, se benefician con una sociedad ignorante, mediocre, sumisa y sin embargo los dirigentes políticos tienen el descaro de salir ante las cámaras y decir que les preocupa la educación y que por ello abrirán cupos en planteles educativos que no tiene esa capacidad, invierten limosnas para que el joven de hoy en día alcance su título de tecnólogo, y se toma poco a poco la educación como un negocio. Para lo que si hay disponibilidad, en lo que si vale la pena invertir es a los subsidios de crédito, pero nunca a la educación para títulos profesionales.

Realmente vale la pena entender que es mucho más importante saber de música, arte, historia, tener un pensamiento crítico y no simplemente como poner la bala en el cañón para que sea disparada. El tiempo avanza y somos los jóvenes quienes nos quedamos en la sociedad, ese pensamiento veterano tiene que caer y las innovaciones tiene que ascender, es importante reconocer que el cambio se genera desde ahora, que sí vale la pena salir a la calle a gritar que somos estudiantes y queremos estudiar, es necesario que la burocracia este en fusión del pueblo.

Bien lo decía Jaime Garzón, “somos más de 30 millones contra una franja pequeña (…) tenemos el orden al revés”; suplicamos al gobierno, cuando en realidad nosotros somos quienes los contratamos y ellos inmediatamente pasan a tener obligaciones para el pueblo. Se pide una financiación estatal adecuada, que haya gratuidad en la educación, que se mejore la calidad en investigación y se invierta más en planta de docente e infraestructura, que haya autonomía universitaria junto con un bienestar y una manutención adecuada para todo el estudiantado, y por sobretodo que haya garantías, libertades y se manteca lo publico en nuestro país.

Cada colombiano debe tener en su mente que la única forma de generar progreso y desarrollo es estudiando, que asistir a los respectivos lugares de votación es una obligación como ciudadano, no podemos seguir permitiendo que unos pocos decidan, y que los malos gobernantes sigan llegando al poder, la elite gubernamental la elegimos los ciudadanos para nuestro beneficio, para que promuevan proyectos en favor de la sociedad y más importante aún para que redistribuyan el dinero de nuestros impuestos y demás ingresos de una forma óptima en educación, salud y bienestar.

Bibliografía

CONTRAVÍA- ¿Por qué marchan los estudiantes? Cap.262

CONTRAVIA – Cap. 268. Latinoamérica Camina por la Educación

Columnas relacionadas

430. Estudiantes e institucionalismo

1395. Porque marchan los estudiantes

1521. Determinantes del desempeño de los estudiantes universitarios: Revisión de literatura en Latinoamérica

logo-emar3.jpg

Anuncios

2 pensamientos en “La lucha como único medio

  1. Pingback: Importancia de la tecnología en el crecimiento económico de los países | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Una lucha en la que nunca peleamos | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s