Libertad cotidiana, días más felices

1676

María Alejandra Rodríguez Reyes

1997, una hermosa joven con cabellera larga, contextura delgada, tez blanca y labios impactantes, llevaba una relación muy bonita y bastante estable con su pareja de más de tres años. Tan solo tenía 18 años y él 22, él era un joven estudiante universitario, pero para ella lo era todo; ese mismo año, esta muchacha se enteró que esperaba un bebé, fue algo inesperado, ella sabía los problemas que esta noticia traería en su hogar, con sus padres, sus hermanos, pero sobre todo con la familia de su pareja, ya que la madre de ese joven no la quería y la decisión de tener su bebé no fue muy bien aceptada por el resto de las personas. Empezaron las críticas, y todo el mundo se le vino encima, pero después de 18 años, hay algo que ella aún con una sonrisa dice: “le agradezco a mis papás la comprensión que realmente me brindaron, la confianza que me tuvieron para tomar esa decisión, porque gracias a esto, tomé la mejor y realmente conocí el amor incondicional, la preocupación, la ternura y la tolerancia, ese ser me convirtió en mejor persona y me dio la plena libertad de quererlo y adorarlo”.

La libertad, como por ejemplo de elegir, es de las mejores cosas que como seres humanos nos han regalado, claro está que esto está sobrevaluado porque muy pocas veces somos libres, pocas veces somos capaces de romper ataduras, preferimos estar ligados a algo sin sentido para no salir de nuestra zona de confort; preferimos lastimarnos tanto físicamente como mentalmente, por el simple hecho de temer a ser realmente independientes o autónomos. Pero lo realmente importante aquí es que para mí esta palabra no va muy general, esta va regida a pequeños cambios y a pequeñas acciones cotidianas. Amar sin condición, elegir una canción, una persona, una pasión, un deporte, qué hacer de cenar, con qué flores adornar la mesa de estar, de qué color me quiero vestir, cómo quiero actuar, estas pequeñas cosas nos simplifican la vida, nos amena los días, nos alegra los ratos, nos alegra la vida. ¿Qué sería de nosotros sin esas pequeños detalles que alegran nuestros días? Probablemente seres que solo se rigen de instintos, robots, o simplemente cuerpos sin alma.

Muchos filósofos, economistas como Adam Smith en su libro la riqueza de las naciones que dice: el solo hecho de querer huir del dolor y buscar el placer, nos lleva por el camino de la libertad y novelistas y escritores como Antonio Blay que dice: El Autoconocimiento es el único modo para ser día a día cada vez más libre, son entre otros muchos de los que nos han hablado y nos han enseñado de esta palabra que tiene un significado bastante amplio y bastante complejo, porque todos vemos la vida con perspectivas distintas, todo depende del día, del humor, del trabajo, de la familia, pero sobre todo de nosotros mismos, ya que nosotros somos los que tomamos la decisiones sobre nuestro cuerpo. Claro está que es muy fácil decirlo pero difícil hacerlo, entonces supongo yo, que la libertad absoluta no existe que siempre estaremos condicionados a algo o alguien, pero aquí vengo yo a decir que no debemos dejar que alguien defina esta palabra por nosotros, nosotros mismos generamos y precisamos nuestra propia libertad y le damos nuestro propio significado.

Para concluir puedo decir que la libertad también es todo aquello que nos evita una vida de miseria o amargura atado a alguien que no nos quiere o no nos merece, o no tan general como una vida, sino más bien, como una hora cuando decido salir a cenar algo diferente, un minuto o esos 5 minutos que siempre utilizamos para dormir un poco más, un segundo, un instante, una pequeña acción que nos haga día a día ser más autónomos y felices sobre nuestras propias decisiones y nuestra racionalidad ante la vida.

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Libertad_econ%C3%B3mica

¿Eres libre realmente? Significado de libertad

Columnas relacionadas

1268. Eutanasia, libertad y dignidad

1322. Política pública de libertad e igualdad religiosa y de cultos en el departamento de Santander

1591. El desarrollo en la libertad

logo-emar3.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Libertad cotidiana, días más felices

  1. Pingback: La pareja perfecta | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s