Segregación ocupacional por género. Tercera parte

1710

Jisselle Paola Santander Celis

Las teorías de carácter económico dan cuenta principalmente de en qué tipo de empleos se sitúan las mujeres trabajadoras, más allá de responder a la pregunta de por qué se sitúan en dichas actividades, así como de manera independiente analizan los elementos de oferta y demanda que explican la existencia de segregación en el mercado laboral. No obstante, un aspecto sobre el que sí arrojan luces es la explicación de por qué los hombres tienen mayor posibilidad que las mujeres de conseguir mejores empleos y ascender dentro de las empresas, concepto conocido como segregación vertical, hecho que da cuenta en gran parte de las diferencias salariales entre ambos sexos.

Debido a este vacío encontrado, es necesario dar cuenta del análisis integrado de los componentes de oferta y demanda que realiza la teoría de las diferencias compensatorias (enfoque económico) y, de las conocidas como socio-sexuales o feministas, que además incorporan los aspectos sociológicos del problema de la segregación ocupacional a razón del sexo.

La teoría de las diferencias compensatorias es utilizada para explicar la preferencia de las mujeres por ciertas ocupaciones, así como a las retribuciones más bajas, pues en este esquema argumentativo las mujeres optan por evitar ocupaciones peligrosas o desagradables e incluso aceptar menores salarios debido a que sus ingresos son secundarios y el sustento principal en las familias es el del hombre. Es decir, se considera que una parte de la paga se recibe fuera del salario. Visto así, las empresas que ofrecen trabajos desagradables, para atraer trabajadores deben ofrecer algún tipo de incentivo, lo cual se conoce como diferencia compensatoria, haciendo referencia a todas las características no monetarias de los diversos puestos de trabajo. De esta forma, los trabajadores escogerán el puesto de trabajo de acuerdo a sus preferencias por los atributos de dicho puesto de trabajo.

Desde otro punto de vista, pero que igualmente analiza el fenómeno de la segregación ocupacional por sexo como una interacción entre los factores de oferta y demanda, están las ya mencionadas teorías feministas o socio-sexuales. El análisis realizado por estas se basa en aspectos ajenos al mercado de trabajo y parten de la idea de que la elección de las mujeres de ocupaciones tradicionalmente conocidas como “femeninas”, es el resultado de estereotipos comunes y dominantes en la sociedad con respecto al rol de la mujer y sus habilidades.

El concepto de género es fundamental bajo este punto de vista pues define las diferencias entre mujeres y hombres como correspondientes a una construcción histórica, cultural, social y sicológica, en función del sexo y no a condiciones biológicas. La desventaja en que se encuentran las mujeres en el mercado laboral es pues, resultado del patriarcado y el papel subordinado de la mujer en la sociedad y la familia.

Como ideario colectivo, la sociedad considera que las labores domésticas y el cuidado de los hijos son responsabilidad casi exclusiva de las mujeres, mientras que el sustento económico principalmente es obligación de los hombres. Estas ideas aunadas con el ordenamiento patriarcal de la sociedad, son motivo de la menor acumulación de capital humano por parte de las mujeres antes de incorporarse a la población económicamente activa, pues se considera menos necesaria su capacitación para el mundo laboral. De igual forma, este raciocinio lleva a explicar por qué, en promedio, las mujeres adquieren menor experiencia laboral, ya que se retiran o abandonan temporalmente sus trabajos para ocuparse, como es esperado por la sociedad, del cuidado de su hogar y sus hijos.

Así pues, la teoría socio-sexual se constituye en un instrumento importante para el análisis de la segregación ocupacional entre los sexos, pues pone de manifiesto que las ocupaciones consideradas como “típicamente femeninas” son el reflejo de los estereotipos tanto masculinos como femeninos acerca de las aptitudes de las mujeres y su rol en la sociedad.

En síntesis, las teorías descritas interpretan desde distintos enfoques el fenómeno de la segregación y las desigualdades entre hombres y mujeres presentes en el mercado de trabajo. La teoría económica neoclásica del capital humano señala que las mujeres están menos calificadas que los hombres para ciertas ocupaciones a causa de las diferencias de instrucción y de años de experiencia. La teoría de la parcelación del mercado laboral tiene como premisa básica que los mercados de trabajo están divididos y esta división contribuye a que los salarios en las ocupaciones “femeninas” sean menores por el efecto “amontonamiento”.

Sin embargo, la visión neoclásica como gran categoría de análisis con enfoque económico del fenómeno de la segregación laboral, tomado como único marco para el entendimiento del mismo, se queda corto en la explicación de ciertos aspectos de la configuración del mercado de trabajo actual. El primero, la no intermitencia laboral de las mujeres. Actualmente, las altas tasas de deserción laboral observadas a causa del matrimonio o cuidado de los hijos y el reintegro al mercado después de varios años de ausencia, casi ha desaparecido. El segundo, es que el tiempo para atender a la familia se ha reducido notablemente debido a las menores tasas de fecundidad en algunos países, ello aunado a la edad de contraer matrimonio ha aumentado y que los avances tecnológicos han facilitado las tareas del hogar por medio de los electrodomésticos.

El tercero, según cita Anker a Buvinic (1995), es el aumento del número de mujeres cabeza de hogar en todo el mundo lo que significa que más mujeres deben ahora trabajar para sostener a sus familias. El cuarto, es que muchas de las ocupaciones consideradas exclusivamente masculinas no requieren más cantidad de experiencia y ni continuidad laboral que las que son predominantemente femeninas y, sin embargo son mejores remuneradas las primeras. Tal es el caso de los conductores de camiones y las secretarias, éstas últimas a pesar de requerir mayor nivel de instrucción y conocimientos, así como un mayor esfuerzo mental por lo general tienen menores salarios que los hombres que se dedican a conducir camiones de reparto.

Finalmente, las teorías socio-sexuales son las que brindan explicaciones más consistentes, dado que hacen hincapié en la existencia de un grado de coincidencia muy alto entre las aptitudes y preferencias de las mujeres y los hombres individualmente considerados, al tiempo que indagan las causas subyacentes de la segregación ocupacional dentro y fuera del mercado de trabajo.

Las ideas estereotipadas de lo masculino y lo femenino predominantes en todas las sociedades, entrañan consecuencias importantes para el desarrollo y la competitividad, lo que hace necesario estudiar y replantear la división entre masculino y femenino en el mercado de trabajo a razón de eliminar la ineficacia que ésta le introduce, máxime si se tiene en cuenta que la mayor competencia dada la internacionalización de las economías requiere que los países hagan un uso eficiente de todos sus recursos.

Referencias bibliográficas

Anker, R. (1997). La segregación profesional entre hombres y mujeres. Repaso de Teorías. Revista Internacional del Trabajo, 116 (3), 343-370.

Bergmann, B. (1974). Ocupational segregation, wages and profits when employers discriminate by wage or sex. Eastern Economic Journal, 1 (2-3), 103-110.

Garcia de Fanelli, A. (1989).  Patrones de desigualdad social en la sociedad moderna: una revisión de la literatura sobre discriminación ocupacional y salarial por género. Desarrollo Económico, 29 (114), 239-264.

Columnas relacionadas

1709. Segregación ocupacional por género. Segunda parte

1369. Estereotipos y discriminación de género

1708. Segregación ocupacional por género. Primera parte

logo-emar3.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s