¿Cómo las expectativas afectan nuestras impresiones?

1764

Isaith Camilo Guevara Contreras

Dan Ariely nos introduce en un pequeño dilema, cómo dos personas honestas y de buenos principios pueden tener puntos tan diferentes de una situación. El autor en el capítulo trata de explicar mediante múltiples experimentos, cómo nuestras expectativas determinan anticipadamente si algo nos gustara o no.

El primer experimento dio inicio en un bar aledaño al MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), donde el autor y otros colegas emprendieron su investigación. El experimento consistía en que algunos sujetos voluntarios cataran dos tipos de cervezas (A y B), ambas siendo cerveza Budweiser, solo que una contenía un ingrediente adicional: (Vinagre Balsámico). El experimento inicio dándole a los sujetos a probar ambas cervezas, sin informar la presencia del nuevo ingrediente en una de ellas.

El resultado dio que la mayoría de los sujetos prefirieron la Budweiser con vinagre a la Budweiser sin alterar, refiriéndose a que tenía mejor sabor una cerveza a otra. Luego se volvió a hacer el mismo experimento, solo que esta vez se les informo a los sujetos de la presencia del nuevo ingrediente, en esta ocasión, los sujetos prefirieron la Budweiser inmaculada a la Budweiser alterada, una vez lo sujetos probaban la bebida con vinagre realizaban cierto gesto con la nariz, posible señal de desagrado. Con este experimento el autor nos demostró en parte como las expectativas de los sujetos determinaron si una cerveza podría gustarles o desagradarles.

Después del experimento con la cerveza, el autor emprende otro, esta vez con café. En esta ocasión, junto a sus colegas abren una cafetería aledaña al campus universitario, donde ofrecerían café gratis a cambio de que los sujetos interesados respondieran determinadas preguntas. En esta oportunidad, se ofrecía café junto a sus aditivos más comunes (Azúcar, Crema y Leche), además de algunos aditivos “extraños” o muy poco comunes.

En principio los sujetos no probaban ninguno de los extravagantes aditivos, los cuales eran presentados en envases polietileno, cuando se les preguntaba acerca de su impresión al café, los sujetos lo calificaban de manera poco resaltante e indiferente. Después los extraños aditivos fueron presentados no en polietileno, sino en recipientes de plata con cucharillas y decoración, el resultado, los sujetos tampoco probaron aquellos aditivos, pero en esta ocasión al calificar el café, lo resaltaron más, incluyendo el sabor, siendo el mismo café en ambas ocasiones del experimento. Como resultado, en esta ocasión fue la impresión del ambiente el cual determino como calificarían los sujetos el café.

Cierto ejemplo que llamó mi atención fue el de los estereotipos, otra situación donde las expectativas afectan nuestra impresión de las cosas. Un polémico ejemplo seria el común estereotipo de “Todos los negros son buenos para el basquetbol”. Aquí las expectativas o premisas sería que la mayoría de jugadores de la NBA son afrodescendientes, pero esto no afirma cierto estereotipo, ya que el talento en ciertos ámbitos deportivos no lo determina nuestra raza, ya que casi todos los seres humanos poseemos atributos físicos similares, los cuales si se desarrollan de determinada manera pueden lograr esa habilidad en determinado deporte. Aun así, esta expectativa de “Todos los negros son buenos para el basquetbol” si tiene sus efectos en el comportamiento de los sujetos, ya que dan el resultado de que los sujetos afrodescendientes se sientan más atraídos por practicar este deporte que los sujetos de otras razas.

Como conclusión, la postura del autor con respectos a esta hipótesis me resultaron demasiado convincentes, las expectativas si pueden determinar si algo nos va a gustar o no, que si creemos anticipadamente que algo no nos va a gustar, los más seguro es que si sea cierto, todo depende de qué imagen nos hagamos con respecto a ello, sea un lugar, una comida, o una persona, etc.

Fuentes:

Columna del Capítulo 9 de Las Trampas del Deseo De Dan Ariely

Columnas relacionadas

841. Expectativas y realidades. Dos palabras que en la escuela de Economía de la UIS no van muy de la mano

1697. El arma letal en los mercados financieros: La persuasión

1702. La crisis del 2008 o, por qué esconder una montaña

logo-emar3.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “¿Cómo las expectativas afectan nuestras impresiones?

  1. Pingback: Expectativas favorables | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s