¿Y todo es relativo?

1772

César Alveiro Parada Gélvez

¿Realmente somos conscientes de nuestras decisiones? Pues es una pregunta difícil de contestar y nos conlleva a un nuevo enigma ¿nos están manipulando? Pues yo diría  totalmente que sí, saben cómo persuadir nuestro subconsciente, ya que los individuos tendemos a querer aprovechar lo que creemos oportunidades, pues así funciona el marketing. Podrán venderte una piedra a precio de oro, solo tienen que hacerte creer que es realmente lo que quieres, ¿y cómo lo hacen? Pues la economía también es conductiva y sabe muy bien que nunca sabes lo que quieres, hasta que ves algo que quizás te parezca muy bueno, entonces es fácil entender que solo tienen que mostrarte lo que tú debes considerar una muy buena oportunidad.

Los seres humanos raramente eligen las cosas en términos absolutos, nunca tendremos un valor preciso a las cosas y nos empezamos a fijar en las ventajas relativas. “Todo es relativo, y ésa es la clave. Como un piloto de avión que aterriza en la oscuridad, queremos disponer de balizas a ambos lados que nos guíen hacia el lugar donde poder tomar tierra”, pues radica en que así funciona, los humanos queremos llevar todo a un punto de equilibrio, inconscientemente no queremos vernos obligados a tomar decisiones y todo funciona por inercia, ellos solo tienen que saber utilizar señuelos, y tú te encargaras de descartar lo que relativamente son las malas elecciones.

“Esto no sólo resulta irracional, sino también previsiblemente irracional”, si nos fijamos en la realidad empezaremos a notarlo, siempre observamos las cosas en relación con otras y ahí es donde pretendo volver a llegar los humanos simplemente le damos valor objetivo a las cosas según el ambiente en el que las correlacionamos, tendemos a comparar y darles su valor relativamente como creas que sea mejor.

Pues entonces es fácil de entender como calificamos y que valor le damos a las cosas, todo es de comparación, pues si, tendemos a comparar nuestras cosas, nuestras vidas, incluso nuestros propios sueños los cuales se convierten en metas manipulables. Creemos tener la certeza de quererlos hasta que vemos algo más llamativo y ahí, precisamente ahí ya manipularemos nuestro rumbo y cambiaremos la manera de ver las cosas. Esto podría parecer un tanto confuso, pero viéndolo desde una perspectiva más social, los humanos somos conformistas, hasta que damos un giro a nuestro entorno e ilustramos mejores cosas a las cuales podríamos acceder y esto es la plena manipulación puesto que querremos mejorar y nos veremos obligados a tomar decisiones. La economía se encarga de mostrarte las opciones que resulta un tanto irónico ya sabrán que vas a elegir.

En conclusión, la relatividad puede convertirse en una aliada en la toma de decisiones, pero aún más allá puede ser una total desgracia, ya que siempre estaremos comparando nuestras vidas con la de los demás y empiezan a generarse sentimientos de celos y envidia. ¿Podemos hacer nosotros algo con ese problema de la relatividad? Pues resulta que si podemos controlar las decisiones que nos rodean, tomando otras que potencien nuestra felicidad relativa y nosotros somos lo que decidimos. Entonces doy por entendido que no importa lo que realmente valgas, solo tienes que mostrar una imagen de ganador y así lo creerá la sociedad que te rodea. “Es una lección que todos podemos aprender: cuanto más tenemos, más queremos. Y el único remedio para ello es romper el círculo de la relatividad.”

Referencias

Ariely, Dan (2008) Las trampas del deseo, 4º edición, (p.29)

Ariely, Dan (2008) Las trampas del deseo, 4º edición, (p.35)

Ariely, Dan (2008) Las trampas del deseo, 4º edición, (p.42)

Ariely, Dan (2008) Las trampas del deseo, 4º edición, (p.65)

Ariely, Dan (2008) Las trampas del deseo, 4º edición, (p.67)

6 Norton, Michael I.; Mochon, Daniel; Ariely, Dan , “Journal of Consumer Psychology”, July 2012.

Columnas relacionadas

1684. Un gobierno sordo a los gritos del Catatumbo

1708. Segregación ocupacional por género. Primera parte

1761. Todo respecto a la relatividad

logo-emar3.jpg

Anuncios

2 pensamientos en “¿Y todo es relativo?

  1. Pingback: El poder del efecto señuelo | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: ¿Qué puede hacer una persona ante los problemas de la relatividad? | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s