¿Qué puede hacer una persona ante los problemas de la relatividad?

1777

Andrea Marcela Rodríguez Arias

Dice Daniel Ariely, catedrático de psicología y economía conductual en su libro Las trampas del deseo, “por qué todo es relativo, incluso cuando no debería serlo” [1]. ¿Pero qué es relativo? para dar explicación a este término se acudirá a un ejemplo. Una empresa de telecomunicaciones ofrece suscripción de acceso a telefonía local por 30.000 pesos mes, suscripción televisión por 68.000 pesos mes, y suscripción a telefonía local y televisión por 70.000 pesos mes. Para un consumidor que solo quiere adquirir telefonía local optaría por el primer plan; igualmente para el consumidor que solo necesite tener televisión, optaría por la tercera opción. Pero poder consumir televisión y telefonía local a un buen precio sería la mejor opción que los consumidores podrían elegir.

Según estudios y experimentos realizados por Ariely los consumidores optarían por la tercera opción, porqué un consumidor como ser irracional se fija en la ventaja relativa con relación a otra cosa y estima el valor en función de ello, inclusive desde el nacimiento la persona está expuesta a hacer comparaciones. De esta manera se puede decir que la relatividad es fácil de comprender y relativo es el modo de las cosas que no se consideran de una manera absoluta sino depende de ciertos factores o circunstancias.

Teniendo claro el concepto de relativo, se consigue llegar a decir que la relatividad ayuda en la toma de decisiones de la vida, pero en algunas ocasiones estos traen serias consecuencias, como celos y envidia. ¿Qué puede hacer una persona para salir de dichos problemas? Debido a que tiende a comparar unas cosas con otras y siempre toman el valor en función de ello, para controlar dichos problemas debe moverse en relación a su felicidad relativa. Para comprender esto, se menciona un ejemplo, si desea adquirir un nuevo computador debe mostrarse selectivo en aquel que cubra sus necesidades y esté a su alcance en términos monetarios, y así sucesivamente con otro tipo de decisiones, que lo llevaran a sentirse satisfecho, de este modo potencia la felicidad relativa que busca que sus deseos materiales o anhelos personales estén presuntuosos.

Desde otro punto de vista puede conseguir salir de la relatividad cambiando de foco, en lo referente de lo más estrecho a lo más amplio, como ya se ha mencionado siempre se consideran las decisiones de forma relativa comparando a escala local las alternativas disponibles, pues usted para salir de ello debe dejar de comparar cosas que no son fáciles de comparar.

Se evidencia un factor presente en estos problemas de la relatividad y son las estrategias de marketing que emplean muchas empresas hoy en día, donde el individuo se ve atrapado y manipulado. Una de estas estrategias es el famoso efecto señuelo, un mecanismo que permite incrementar la venta de un producto mediante la persuasión inconsistente. Si se cita un ejemplo, como la venta de tres teléfonos móviles IPhone 6 S por $1.700.000, Samsung S7 por $ 1.600.000 y Huawei P8 por $ 1.400.000, los consumidores se inclinarían por la opción número dos, siendo este el precio intermedio y el producto que quiere vender la compañía, lo que hicieron estos expertos en marketing fue crear mediante la comparación una ventaja competitiva al producto que deseaban vender. De igual forma sucedió con el primer ejemplo planteado, al introducir un producto señuelo en este caso la opción de la telefonía local.

En conclusión, para solucionar los problemas de la relatividad se debe conseguir o tratar de alcanzar la felicidad relativa y realizar un cambio de foco, donde se elija de lo estrecho a lo más amplio, algunas personas como consecuencia de este problema llegan al punto de querer tener más de lo que tienen, pero para ello deben romper con todas las barreras de la relatividad y tratar de persuadir algunas de las estrategias del marketing.

Referencias

[1] Las trampas del deseo (Pág. 35). Barcelona: Ariel.

Economía conductual: el aliado invisible del marketing. Jorge González. Disponible en: http://thinkandsell.com/blog/economia-conductual-el-aliado-invisible-del-marketing/

Columnas relacionadas

1768. El efecto señuelo: La trampa a nuestra racionalidad

1772. ¿Y todo es relativo?

1775. El poder del efecto señuelo

logo-emar3.jpg

Anuncios

4 pensamientos en “¿Qué puede hacer una persona ante los problemas de la relatividad?

  1. Pingback: El deseo de originalidad, la relatividad y la impronta: Amenazas para el supuesto de racionalidad | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: ¿Sabes qué pedir? | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Sucumbir a los deseos | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: No tan Homo economicus | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s