Calidad de vida

1829

Yeni Yurley Gutierrez Esparza

El concepto calidad de vida responde a la preocupación de los seres humanos que se han manifestado a lo largo de la historia por mejorar sus condiciones de existencia y desarrollo integral. Desde su primera alusión en 1932 por parte del economista Arthur Pigou, ha tenido una evolución y conceptualización constante, que parte desde las consideraciones iniciales de las condiciones materiales de vida hasta la inclusión de los aspectos psicosociales o subjetivos, asumiendo la experiencia de la persona desde una perspectiva global que abarca las diversas dimensiones de su ser desde una experiencia concreta de vida (MILES&ACOSTA, 2012).

La expresión calidad de vida aparece en los debates públicos en torno al medio ambiente y al deterioro de las condiciones de vida urbana, cada vez más sensibles por las consecuencias de la industrialización de la sociedad, que hacen surgir la necesidad de medir esta realidad a través de datos objetivos, y desde las ciencias sociales se inicia el desarrollo de los indicadores sociales – estadísticos que permiten medir datos y hechos vinculados al bienestar social de una población. Estos indicadores tuvieron su propia evolución siendo en un primer momento referencia de las condiciones objetivas, de tipo económico y social, para en un segundo momento contemplar elementos subjetivos (SALAZ&GARZON 2013).

El tema de calidad de vida se ha constituido como un asunto central de discusión contemporánea, algunos argumentos para ello son los diferentes interrogantes que han surgido de múltiples disciplinas para dar respuesta a lo que se considera la calidad de vida. Por otra parte los asuntos de política pública en lo relacionado al acceso de las personas a los bienes y servicios lo cual abarca las reglas y acciones que tienen como propósito resolver las necesidades y preferencias de las personas en una sociedad que se caracteriza por su diversidad. A los asuntos teóricos y metodológicos que han surgido se suman un conjunto de consideraciones contemporáneas relacionadas no solo con la provisión de bienes y servicios sino con asuntos referentes a las prácticas y relaciones sociales, aspiraciones de los sujetos, el medio ambiente, la seguridad, el acceso a la cultura, la recreación entre otros. (MILES&ACOSTA, 2012)

El concepto de calidad de vida se define tanto respecto a las condiciones objetivas como subjetivas que garanticen el bienestar social, con énfasis en las distintas etapas del desarrollo vital. (OYANEDEL&MELLA, 2015) Por varias décadas las investigaciones se han centrado en la evaluación de vida de los adultos, solo hasta la década de los ochenta del siglo XX se inició la inclusión de temas relacionados con los niños y adolescentes, un aspecto que ha incidido en este interés por acercarse a conocer la vida de los infantes es la Declaración sobre los derechos del Niños y la activa formulación de políticas, programas y proyectos que intentan responder a sus necesidades y expectativas en diferentes contextos.  (MILES&ACOSTA, 2012).

En las discusiones finales para la formulación de la Convención internacional de los derechos del niño, en la cual se reconoce a los niños y las niñas como sujetos titulares de derechos permite ahondar la relación de la niñez y la calidad de vida. Es importante considerar que por largos periodos de la historia niños y niñas no fueron visibles en el espacio de los público, siendo los adultos los responsables de la toma de decisiones que involucran los infantes. Se evidencia en muchos casos que al abordar el tema de la calidad de vida de la infancia, ya sea a partir de las investigaciones o de formulación de políticas públicas, existen dificultades metodológicas o de concepción para conocer y comprender las perspectivas de los niños y las niñas, lo cual lleva a que estas situaciones relacionadas estrechamente con su vida sean estudiadas desde las percepciones de los adultos, lo cual contradice el concepto de calidad de vida, que contempla elementos objetivos y subjetivos (MILES&ACOSTA, 2012).

Desde las ciencias sociales, este último elemento ha tomado mayor relevancia en los últimos años, definiéndose como bienestar subjetivo, que corresponde al componente psicosocial de la calidad de vida y hace referencia a las percepciones que las personas tienen respecto a sus condiciones vitales, económicas, sociales, culturales, de salud, logros personales, entre otros, de este modo es un concepto que refiere a las evaluaciones tanto positivas como negativas que las personas tienen respecto a sus vidas desde una perspectiva multidimensional. Así respecto a la calidad de vida el bienestar subjetivo suministra los dispositivos psicológicos  que comprometen la estabilidad tanto física como emocional de la vida de las personas, tener presente este aspecto permite considerar las percepciones que niños, niñas y adolescentes tienen respecto a sus vidas entrega información fundamental sobre cómo mejorar la calidad de vida de este grupo social en cuanto a beneficiarios de políticas públicas. (OYANEDEL&MELLA, 2015)

En tal sentido desde hace unos años las conferencias que organizadas en Finlandia por Martha Nussbaum y Amartya Sen sobre la calidad de vida son una referencia en el tema pues estas fueron convocadas en procura de encontrar una salida a la práctica que se tenía desde la economía en cuanto a usar como indicador agregado el bienestar humano, el ingreso Per cápita, y el discurso de la utilidad como motor de la actividad individual en lugar de la calidad de vida humana (MILES&ACOSTA, 2012).

Martha Nussbaum con Amartya Sen han planteado un nuevo enfoque de desarrollo humano, el cual tuvo su impacto en el informe lanzado por el programa de las naciones unidades para el desarrollo (PNUD) desde 1990, en donde se sitúa las capacidades humanas como centro de evaluación, rechazando que el crecimiento del PBI sea suficiente para evaluar la calidad de vida de las naciones pues deja de lado la justa distribución y las legítimas aspiraciones de las gentes. En tal sentido, Nussbaum y Sen consideran que el desarrollo humano tiene que mirar más a la creación de las condiciones de posibilidad para superar la pobreza y la inequidad, antes que dedicarse solo a estudios cuantitativos de datos socio-económicos. En efecto los derechos humanos no pueden ser ejercidos si no existen sus respectivas condiciones sociopolíticas y culturales (NAVARRO, 2013).

Critica Amarthya Sen la medición del desarrollo de las naciones con simples medidas económicas de crecimiento. Además, especifica que el desarrollo se debe medir en términos de la libertad que poseen sus ciudadanos, entendida como la capacidad de funcionamiento de las personas para llevar el tipo de vida que valoran y que tienen razón en valorar. (SALAZ&GARZON 2013).

La medición del bienestar y la pobreza según el método del ingreso es insuficiente para dar cuenta de las privaciones que efectivamente pueden tener un impacto negativo en el desarrollo de los niños. Sin embargo, esta medición también aporta datos valiosos tanto para la caracterización de la situación de los niños como para la toma de decisiones en materia de política pública. Además, y pese a que a nivel agregado la pobreza por ingresos y la pobreza infantil según privaciones tienen una alta correlación —que incluso es mayor en lo referido a la pobreza total que en la pobreza extrema—, estas asociaciones no son tan claras a nivel de individuos (y hogares). Por esta razón, también se vuelve necesario examinar la situación de los niños según ambas metodologías. (CEPAL 2013).

Columnas relacionadas

1622. El costo de oportunidad: ¿La lógica oculta de la vida?

1753. Análisis de indicadores de calidad de la educación para los programas de pregrado de la facultad de ciencias humanas de la universidad industrial de Santander

1790. El deseo de originalidad, la relatividad y la impronta: Amenazas para el supuesto de racionalidad

logo-emar3.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s