El manejo a nuestra mente

1856

Jessica Fernanda Ordoñez Márquez

Seguramente todos hemos escuchado el neuromarketing pero muchas veces no comprendemos qué es lo que verdaderamente trata o en que consiste. Así que primero que todo tratare de explicar un poco en que consiste “El neuromarketing.  Es la aplicación de técnicas pertenecientes a las neurociencias, al ámbito de la mercadotecnia, analizando cuáles son los niveles de emoción, atención y memoria que poseen los diferentes estímulos percibidos de forma consciente o subconsciente con la intención de mejorar la gestión de recursos en las empresas sin incrementar los gastos innecesariamente y aumentar los productos que existen en el mercado, así se mejora el bienestar social y se entiende la toma de decisión del consumidor”.

Pero el neuromarketing tiene tanto ventajas como desventajas, para algunas personas es tomado como una buena herramienta y para otros no tanto, daré algunas razones por la cuales existen diferentes puntos vista con respecto a esta “herramienta”.

El neuromarketing tiene demasiadas ventajas para la industria ya que como herramienta de análisis emergente de la neuroeconomía pretende explicar cómo el cerebro se encuentra implicado en los diferentes usos y consumos del ser humano, bien sea para maximizar ganancias en forma lógica, racional, o también, por placer impulsivo, producto de todas las emociones que invaden el cerebro humano, y toda la corporalidad. En muchos casos el consumo humano es de carácter subjetivo y no predecible como lo plantea la economía clásica con su principio de: “maximizar ganancias, minimizando los gastos”.

Pero muchas personas lo ven como una herramienta mala, o no tan buena, ya que la información que proporciona estudia los estímulos de nuestro cerebro y de nuestra mente para saber que deseamos comprar y que nos influye más. Es decir, ¿qué estudia nuestra toma de decisiones? ¿O más bien estudia la manera de cómo manipularlos de una forma que no sea evidente? Es una pregunta muy compleja, pero lo que sí está claro es que estamos siendo estudiados para ser influenciados de una manera más fácil y eficaz, llegando a comprar productos que no queremos ni llegamos a necesitar. Dicho esto muchas personas consideran que nuestra mente es utilizada para el beneficio de la industria.

Sin embargo en nuestro día a día nos podemos encontrar con diversos ejemplos de Neuromarketing. Lo quiero centrar en un mismo lugar para que veamos que podemos encontrar muchos ejemplos de Neuromarketing nada más pisando un centro comercial. Pongamos el ejemplo de que vamos a un centro comercial donde nos podemos encontrar tiendas de ropa, supermercado etc. Comencemos con los ejemplos de Neuromarketing que nos encontramos:

Cuando vamos a grandes superficies, nos ofrecen un carro para poder movernos mejor por el establecimiento, pero realmente su finalidad es que si el carrito de la compra es grande, puede que compres más.

Otro ejemplo de Neuromarketing en el caso de los carritos de la compra seria, las ruedas. Muchos me diréis ¡Siempre están rotas! pero NO,  esto lo hacen a propósito, porque lo que hace el carro es que gire siempre hacia las estantería para que nos fijemos más en los productos que venden y así que no vayamos por los pasillos directos a lo que buscamos.

Otro ejemplo es cuando vamos a las perfumerías Qué bien huele siempre, ¿verdad? Esto no es porque se les haya roto una colonia, es porque al entrar debemos percibir que el olor de la tienda es fresco, limpio. ¿Quién compraría una colonia en una perfumería que no oliera a fresco y limpio?, ¿Qué pensaría si no oliera estupendamente en la perfumería? Pues que nuestro cerebro nos diría que si la tienda no huele a fresco sus colonias no olerán bien.

También es característico, lo más caro lo suelen poner en sitio específicos,  localizados a la altura de los ojos, mientras que los más baratos están muy arriba o te tienes que agacharte para cogerlos.

Otro ejemplo es cuando encontramos ¡Todo desordenado!: Esto también es muy posible que lo encontremos cuando estamos en rebajas o en tiendas con oportunidades y bajos precios. Estos establecimientos buscan que los productos estén desorganizados, ya que nuestro cerebro lo reconocerá como una oportunidad y nos da la sensación de que son más baratos.

Quise dar estos ejemplos para poder ver y analizar que el neuromarketing se encuentra presente en nuestra vida diaria. Y que lo podemos observar en muchas de las cosas que hacemos ya sea tanto conscientemente como inconscientes.

Referencias

Ariely  Dan (2008). Las trampas del deseo- 4 edición (Capítulos 4,5 y 9)

Neuromarca.com

Mglobal.marketing.es

Columnas relacionadas

1657. ¿El dinero realmente nos da felicidad?

1677. Históricamente moldeados

1852. Gratis = actúo irracionalmente

logo-emar3.jpg

Anuncios

5 pensamientos en “El manejo a nuestra mente

  1. Pingback: Ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: De la información y sus aplicaciones | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Deseos inapropiados | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: Un día después del no en el plebiscito. Del por qué la relatividad afectó la decisión de los colombianos | Racionalidad Ltda

  5. Pingback: La especulación inmobiliaria en Colombia: el juego que nunca ganaremos | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s