Culpables de estrategias exitosas

1912

Johan Sanabria

En la actualidad vemos como cada día es mayor la cantidad de establecimientos dedicados a la venta de bienes de consumo diario, desde cafeterías hasta supermercados. Pero una pregunta que surge es si estos locales son rentables en verdad, para responder este interrogante debemos analizar uno de los factores más importantes para garantizar el buen rendimiento de un establecimiento comercial y es la ubicación del mismo. Entonces podemos deducir que entre mejor sea la ubicación, más caro debe ser el valor de arrendamiento por ello siempre vemos en los mejores lugares a compañías grandes y prestigiosas pues el coste de mantener puntos de venta minoristas en ubicaciones privilegiadas es muy elevado.

Tim Harford en su libro nos expone ejemplos relacionados con cafeterías y centros comerciales donde existen gran variedad de productos de diferente calidad y a diferentes precios lo que nos conduce a los consumidores a hacer calificaciones y clasificaciones teniendo como parámetro más significativo el precio lo cual es el factor más relevante entre la mayoría de compradores. Pero existe cierta cantidad de individuos en los que el precio pasa a un segundo lugar y están dispuestos a comprar el artículo independientemente de su precio. Para las empresas asegurarse de que ambos tipos de personas adquieran los bienes, estas buscan acercar a los compradores a sus productos por medio de estudios y estrategias publicitarias.

Estas estrategias lo que pretenden hacer es que se pague la máxima cantidad que un individuo esté dispuesto a sacar de su bolsillo, ya sea para los que ponen el precio como el patrón más importante en el momento de la transacción, o para los que les parece este un factor irrelevante al momento de hacer una compra. Las empresas buscan día a día nuevas formas de incentivar a las personas para ello destinan parte de sus utilidades al área de marketing y publicidad donde estudian el comportamiento y encuentran la manera de entrar en la mente de los compradores los cuales creemos ser lo suficientemente racionales para no dejarnos engañar. Pero debemos entender que hay mercancías que preferimos por caprichos y pagamos lo que las empresas quieran ya que ellas saben que tenemos esta debilidad.

Quizás indirectamente hemos estado beneficiando aún más a empresas gigantescas e internacionales a causa del impacto que tienen sus áreas de publicidad en nosotros y hemos dejado de lado la producción local y los pequeños comerciantes a los que se les dificulta entrar al mercado ya que debido a la cantidad de empresas que están y a las que nacen día a día su capacidad de hacerse notar es restringida y son consumidos por sus pérdidas que algunas veces nunca superan sus utilidades, a veces tenemos mayor impacto social si compramos un café en una lonchería pequeña que si lo compramos en Starbucks.

Referencias

Harford, T. (2001). El economista camuflado. Quien paga tu café. Grupo Planeta

Columnas relacionadas

815. Estrategias de enseñanza, aprendizaje y evaluación en los cursos de Microeconomía

1231. Estrategias de mercadeo

1540. Estrategias para el consumo masivo en el mercado

logo-emar3.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Culpables de estrategias exitosas

  1. Pingback: Transformaciones en la enseñanza de la economía: ¿Tiempo para nuestra escuela? | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s