¿Es la desigualdad la causa de la pobreza de los países pobres?

1883

Julieth Stephany Ramos Sánchez

La desigualdad es la imposibilidad de acceder a determinados recursos, derechos, obligaciones, beneficios, etc. Esta puede ser social y económica, de género, racial, cultural, geográfica o natural. La brecha entre los más ricos y los más pobres de un determinado lugar permite establecer el nivel de desigualdad de un país o sociedad, y esto acentúa los niveles de pobreza.

La desigualdad económica es, quizás, el tema más debatido hoy en día en el mundo. Sin embargo, aún hace falta mucho trabajo para entender sus múltiples causas y, todavía más importante, encontrar la forma de combatirla agresivamente. Los países ricos son ricos porque habitualmente cuentan con una buena política económica, instituciones creíbles y estables pero también con una geografía favorable, mientras que la valoración de estos tres factores para muchos de los países más pobres del mundo es negativa.

Para verlo en un ejemplo concreto, Camerún es un país realmente muy pobre; el camerunés promedio es ocho veces más pobre que el ciudadano promedio del mundo y casi 50 veces más pobre que el estadounidense medio. A finales del año 2001, Tim Harford, economista y columnista británico, se dirigió a Douala (la ciudad más grande de Camerún) a averiguar por qué esto era así.

Según Harford, Camerún es un país con muchos problemas: burocracia, un sistema legal poco transparente, corrupción generalizada e infraestructuras inadecuadas y con mantenimiento insuficiente. Tampoco se deben olvidar los problemas sociales y de salud que existen. Cuenta además con una climatología adversa donde la continua humedad del territorio junto a unas condiciones insalubres en las ciudades, favorecen la aparición de diversas enfermedades, como la malaria. Durante la época colonial, comenzaron a notarse grandes diferencias entre la población, dividida entre la zona francesa (con infraestructuras, mayor nivel de educación, etc.) y la zona inglesa (con menor renta per cápita, de gran influencia nigeriana y bastante desatendida por parte de los británicos que la gobernaban desde Nigeria).

Desde el 6 de noviembre de 1982, Camerún está gobernado por Paul Biya (reelegido numerosas veces aparentemente de forma democrática). En sus primeros años de gobierno aprovechó las infraestructuras de su predecesor, Ahmadou Ahidjo, pero estas se han quedado totalmente obsoletas provocando una carencia casi total de carreteras. Según Harford, el gobierno se ejerce desde la corrupción y el enriquecimiento de sus miembros, lo que ha llevado a crear un sistema de bandidos gubernamentales que exprimen diariamente a la población a través de altos impuestos y sobornos. En consecuencia, el presidente Biya disfruta del apoyo de un suficiente número de funcionarios para mantenerse en el poder; sin embargo, tener por presidente a un ladrón no significa necesariamente estar condenado al fracaso, pues el presidente Biya podría preferir activar la economía y así tomar una ración más grande de la tarta.

Los especialistas en desarrollo, a menudo se concentran en ayudar a los países pobres a que se conviertan en países ricos por medio de la mejora de su educación y de su infraestructura, sin duda, es algo muy sensato. Sin embargo, esto solo representa una pequeña parte del problema, pues según Harford “Si una sociedad no puede procurarse de los incentivos adecuados de modo productivo, no habrá infraestructura técnica que pueda salvarla de la pobreza”.

Hemos visto que la desigualdad no necesariamente es el factor principal para que un país pobre sea pobre. La pequeña dosis de educación, tecnología e infraestructura que posee un país pobre como Camerún podría utilizarse mejor si la sociedad estuviera organizada para aprovechar las ideas buenas y productivas con los incentivos. Pero a su vez estos resultan afectados gracias al bandidaje gubernamental. Desafortunadamente, no siempre es tan fácil hacer que los gobiernos corruptos cambien sus métodos, aunque resulte cada vez más evidente que las instituciones disfuncionales constituyan la explicación fundamental de la pobreza en los países en vías de desarrollo.

Para concluir, un país en vía de desarrollo debe salirse de su “círculo vicioso de la pobreza”, esto lo hace si el gobierno reduce la burocracia, cambia su economía, convirtiéndola en una economía sólida, realizando infraestructuras básicas e incentivando a sus ciudadanos, para así poder brindar mayor seguridad a la inversión extranjera, pues sabemos que un país pequeño no puede sobrevivir sin la ayuda de la economía mundial, con ella los países pobres prosperan.

Bibliografía

Harford, Tim; (2006). EL ECONOMISTA CAMUFLADO. Capítulo 8. Oxford University Press, Inc.

Columnas relacionadas

956. La pobreza y la desigualdad pesan más que el crecimiento

1024. La desigualdad: Una cuestión de género

1490. La corrupción como principal medio generador de desigualdad

logo-emar3.jpg

Anuncios

4 pensamientos en “¿Es la desigualdad la causa de la pobreza de los países pobres?

  1. Pingback: ¿Por qué los países pobres son cada vez más pobres? | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: ¿De quién dependen los países más pobres? | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Desigualdad de género | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: Resumen del Artículo: Análisis integrado de la pobreza en Santander, Colombia, 2004-2010 | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s