La racionalidad y el mercado

1914

Mayra Alejandra Toloza Granados

En general, se puede entender que las decisiones que toma cada uno de los agentes económicos en el mercado son razonables. Es decir, que el individuo escoge la opción que más le guste, le beneficie y que también le llene de utilidad. Pero estas decisiones para que sean del todo efectivas tienen que estar basadas en la racionalidad, la escogencia  llevada por la razón y no conforme a sus impulsos. Aunque también existe una contraparte con respecto a este concepto, lo cual asegura el psicólogo Dan Ariely, que dice que las acciones que tomamos en el mercado, no son racionales, sino heurísticos.

La racionalidad en los mercados  y las empresas está efectuada en la búsqueda de formas o estrategias para la solución de problemas,  optimización de utilidades y por supuesto que se minimicen los costos. En cuanto al autor del libro, claramente nos muestra como es la función de esto en el mercado y como ejemplo pone a Amazon, una empresa virtual  fundada en 1994, que desde entonces empezó a vender libros electrónicos o por internet.

Harford nos cuenta cómo fue el rápido crecimiento de las ventas de la empresa, así como el de sus acciones. En un principio, el precio de las acciones en Amazon, alcanzaba apenas los 18 dólares, un valor muy accesible en ese tiempo. Pero con el paso de los años, los precios de las mismas acciones superan los 100 dólares, lo que para muchos de los dueños de esas acciones era asombroso. Pero así mismo como subió su valor, para el año 2000, volvieron a caer los precios de las mismas, al costo inicial que fueron 18 dólares.

Como se describe anteriormente, en un mercado empresarial y en cuanto a las acciones, los movimientos en las finanzas son tipo “montaña rusa” con altos y bajos, y algunas veces un poco estables, mejor llamado: volatilidad para los agentes del mercado, que es la descripción de este fenómeno. Aunque Amazon en la actualidad es una de las más prestigiosas empresas, dónde el valor  de sus acciones ya superan los 700 dólares. Este tan solo un caso, a comparación de las miles de empresas que existen en el mundo.

En cuanto a los agentes económicos, se puede decir que en ellos como en cualquier persona que sueña hacer negocios, tienen un deseo de volverse rico. Según el autor, las personas tomaron la iniciativa de comprar las acciones a precios bajos, con el único fin, de venderlas, al primer día que estas subieran de precio. Lo que no se dieron cuenta, es que en ese proceso en que las acciones se valorizan, toman tiempo, y más aún cuando es una empresa nueva.

El dolor puede ser en el ahora, cuando al principio una acción valía 18 dólares, la persona la compra para aumentar su riqueza. Si la vendió en el momento que subieron a 100 dólares, puede decir que ganó dinero, pero nada comparado con los más de 500 dólares que pudo haber ganado, si hubiera invertido con otra mentalidad. Por ejemplo, ser dueño de una pequeña parte de la empresa, pensar para un futuro y luego sí, tener la posibilidad de vender con un alto grado de valorización.

Las decisiones a la deriva tomada por estos agentes económicos, dan a explicar la afirmación de Dan Ariely, en cuanto que los comportamientos de las personas en un mercado, no es  racional, sino heurístico. Y en realidad sí, estos actos en cuanto a las personas, fueron de modo irracional y rápido. Pensar solo en el beneficio monetario y del momento, que a su parecer era mejor opción. Donde al final, si se hubiera pensado de manera correcta y no con afanes, la compra de esas acciones al precio más accesible al bolsillo, sería uno o quizá el mejor negocio o inversión de su vida.

Bibliografía

Harford, T. (2001). El economista camuflado (p. 344). Grupo Planeta.

En Mentte. (2013). Sobre la racionalidad o irracionalidad de los mercados financieros. Disponible en: http://www.enmentte.com/sobre-la-racionalidad-de-los-mercados-financieros/.

Es.wikipedia.org. (2016). Volatilidad (finanzas). Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Volatilidad_(finanzas).

Columnas relacionadas

1808. La excitación, enemiga de la racionalidad

1906. Animal spirits: Emociones, sentimientos e instintos vs racionalidad, experiencia y datos

1913. La irracionalidad: Una ventaja para ellos, un punto débil para nosotros

logo-emar3.jpg

Anuncios

7 pensamientos en “La racionalidad y el mercado

  1. Pingback: La importancia de la racionalidad | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: ¿Qué es lo que se considera racional? | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: ¿Por qué decidimos sobre situaciones ilógicas e irracionales? | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: Deseos inapropiados | Racionalidad Ltda

  5. Pingback: Crisis de la política de educación nacional en Colombia. El servicio de comedores en la Universidad Industrial de Santander | Racionalidad Ltda

  6. Pingback: Un día después del no en el plebiscito. Del por qué la relatividad afectó la decisión de los colombianos | Racionalidad Ltda

  7. Pingback: La especulación inmobiliaria en Colombia: el juego que nunca ganaremos | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s