¿Por qué algunas cosas son caras?

1873

Karyn Jyneth Carvajal García

Tim Harford es un economista y columnista, nacido en 1973 en Inglaterra. Su primera obra fue “El economista camuflado”, publicada en el 2006 en cerca de 30 idiomas. Su trabajo revela las ideas económicas detrás de las experiencias cotidianas. En el primer capítulo del libro “el economista camuflado”, Tim Harford explica de lo que hablaremos específicamente, ¿Por qué algunas cosas son caras? Y a su vez con ejemplos como ¿por qué las palomitas son más caras en el cine (sabiendo que no hay escasez de ellas)?, ¿por qué en París o en Londres es tan costoso arrendar vivienda? Y en el primer capítulo titulado ¿Quién paga tu café?, nos muestra ejemplos que nos llevarán a entender mejor y llegar a las respuestas.

Por ejemplo, en Nueva York no hay muchos apartamentos con vistas al Central Park, y lo mismo sucede con el Hyde Park en Londres. Debido a que tantas personas quieren tenerlos, estos apartamentos son caros y muchos se desilusionan. Y no hay nada siniestro en ello, ya que el poder proviene de la escasez. Siendo esto un ejemplo expuesto por Tim Harford en el libro lo podremos asimilar al de por qué es tan costoso un café en el Starbucks. Se muestra que la ubicación de la compañía Starbucks es una de la razón del porque la marca genera muchas ganancias. Simplemente, los clientes que son casi siempre ejecutivos que quieren escapar del ruido y el bullicio, esquivar a los tranquilos turistas y llegar a sus escritorios justo antes de que lo hagan sus jefes. No disfrutan de los desvíos. Pero existe un lugar, colmado de paz y abundancia, que puede tentarlos a retrasarse algunos minutos. Y ya que se encuentra cerca del tren, de la oficina, no pueden evitar pagar el precio de dos dólares y cincuenta cinco centavos por un café, con tal de no retrasarse mucho y sentirme menos estresad@.

Un ejemplo en Colombia sería por qué pagamos más por una camisa en un centro comercial en comparación a la misma camisa, pero en un lugar menos agradable como sería en Bucaramanga, el centro. Una razón importante es que la comodidad del centro comercial no se compara a la incomodidad de la calle, ya que en el centro comercial podemos encontrar todo en un mismo lado, tenemos tranquilidad y comodidad, como lo es el aire acondicionado, las sillas y los mostradores elegantes que nos muestran personas muy agradables; en cambio, en el centro tendremos personas bulliciosas que nos pisarán y estarán molestando para que entremos a su local, que muchas veces el clima nos hará sudar al caminar para encontrar la camisa que nos guste o tal vez nos mojaremos y no tendremos la misma comodidad a la hora de probarnos la ropa. Esta razón nos hace preferir muchas veces el centro comercial por encima de todo, justificando los precios altos.

Ahora paso al otro ejemplo ¿por qué las palomitas son más caras en el cine (sabiendo que no hay escasez de ellas)? La respuesta corta esto es que en un cine no se permite cualquier entrada de alimentos y comida, al existir está prohibición, los dueños del cine pueden darse el lujo de pedir cualquier precio por unas crispetas y gaseosa. A su vez, la razón de la publicidad que se usa para que consumas todo lo que vende la confitería, es pues porque la confitería genera las mayores ganancias del cine, mucho más que comprar las boletas. “Las palomitas que se venden en los cines son «malas y caras» según la OCU – Muchas de las palomitas que se venden en los cines contienen hasta un 25% de grasa, un 3% de sal y son diez veces más caras que las de las tiendas”; ha concluido un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios. Sabiendo pues esto seguimos dispuestos a consumirlas para evitar no comer adentro o tener problemas con los cuidadores incluso evitando la calidad.

Para concluir, Tim Harford quiere mostrarnos que la ubicación es un factor influyente a la hora de pagar por una mercancía. Y a su vez, una prohibición dentro de un sector, se puede justificar con precios altos. No importa mucho la calidad de la mercancía, desde que la ubicación y otros factores que nos permitan comprar en un sitio específico sean justificables a la hora de pagar mercancía costosa.

Bibliografía

Harford, T. (2001). El economista camuflado (p. 344). Grupo Planeta

http://www.lanacion.com.ar/1805395-el-verdadero-protagonista-del-cine

http://www.microsiervos.com/archivo/peliculas-tv/palomitas-cines.html

Columnas relacionadas

099. Sobre los precios

1582. El papel imprescindible de los precios

1848. ¿Alguna bandera por el Islam?

logo-emar3.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “¿Por qué algunas cosas son caras?

  1. Pingback: ¿En realidad nos están estafando? | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s