El debate: ¿Sí o no?

1939

Silvia Juliana Rico Rincón

Inicio por señalar las características de la argumentación, exponiendo que hay tres tipos: la discusión, la disputa y la controversia. “Las discusiones y las disputas tienden a permanecer ligadas al tema original, dentro de límites de tiempo más cortos. Las controversias se caracterizan por cambios de tema, que involucran el objeto de la controversia y el meta-nivel de compresión” (Estrada, 2005, p. 5). Debido a las revoluciones científicas o rupturas epistémicas la estructura del debate no es estática, sino que puede evolucionar temática y argumentativamente. Además, debo aquí resaltar que existen unos elementos técnicos en los que se puede apoyar el hablante; por ejemplo, la función heurística de la presunción.

Por esta razón, las disputas y los debates se pueden ver, en general, como enfrentamientos en un campo de batalla, como confrontaciones en las que predominan sentimientos de poder y voluntad de dominio, el carácter natural de las discusiones expresa la irracionalidad de los contendores. Por fas o por nefas, como sugiere Schopenhauer. Con razón o sin ella. No obstante, como parte de un proceso cultural e institucionalizado, las disputas y discusiones se llevan a escenarios de racionalidad, en los que por principio predomina la libre elección de las razones más sólidas, las ideas mejor expuestas y los argumentos más consistentes. (p. 4)

La relevancia de la teoría de la argumentación en la educación radica en que es un compromiso preeminente tanto de los profesores como de los estudiantes. Se hace necesario que el debate sea utilizado como un instrumento para el trabajo docente cuando en la realidad de los estudiantes se promueven diferentes puntos de vista. Consentir el debate en el escenario educativo permite principalmente: expresar con claridad el criterio propio y fundamentarlo, escuchar con paciencia y relacionar unos criterios con otros. Por consiguiente, “es valernos de nuestras propias creencias sólo en la medida en que al que pretendemos persuadir está dispuesto a aceptarlas” (Estrada, 2002, p. 3).

Todo el proceso de preparación de una clase supone que el profesor pase continuamente del papel de orador al de auditorio, ya sea como hablante y oyente, o escritor y lector. Con el fin de ver el efecto de lo que dice y cómo lo dice, necesita fijarse en él como observador antes que como maestro. En muchos aspectos, la eficacia de los maestros depende, en gran medida, de su destreza en este intercambio de papeles y de la comprensión de las necesidades, valores y expectativas del auditorio. Los buenos maestros, por ejemplo, dicen sólo lo que necesita decirse, utilizan lo que el auditorio ya conoce con el fin de determinar que decir; son económicos y eficaces. Los maestros regulares, en cambio, repiten lo que los estudiantes ya conocen y no dicen lo que es necesario para que éstos comprendan. Por tanto, la habilidad del profesor en convertirse en auditorio y de ver su trabajo como lo vería un auditorio es muy importante. No hay nada paradójico y extraño en considerar al maestro como auditorio; aunque él no es el auditorio precisamente en la medida en que desempeña el papel del profesor. Pero solo un contacto y una identificación con las necesidades del auditorio lo podrán ayudar en su papel de maestro en sentido estricto. (p. 6)

Que todos los maestros sean competentes disciplinar y pedagógicamente; solo así se estará en condiciones de enfrentar los retos que a nivel mundial se plantean sobre el mejoramiento de la calidad de la educación. La escuela es el mapa y la educación donde todo el aprendizaje sucede. Educar para la vida es incluir lo intelectual, lo moral, lo estético (artística), lo científico (técnica), lo cívico (social), porque son elementos notables de una educación integral. La creatividad y la motivación son dos puntos clave, porque impactan positivamente en la formación de mejores personas, mejores ciudadanos, que sepan trabajar en grupos, conscientes, responsables y comprometidos con sus entornos natural, social y cultural.

En conclusión, el análisis del debate intelectual permite reconocer la importancia de los diferentes modelos argumentativos para la enseñanza, porque ayudan a los economistas a tener una mayor comprensión crítica y formarse una visión interdisciplinaria de que no hay contradicción formal entre las corrientes en pugna, sino que son ámbitos complementarios de las teorías económicas. La importancia de la controversia en la epistemología económica radica en que “quizás la verdad no sea el resultado de una disputa acalorada o de un intercambio de improperios, pero cuando se dialoga o se discute en forma razonable, también nos interesa mejorar el conocimiento común y el conocimiento del mundo” (Estrada, 2005, p. 15).

Referencias

Estrada, F. (2002). Breves notas sobre la enseñanza de la economía. Bogotá: Universidad Externado de Colombia.

Estrada, F. (2005). Revista de Economía Institucional. Dialéctica de la argumentación económica, 7(12).

La Educación Prohibida [Película]. Disponible en:

El sistema educativo es anacrónico [Video]. Disponible en:

Columnas relacionadas

1932. ICFES, ser pilo paga y ser universidad privada también paga

1933. La ignorancia por los cielos, la educación por los suelos. “Saldo en rojo, crisis en la educación superior”

1934. La educación en Colombia: La cura resulta más mala que la enfermedad

logo-emar3.jpg

Anuncios

5 pensamientos en “El debate: ¿Sí o no?

  1. Pingback: Una enseñanza peculiar | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: ¿Es necesario un golpe al sistema educativo? | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Lección del tema para el debate general sobre “calidad de la educación” | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: Relatoría de ponencias. Tema: Calidad de la Educación | Racionalidad Ltda

  5. Pingback: El lado oscuro de la creatividad | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s