¿Es necesario un golpe al sistema educativo?

1945

Mario Johan Vargas Gómez

La educación innegablemente es una de las más importantes herramientas de desarrollo de un país, sino es que la más importante por lo tanto las naciones han desarrollado distintos criterios para evaluar sus fortalezas y deficiencias en las áreas del conocimiento para poder analizar en qué sectores es necesario dedicar mayor atención. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ha tratado mediante las pruebas Pisa de reunir un criterio uniforme que permita evaluar las habilidades académicas de los alumnos de distintos países.

Lamentablemente en Colombia los resultados no han sido muy alentadores últimamente, en el año 2014 el país obtuvo el último lugar entre aquellos evaluados en educación financiera terminando muy lejos del promedio mundial, sin embargo no solo es esta área en la que se está fallando sino que en el 2012 cuando fueron evaluadas las áreas de las matemáticas, el lenguaje y la ciencia, Colombia finalizo de 62 entre 65 países evaluados. Ahora es importante determinar cuáles son las causas de esa disparidad con países que inclusive tienen menos recursos naturales y más pequeños geográficamente que este país, una de las claves puede pasar por la accesibilidad a la educación.

Comparado con otros países de América latina, Colombia palidece en cobertura de educación ya que si bien en la mayoría de las naciones de la región la cobertura en edades de 3-5 está por encima del 70%, en Colombia no alcanza sino hasta el 44%. Aun así la educación pública en los niveles de primaria y secundaria es aceptable, pero el problema cambia cuando se trata del ingreso a la educación superior. En el país los costos de las universidades privadas se han elevado constantemente en la última década, pero las universidades publicas también forman parte del problema debido a que sus criterios de ingreso, sumado a una gran demanda pero baja oferta hace que cada año más jóvenes bachilleres se queden sin la oportunidad de convertirse en profesionales.

Si bien no se pueden negar los esfuerzos por cambiar esta realidad, como lo demuestran las estadísticas donde se ha dado un incremento de más de 18 puntos porcentuales en cubrimiento de educación superior en los últimos 10 años, también hay que mencionar que cantidad no significa siempre calidad, ya que en los últimos años han sido creados muchos institutos de educación superior que apenas satisfacen los estándares mínimos de acreditación, aun así debido a la necesidad de los estudiantes por continuar sus estudios y las pocas oportunidades presentadas, terminan por inclinarse por estos institutos a pesar de no ser la formación ideal, solamente para el 2014 había 32 IES siendo investigados, donde cursaban sus estudios más de 287000 estudiantes y se les ofrecen falsos convenios en busca de reclutar más a estas instituciones.

Últimamente se han tratado de establecer más oportunidades para el cuerpo estudiantil, con la creación del programa “ser pilo paga” se trató de darle más oportunidades de acceso a personas de bajos recursos y aunque la inversión ha sido millonaria llegando a los 155000 millones en el 2015 y buscando duplicar esas cifras para el 2016, un problema es que la mayoría de los recursos han ido a parar a universidades privadas, cosa que no ayuda a disminuir el déficit que hoy día poseen las universidades públicas.

Todas estas cuestiones generan una situación de la cual el gobierno tendrá que intervenir necesariamente, en la próxima década debido a que la brecha con otros países de la región solo aumenta a pesar de que estos también tengan sus problemas internos como Colombia. Un área donde es fundamental la inversión es en la investigación. “Uno de los principales desafíos de Colombia es el desarrollo de la investigación universitaria. Al compararla con países con los cuales es legítimo hacerlo, como Brasil, México, Argentina y Chile, donde existe un mayor volumen de investigación, Colombia está muy detrás: casi 30 años de atraso frente a Brasil y entre 15 y 20 respecto de Argentina, México y Chile.” (Brunner, 2012). Es importante darle más atención a la creación de nuevo conocimiento en el país, ya que si bien los grupos investigativos en las universidades han aumentado un 16% en el último año, el hecho de que solamente se le destina cerca del 1% del PIB al desarrollo científico, no da oportunidad para crecer más en esta área, donde aún se depende mucho de la inversión privada.

Otro aspecto a tomar en cuenta es considerar la renovación de la educación en los colegios, donde hay serias fallas estructurales que van más allá de la enseñanza en las aulas, como en el caso de la corrupción de los alimentos donde a muchos niños que no tienen los mejores medios para alimentarse correctamente en sus casas, se les ha privado de estas comidas o peor aun dándoles alimentos que ya han caducado su fecha de vencimiento, lo que puede causarles varios problemas de salud. También encontramos la dificultad para llegar a las escuelas rurales, donde muchos estudiantes por falta de vías de comunicación, no pueden conseguir un transporte que los lleve a los centros educativos, y por lo contrario tienen que caminar largos recorridos para poder tener estudio. Pasando a la parte académica, uno de los aspectos a corregir sería tratar de cambiar el enfoque que se tiene actualmente, donde a los alumnos se le imparten clases de 15 a 18 materias, en jornadas de 8 horas diarias y se les pide que memoricen algunos conocimientos, donde el que desarrolle más esta capacidad puede tener mejores resultados.

Si bien es importante aprender conocimientos, se está perdiendo mucho potencial con los estudiantes donde las pesadas cargas de trabajo más las largas jornadas en los colegios, le quitan la posibilidad al estudiante de aprender más por su cuenta, aunque el sistema actual sirve para detectar las preferencias  de un estudiante y saber en qué áreas se desenvuelve con más facilidad, sigue siendo muy limitado su capacidad de investigación, donde tiene que resignarse a aprender solo lo que se le brinde en el plan de estudios. Otro de los problemas es que en muchas ocasiones el sistema de educación secundaria no está relacionada correctamente con la educación superior, lo que lleva a que para los estudiantes sea más difícil adaptarse a las nuevas exigencias, que se ven reflejadas en el gran porcentaje de abandonos que hay durante el primer año de los alumnos que ingresan a las universidades.

Aun así no basta con solo enfocarnos en los estudiantes y en los conocimientos que se imparten, sino en quienes los imparten, porque la verdad es que la docencia ha sido una profesión olvidada en este país, y se ve el reflejo cuando somos comparados en pruebas internacionales con otros países donde los estándares para ejercer la docencia son los más altos de todas las profesiones. En Colombia resulta necesario fomentar incentivos para los docentes, y crear condiciones más propicias para el desarrollo de su profesión, situaciones que se viven en los colegios rurales donde un mismo profesor enseña 100 alumnos 4 o 5 asignaturas no es una educación eficiente, y tampoco lo es un maestro que no investiga o no fomenta esta cualidad en sus alumnos, y se dedica a repetir un libro de texto.

Es importante recalcar la importancia que tienen los maestros en nuestra sociedad, donde la compensación monetaria que ellos reciban sea equivalente a la magnitud de la labor social que hacen, y también entender que no son esclavos de su profesión ya que en muchas instituciones privadas los maestros trabajan jornadas de 9-10 horas, y aun así tienen que continuar su trabajo en casa. Hoy en día también es necesario que los maestros creen mejores relaciones con sus alumnos, porque a veces se nos olvida que se forman personas y no empleados en las escuelas, fomentar el dialogo, el intercambio de opiniones y el apoyo del estado para tener las mejores herramientas de enseñanza e información disponibles para su uso.

Finalmente no hay que dejar a un lado el hecho de que la educación inicial y las bases recaen en las familias y como enseñan a sus hijos. Pedirle a un docente universitario que actuara como pedagogo de un alumno de 20 años, resulta una labor muy complicada, es necesario que los padres dejen de desligarse de su tarea, y que entiendan que el colegio es un complemento de su educación, que en este lugar van a ampliar sus conocimientos, no a que los maestros y compañeros le enseñen a sus hijos como comportarse. Por tanto podemos ver que no solo se trata de un proceso de obtener mejores notas en pruebas, sino mejorar la preparación e incentivar tanto a alumnos como maestros a que vean la educación como un pilar fundamental en sus vidas y no una etapa por quemar.

Bibliografía

<http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-350451_recurso_4.pdf&gt;

http://www.eltiempo.com/multimedia/especiales/situacion-de-la-educacion-superior-en-colombia/14985576

http://www.dinero.com/edicion-impresa/caratula/articulo/los-detalles-del-programa-ser-pilo-paga/216480

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12136981

Columnas relacionadas

1933. La ignorancia por los cielos, la educación por los suelos. “Saldo en rojo, crisis en la educación superior”

1935. La buena educación como resultado de un compromiso colectivo

1939. El debate: ¿Sí o no?

logo-emar3.jpg

Anuncios

3 pensamientos en “¿Es necesario un golpe al sistema educativo?

  1. Pingback: El valor que rige la información por su utilidad | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Debate por la educación | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: La estructura del sistema educativo colombiano | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s