¡Eso no era penal!

1964

Lennix Dayanne Espíndola Somasa

Para comenzar es importante conocer la definición de una acción que puede cambiar un marcador en un partido de fútbol. El famoso penal, una acción que es sancionada por el árbitro central cuando se produce una infracción o falta dentro del área grande. El punto penal está situado 11 metros de la línea de gol, esta penalización es ejecutada por el mejor cobrador del equipo. Es posible que los penaltis sean la mejor manera que hay en el mundo para comprender la teoría de juegos. La teoría de juegos es el estudio de modelos matemáticos sobre la cooperación o el conflicto entre seres racionales e inteligentes, está rama de la matemática busca analizar el modelo del “comportamiento estratégico” lo que sugiere intencionalidad.

Se ha optado por utilizar la teoría de juegos para la elaboración de la Teoría Económica. Podemos aplicar la teoría de juegos en un penal en el momento que el portero espera la estrategia del cobrador, o por el contrario, cuando el cobrador espera la acción del portero. Opté por iniciar mi escrito explicando mi tema central, tomado del libro El fútbol es así, este tema me llamo la atención y fue uno de los que más me gusto, de esta manera, explicare si un tiro de penal puede cambiar el resultado de un partido, si los penales son injustos y pueden favorecer a los equipos locales, cual es el mejor lado para patear un penal, si pueden ser predecibles y con unas cuantas estadísticas demostrar mi pensamiento.

En la mayoría de ocasiones pensamos que los penales son injustos, pues resulta difícil que un árbitro juzgue correctamente todos los penaltis, dado el ritmo del futbol moderno; muchos actos fingidos y otros con toda la culpa. Son muchos errores y esta decisión tiene más repercusión en este deporte, en un partido importante puede decidir de manera injusta o justa el marcador. Para el entrenador que fue favorecido el penal es una medida justa y para el otro es una alteración del resultado que lo perjudica. Por otro lado tenemos que pensar que tienen que tomar decisiones y pueden equivocarse pues son humanos, pues el fútbol obliga a tomar estas decisiones de una manera imparcial, y si para el árbitro es falta y para mí no, son distintas formas de ver la situación y se debe respetar la decisión, él es la autoridad en el campo de juego. Estas decisiones no pueden ser cuestionables, ni la FIFA lo hace, para ellos estas medidas se deciden desde el punto de vista del árbitro.

Cualquiera puede tomar decisiones y pueden tener razón, pero estas decisiones ¿pueden alterar los resultados o no? Con estos datos del Tunde Buraimo, miembro del grupo creciente de econometristas del deporte podemos responder esta pregunta. Buraimo examinó 1.520 partidos de la Premier League, disputados a lo largo de cuatro años, desde la temporada 2002-2003 hasta la 2005-2006. En esta tabla se dividieron los partidos en dos grupos, en los que se pitaron penaltis y en los que no, y cuantas veces gano el equipo local por un penalti y cuantas no.

El porcentaje de victorias del equipo local es una media de tres puntos, el porcentaje de empates es más bajo, el porcentaje de victorias del equipo de visitante es casi idéntico con o sin penaltis, entonces es claro ver que los partidos con penaltis se producen ligeramente más victorias que empates. Pensamos de una vez que los penales ayudan a los equipos locales, pero el número absoluto de victorias cuando se pitaron penales fue de 70. Si la frecuencia de victorias locales hubiera sido la misma que en los partidos donde no hubo penaltis, el número de victorias hubiera sido de 66, la diferencia es de 4 victorias por tanto es demasiado pequeña para pensar que si ayudan estos penaltis. Quizá tengan un efecto distinto sobre los resultados. Solo en algunos partidos en los cuales son los favoritos de la temporada.

1964

El viernes pasado (no interesa cuando lean esto) estaba jugando fútbol y mi entrenador nos dividió en cuatro equipos para hacer un cuadrangular. Cada partido de diez minutos, si ningún equipo anotaba, una jugadora de cada equipo chutaba un penal, la ganadora seguía jugando. En el tercer partido que disputaba mi equipo no hizo gol, por consiguiente toco definir el partido por un penal. El partido pasado mi compañera lo había errado, entonces dijeron que Lennix lo cobre le pega duro, efectivamente así fue, lo cobre, hice gol y seguimos jugando.

Jugamos varios partidos seguidos y en uno de ellos volvimos a quedar empatadas, decidí volver a cobrar el penal, pero esta vez con la poca suerte de no anotarlo, esta es la hora que pregunto ¿Cómo me tapo ese penal?  Le pegue muy duro, al lado natural, quizá fui muy obvia porque lo cobre en el mismo palo del penal pasado, entonces quizá la arquera ya sabia y me lo tapo. En ese momento practicamos la teoría de juegos sin darnos cuenta, pues, analizó mi comportamiento estratégico, espero a donde golpee, y me gano racionalmente. Lo único que sé es que después de ese tiro tengo una obsesión en cada entrenamiento de ponerme a practicar el tiro de penal. Si soy así después de haber errado un penal, imaginemos al mejor jugar del mundo después de errar en la Eurocopa 2016 cuando enfrentaba a Austria. Tiro al lado izquierdo, el arquero se lanzó al lado derecho, pero que mala suerte la de Cristiano, el balón pego en todo el palo y suerte para el arquero que no adivino el tiro pero el palo lo salvo. ¿Sera que el arquero no estudio los cobros de cristiano?

Cristiano ha cobrado 43 tiros de penal, con 40 aciertos y 3 fallidos, un 93% de aciertos. Estudiando 17 penales, 8 fueron cobrados a la izquierda de esos 8 fue adivinado el lugar en 5 ocasiones pero no fueron tapados, 5 fueron a la mitad y ningún arquero adivinó, los otros 4 fueron a la derecha y 2 fueron adivinados el lugar pero no tapados. La potencia y el cobro es diferente en cada cobro, en el cuatro, rastrero, en el medio, cruzado, no se sabe cómo pueda lanzarlo, puede darse una pausa y esperar que al arquero se lance o puede lanzar de una vez. ¿Se preguntará cristiano si el arquero ha estudiado sus cobros?  Un arquero al enfrentar al equipo de Cristiano debe conocer el cobro de Cristiano y llevar una idea de donde podría ser el lado que Cristiano acomodara su penal si llegara al caso, o lo otra opción es llamar a Ignacio Palacios un economista que estudia los cobros de todos los jugadores, fue contratado por Holanda en la final del mundial 2010 y contratado por otros equipos por su manera de acertar con sus estadísticas. Una llamada y puede ser predecible el cobro de cristiano. Entonces son secretos matemáticos los que pueden ayudar a los arqueros atajar los penales.

Para finalizar el mejor lado para cobrar un penal es el lado natural, con un buen movimiento de cadera. Pueden ser predecibles, pueden cambiar el resultado y pueden ser injustos pero no se puede tomar de forma general. El partido lleva su ritmo y son personales las decisiones de los árbitros, por eso no se puede hacer nada, este deporte tiene sus propias leyes y por eso hay que aceptar cualquier decisión que tome la persona más importante del partido. Un partido puede cambiar en un cerrar y abrir de ojos.

Bibliografía

¡El Fútbol Es Así! (Soccernomics) Autores: Simon Kuper, Stefan Szymanski.

Columnas relacionadas

1787. El fútbol como una industria

1788. La economía en el deporte

1846. Hasta el fútbol necesita de capital

logo-emar3.jpg

Anuncios

2 pensamientos en “¡Eso no era penal!

  1. Pingback: Fútbol aplicado a la teoría de juegos | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Fútbol con instrumentos: Una nueva mirada del deporte más lindo del mundo | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s