No todo es como lo pintan. “La prostitución”

1967

Jaime Andrés Hernández Barrera

En la segunda entrega por parte de Dubner y Levitt, Superfreakonomics, ellos nos demuestran nuevamente que los asuntos “frikis” de la vida cotidiana se pueden unir con la economía para poder así entender de unas más didácticas los grandes problemas de hoy en día. En el segundo libro el dúo va a tocar temas como prostitutas, conductores borrachos, médicos, vendedores de cartas y más, pero yo solo me enfocaré en una de los temas tal vez más debatidos a lo largo de la humanidad y es la prostitución.

En el primer capítulo de este libro, abordará el tema de la prostitución en la ciudad de Chicago, comparándolo con un Santa Claus de una tienda departamental. Los autores están de acuerdo en aclarar que a pesar de que los gobiernos han tratado desde el principio en quitar las barreras discriminatoria de la mujer, esto ha sido en vano ya que hoy en día a pesar de que las mujeres juegan un papel importante en la política, la ciencia, el deporte y demás campos sociales, siempre se verá como el “objeto” débil y sumiso de la sociedad. Y es que esto no viene de hoy, esto asciende desde el comienzo de la misma humanidad cuando la mujer era relegada a trabajos en el hogar, a ser callada y retraída no participar en el derecho del voto, hasta de no tener decisión sobre sus propios hijos; pero al pasar los años, las mujeres se han levantado en contra de esto y han tenido más voz, y más “empoderamiento”, pero no mintamos, en la actualidad se mantienen todavía muchos estigmas sobre la mujer y su actuar en el mundo.

Pero estos hechos han provocado un cambio un poco extraño y es que las mujeres gracias a estos estigmas machistas, han logrado tener y manipular el mercado de la prostitución. Si este trabajo que algunos dicen que es el más antiguo del mundo, cambiar goce sexual por dinero es uno de los trueques más antiguos de la humanidad, este negocio se sitúa dentro del negocio del amor. Bueno, regresemos al libro, de Dubner y Levitt describen el mercado de la prostitución en la capital de Illinois, a principios del siglo pasado, ellos mencionan que la cantidad de mujeres prestadoras de este servicio, no ha decrecido a pesar de la población, los estigmas, el tabú e incluso la violencia que sufren estas mujeres, esto se debe es que hoy en día las mujeres creen en la prostitución como opción de trabajo ya sea de ultima o primera necesidad; además de la alta demanda que hay de este trabajo por parte de hombres en busca de algún tipo de diversión, otro punto más porque el mercado de prostitución no ha decrecido es gracias a las leyes gubernamentales de los países, ya que algunas naciones tiene este tipo de trabajo como ilegal estableciendo penas por la ejecución del mismo, pero a lo largo de la historia humana, lo prohibido atrae más y nos impulsa a romper y saltar las reglas por tal de alcanzar ese “deseo” prohibido, por esas tres razones el mercado de la prostitución no ha decrecido al pasar de los años.

Después de esto el libro nos va hablar de cuánto cobran las sexoservidoras por su trabajo, y como el cobro de este trabajo ha cambiado a través de los años, ya que parce ser que las prostitutas están cobrando más en función de algunos detalles agregados ya sea el tipo de cuerpo, lugar etc; además de que este trabajo en la actualidad está pasando de tabú, escondido y vergonzoso a ser un trabajo común, famoso y digno de admirar, ya que hoy se pueden encontrar páginas en redes sociales donde se pueden observar los perfiles de estas mujeres sin ningún tipo de pudor o culpa. Además se observan otros temas como que los viernes son los días que más se demandan de este servicio y no los sábados como se cree.

Ya visto todos estos aspectos relacionados con la prostitución, podemos aclarar que estas mujeres y sus servicios se pueden ver como un bien primario, mientras que las mujeres que deseen tener relaciones sexuales sin recibir nada a cambio, pasan a ser bienes sustitutos, ya que si un hombre siente que la mujer que tiene como parte permanente no satisface sus “necesidades” puede recurrir a otros tipos de mercados para satisfacer esta necesidad. En esta situación es donde observamos que las ideas “machistas”, hoy en día se mantienen. Con esto ponemos observar la relación que tiene la sumisión por parte de las mujeres en nuestra sociedad actual y la prostitución como trabajo para obtener ingreso.

Bibliografía

Dubner, S., & Levitt, S. (2009). Superfreakonomics: Enfriamiento global, prostitutas patrióticas y por qué los terroristas suicidas deberían contratar un seguro de vida

Columnas relacionadas

1701. Y ¿si regularizáramos la prostitución?

1771. La industria del sexo y las drogas

1884. Apatía y la violencia

logo-emar3.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “No todo es como lo pintan. “La prostitución”

  1. Pingback: ¿Tan profunda es nuestra apatía? | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s