La hora de las mujeres

1982

Andres Salazar

En la segunda entrega por parte de Dubner y Levitt, Superfreakonomics, ellos nos demuestran nuevamente que los asuntos “frikis” de la vida cotidiana se pueden unir con la economía para poder entender de una forma más fácil los grandes problemas de hoy en día. “A lo largo de la historia, ha sido invariablemente más fácil ser hombre que ser mujer. Sí, es una generalización muy grande y, sí, hay excepciones, pero desde todos los puntos de vista, las mujeres lo han tenido más difícil que los hombres.”

A través de la historia las mujeres han sido constantemente discriminadas, se les negaba la oportunidad de ejercer cualquier profesión, que no fuera la de las tareas del hogar, en otras palabras las mujeres eran utilizadas para procrear y criar a sus hijos, además de esto estaba mal visto que una mujer diera luz a una niña. Aunque los tiempos han cambiado y esta barrera de la desigualdad de género ha desaparecido casi por completo, en muchas partes del mundo las mujeres siguen siendo víctimas de discriminación y en muchos casos son tratadas como un simple objeto.

“Aunque sobre todo en las naciones desarrolladas, la vida de las mujeres ha mejorado espectacularmente. Las perspectivas de futuro de una chica norteamericana, británica o japonesa del siglo XXI son incomparables con las de sus congéneres de hace un siglo o dos. En cualquier ámbito que miremos —educación, derechos legales y de voto, oportunidades profesionales, etcétera—, es mucho mejor ser mujer ahora que en cualquier otra época de la historia.”

Estos cambios son notables en el ámbito político mundial con Angela Merkel canciller de Alemania y elegida como la mujer más poderosa del mundo por la revista Forbes, Theresa May como futura primer ministro del Reino Unido y Hillary Clinton como candidata a la presidencia de Estados Unidos. De llegar Hillary a la presidencia de su país, por primera vez tres de las principales potencia mundiales estarán bajo el mando de mujeres.

Que estas mujeres lleguen a cargos tan importantes y en países tan importantes, envía un gran mensaje a países donde las mujeres aún son discriminadas. Según ONU Mujeres, una de cada tres mujeres sufre violencia sexual o física, más de 700 millones contrajeron matrimonio antes de alcanzar la mayoría de edad, y otros 200 millones sufrieron algún tipo de mutilación genital durante la infancia.

En Latinoamérica esta tendencia también ha llegado en Chile con Michelle Bachelet que está repitiendo mandato y con Dilma Rousseff actual presidenta de Brasil, aunque esta última está envuelta en una crisis política.

¿Cuándo llegara esta tendencia a Colombia? En Colombia las mujeres han ocupado grandes cargos como ministerios, alcaldías y gobernaciones. Mientras en lo privado hoy en día es muy común ver a mujeres sentadas en una mesa de directivos. Y según muchos expertos para las elecciones de presidencia del 2018 es probable que una mujer llegue a segunda ronda.

Bibliografía

Dubner, S., & Levitt, S. (2009). Superfreakonomics: Enfriamiento global, prostitutas patrióticas y por qué los terroristas suicidas deberían contratar un seguro de vida.

http://www.semana.com/mundo/galeria/mujeres-al-poder-en-eeuu-reino-unido-y-alemania/484055

Columnas relacionadas

273. El sometimiento de las mujeres

1070. Informe sobre el mundo laboral de las mujeres

1464. Hombres adictos al sexo, mujeres adictas al compromiso

logo-emar3.jpg

Anuncios

2 pensamientos en “La hora de las mujeres

  1. Pingback: Lo difícil que resulta ser mujer | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: El mayor pecado de las mujeres es ser mujer | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s