Marco teórico: Infracciones de tránsito en el municipio de Girón

2008

Cristian Julian Blanco Buitrago

A continuación, se hace referencia de algunas doctrinas y conceptos que orienta la presente monografía, en la materia de accidente de tránsito, y que son el sustento de la misma. Monografía que pretende indagar sobre la inversión que se realiza en el municipio de Girón, respecto a los recursos que ingresan por concepto de infracciones de tránsito, y los cuales tiene una destinación específica, pero que esta inversión puede de alguna manera influir en la accidentalidad del municipio.

Antes de iniciar con algunas teorías de las causas de los accidentes, es importante dar una definición del mismo, en Colombia el Código de Tránsito y Transporte lo define como: “Evento, generalmente involuntario, generado al menos por un vehículo en movimiento, que causa daños a personas y bienes involucrados en él e igualmente afecta la normal circulación de los vehículos que se movilizan por la vía o vías comprendidas en el lugar o dentro de la zona de influencia del hecho” (Código Nacional de Tránsito Y Transporte, 2002), así mismo en cuanto a la definición de accidente en cuanto las normatividad en el literal a) del artículo 30 del Decreto 1283 de 1996 consagra la definición de accidente de tránsito en los siguientes términos: “el suceso ocasionado o en el que haya intervenido un vehículo automotor, en una vía pública o privada con acceso al público, destinada al tránsito de vehículos, personas y/o animales y que como consecuencia de su circulación o tránsito, o que por violación de un precepto legal o reglamentario de tránsito causa daño en la integridad física de las personas.” (Decreto 1283, 1996). Analizadas las definiciones anteriores se puede determinar cuatro presupuestos fundamentales para que se configure un accidente de tránsito. A saber:

  1. El accidente debe ser causado por un vehículo automotor o con su intervención.
  2. El accidente se produzca en una vía pública o privada con acceso al público.
  3. Que esa vía sea destinada al tránsito de vehículos, personas y/o animales.
  4. Que cause daño en la integridad física de las personas como consecuencia de la circulación o tránsito.

Ahora bien, establecido el concepto de accidente es importante precisar que existen algunas teorías que, determinan la causalidad de la accidentalidad, es decir cuáles son los factores que causan o contribuyen a que ocurran los accidentes. Varias teorías pueden citarse y usarse para describir la conducta tanto de peatones como de conductores que, con sus actos de indisciplina e irresponsabilidad, pueden ocasionar un accidente de tránsito; entre estas se encuentran:

  • Teoría del compromiso social. La conducta es el resultado del debilitamiento del ligamento social del individuo con la sociedad.
  • Teoría del aprendizaje social. El papel de otras personas contribuye a promover o a desanimar la práctica de la conducta.
  • Teoría de la conducta planeada la cual está determinada por cuatro factores que son:
  1. La actitud de la persona hacia las consecuencias de la conducta.
  2. La norma subjetiva que tenga la persona sobre el punto de vista de otras personas importantes respecto de la conducta.
  3. El grado de control que la persona percibe tener sobre el acto.
  4. La percepción personal que tenga el individuo sobre a sus obligaciones morales respecto de la conducta que se propone practicar (Parker)

El simple hecho de circular, según algunos autores, hasta un 95% de los accidentes de tránsito se deben a factores humanos. Estos factores podrían dividirse en dos tipos: errores y violaciones intencionales. Las mujeres tienden a accidentarse más por errores de percepción o juicio mientras los hombres se accidentan más por violaciones (Klevens, 1997).

Las campañas que buscan cambiar el comportamiento de los usuarios en las vías deben partir de dos aspectos relacionados:

  • Que los usuarios de las vías son sensibles a la influencia de otros.
  • Que un pequeño cambio en la conducta de unos pocos puede ser amplificada.

Es decir que un cambio de conducta positiva (o negativa en algunos casos) en unos pocos usuarios de las vías producirá paulatinamente el mismo efecto en los otros usuarios. Reforzando lo dicho al inicio del capítulo los infractores encuentran muchos beneficios (oportunidades, satisfacción de necesidades) y menores costos (anonimato, aceptación social, poco riesgo de ser descubierto o de accidentarse). Usando modelos basados en estas teorías, se ha podido explicar entre un 23 a un 47% de la varianza en infracciones de tránsito.

El orden en la circulación vial es un factor interesante y que merece ser estudiado, pues a pesar que las vías fueron diseñadas y construidas para la circulación de vehículos automotores, una de las características del tránsito vial de las ciudades del país, es que en ellas no sólo circulan los vehículos automotores, como debería ser lo correcto, sino que también circulan vehículos de tracción animal, recicladores, vendedores ambulantes, etc., que obstaculizan el tránsito normal de los carros y que transforman el sentido original de las vías. Esto puede traducirse en un desorden permisivo que puede ser lesivo para la comunidad, al afectar la normal circulación y que eventualmente pueden convertirse en factores distractores o de riesgo de atropello o accidente.

Los proyectos de inversión vial deben incluir estudios sobre condiciones climáticas y de señalización existente que afecte la normal circulación vehicular y peatonal, es decir se debe invertir en seguridad vial, de tal manera que se busque prevenir el riesgo de accidentes.

En educación es recomendable diseñar estudios que indiquen el nivel de conocimientos del Código Nacional de Tránsito y de las señales de tránsito, al igual que las actitudes y prácticas frecuentes, con el fin de desarrollar campañas publicitarias dirigidas al reforzamiento de los aspectos que resulten más desconocidos para la población. De igual manera, las campañas preventivas podrían soportarse de dichos resultados, con el fin de dirigirlas a la población más vulnerable de sufrir un accidente de tránsito bien por su desconocimiento o bien por los hábitos en el comportamiento.

Aspecto que resulta de relevancia es el tipo de vehículo y la clase de accidente que se produce, siendo los automóviles particulares y las motocicletas los vehículos más frecuentemente involucrados en accidentes de tránsito. Son quienes presentan la mayor proporción de víctimas fatales y no fatales por choque y atropello principalmente.

Según el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la seguridad en materia vial y sus consecuencias cobra importancia por las cifras que presentan: el número de muertes por accidentes de tránsito a nivel mundial es de 1,2 millones de personas por año. En los países en desarrollo, dado que el número de vehículos está creciendo rápidamente, esta verdadera epidemia está empeorando de manera que de no mediar disposiciones que puedan revertir la situación, se convertirá en la tercera causa de muerte y discapacidad para el año 2020. (Salud, 2004)

Es importante registrar la observación de la Organización Panamericana de la Salud, que contempla que se debe definir la muerte por accidente de tránsito como aquella que ocurre en los treinta días posteriores al hecho. Por lo tanto, las cifras del 2011 son de 5.792 muertes, de las cuales, 259 víctimas fallecieron después de los treinta días de la ocurrencia del hecho. Esta cifra representa el 4 % con un tiempo promedio de 79 días, y un rango de 30 a 372 días. (Salud, 2009)

Según el informe del Instituto de Medicina Legal y Ciencia Forense, muertes y lesione no fatales por accidentes de tránsito en el 2011, en el municipio de Girón, en cuanto a muertos fue 18 casos por 100.000 habitantes, para una tasa del 11,14 %, en cuanto a Lesiones, fue de 102 casos, para una tasa del 63,14 %.

Las muertes y las lesiones relacionadas con los accidentes de tránsito es una de las situaciones que más afecta a nuestra sociedad, hecho que se refleja en las cifras históricas; por ello, que la presente monografía busque realizar un estudio en el municipio de Girón, de la inversión que se realiza en materia de prevención de accidentes. De tal manera que se unan esfuerzos en el municipio para crear políticas públicas de prevención de la accidentalidad.

Bibliografía

Código Nacional de Tránsito Y Transporte, Ley 769 (Congreso 2002).

Decreto 1283 (1996).

Klevens, J. J. (1997). Lesiones de Causa Externa- Factores de Riesgo y Medidas de Prevención. Bogotá: Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Parker, M. A. (s.f.). Determinants of Intention to Commit Driving Violations.

Salud, O. M. (2004). Informe Mundial sobre la prevención de los traumatismos causados por el tránsito. Ginebra: Organización Mundial de la Salud.

Salud., O. P. (2009). Informe sobre el estado de la seguridad vial en la región de las Américas. Washintgton, D.C.: Organización Panamericana de la Salud.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1317. Análisis de la participación ciudadana en el escenario del ordenamiento territorial

1749. Las políticas contables y las NIIF

1958. Estudio contextual del embarazo temprano en las adolescentes del Instituto Técnico en Comunicación Barrancabermeja – INTECOBA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s