Hacía una educación con sentido de reconciliación

2044

Ana María Jaimes

Hoy un día soleado, observo a través de mi ventana a las personas con su mirada fija, dispuestas en dirección a un punto x de esta ciudad; esto me hace pensar, ¿qué tan importante es para cada persona lo que hace, lo que quiere hacer o lo que no le gustaría hacer? Pero por supuesto eso me  incluye; ¡qué momento tan extraño!

¡Creo que el tiempo me ha hecho reflexionar!, y qué decir de los libros, la cantidad de documentos que mis maestros han puesto frente a mis ojos; ¡aunque confieso que algunos no han sido de mi agrado! Qué se hace en esos momentos de reflexión; fácil: recordar a mi madre y sus palabras sabias producto de una vida llena de enseñanzas: hija todo en la vida te sirve, todo es una enseñanza, en algún momento será oportuno. Definitivamente hay palabras que guardan grandes significados y que aunque estén en el trasegar del día a día, te involucran, te enamoran y hasta de trazan un camino.

Es por esto que bienvenida soy al mundo de la palabra educación. Sonrió con alegría porque es demasiado cómico este momento, escribiendo lo que me apasiona, declarándole un sentido a mi racionalidad, escribiendo tantas ideas para resolver tantas dudas al mi alrededor y quizás, encontrar la verdad a un modelo de educación que nos permita encontrar un equilibrio, un punto ideal, así como la oferta y la demanda se cruzan en un mercado perfecto.

Perfecto es el modelo del sector educativo que sueño, y como soñar no cuesta nada, sonrió  como aquella niña que en un descuido pasa su dedo sobre el pastel de cumpleaños de la tía… si la tía, ya ustedes me entienden, la tía. La tía que piensa que educar es la capacidad de pensar, evaluar, entender todo lo que se nos enseña en un aula, en la universidad, entonces: ¿Obtener buenas notas es ser el mejor educado?, ¿Será que así piensa la mayoría? ¿Somos racionales cuando hablamos de políticas públicas para la educación? ¿Son racionales nuestros dirigentes, cuando buscan implementar políticas de educación equitativas en el país, para intentar reducir la pobreza convirtiéndonos en uno de los países más educados?

Como quisiera decirle a mi tía, al vecino, al político y a algunos maestros pocos comprometidos, que la nueva política de Educación pública incrustada en este país nos está  reafirmado que la mayoría de los jóvenes en Colombia, no han asimilado nada, son seres sumergidos en aulas; buscando una calidad educativa conducida de la mano por una mayor cobertura educativa.

Nos enfrentamos a una condición de hacinamiento en colegios públicos que ha manifestado la poca capacidad para corregir las condiciones de vida; estamos condenando a los estudiantes hacia una necesitada ignorancia de sus competencias. He aquí el efecto de oscilación o desequilibrio en el que, el Estado invierte millones de pesos hacía un precipicio o fracaso de la educación. Razón por la cual le apuesto a investigar e indagar: ¿Cuáles son las competencias genéricas que siendo transversales a todos los niveles educativos y a los diferentes énfasis y programas de formación, son una respuesta a las necesidades de la sociedad actual?

Todo este imaginario de ideas intenta responder mis preguntas, ¿No somos o no estamos siendo racionales cuando definimos y aceptamos las políticas públicas educativas? Quizás por la misma ignorancia con la que se nos ha educado, lo que hace o está haciendo difícil intervenir o participar como seres racionales. En los últimos años las cifras hablan por sí solas, los alumnos tienen insignificantes niveles en matemática, en lectura y en competencias elementales necesarias para defenderse de una sociedad cada vez más exigente y competitiva.

Estamos definitivamente frente al abismo educativo y no hacemos nada. El gran problema es cómo explicarle a la tía, al vecino y hasta los mismos estudiantes que se estudia o se educa es para aportar, contribuir y hacer de nuestro entorno la palabra educación un paso en la sociedad para encontrar lo mejor en cada uno y reducir la ignorancia que nos deja ciegos, a un abismo de la educación. La cantidad de profesores de alto compromiso y de calidad cada  vez es menor, la educación científica y la investigación han perdido espacio, nadie quiere ser maestro por considerarla una profesión poco rentable, vemos agonizar la educación de Colombia y nos declaramos en el límite del abismo educativo.

La política pública educativa debe involucrar sus principales actores para construir reformas  discutidas y aprobadas por una sociedad, esa misma que busca en común reducir los niveles de pobreza, convencidos que como única salida debemos usar la palabra educación; pero una educación de calidad que forme lideres con actitud de cambio y con una visión de escenarios adecuados para reducir la brecha de desequilibrio educativo en Colombia.

Nos debemos una política pública, instaurada, articulada al sistema pero no ramificada del mismo. El abismo de la educación, es un llamado de emergencia, un tema que necesita con urgencia una amplia discusión de sus estrategias políticas y de responsabilidades. La educación requiere con urgencia un examen médico, una reconciliación para entender que debe ser un tema prioritario que busca reducir los niveles de pobreza en un largo plazo.

La educación debe ser el foco de reconciliación del estado, de los ciudadanos, una educación de lo rural hacía lo urbano. Una prioridad de racionalidad social más no una oportunidad. Sonrió nuevamente, angustiada porque seguiré aquí investigando lo que me apasiona, lo que quiero, y quizás encuentre mi punto de equilibrio en el tema de la educación. Educación aquí estoy. Bienvenida seas en mi laboratorio.

Referencias bibliográficas

Méndez Pacheco Teresa. Universidad Nacional Autónoma de México.

POLÍTICAS E INVESTIGACIÓN EN EDUCACIÓN. FUENTES, ACTORES Y SUPUESTOS. Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas | 36 (2012.4).

MINISTERIO DE EDUCACION NACIONAL. Documentos “Educación de calidad, el camino para la prosperidad”

Laboratorio Latinoamericano de la evaluación de la calidad de la educación (LLECE). LAS POLITICAS EDUCATIVAS DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2023. La corrupción y el conflicto: Entre los mayores lastres del desarrollo económico

2032. Concentración, segregación y polarización. Algunas manifestaciones de la desigualdad educativa

2033. Índice de inclusión educativa en la educación superior colombiana (ÍNES)

Anuncios

3 pensamientos en “Hacía una educación con sentido de reconciliación

  1. Pingback: Política pública del concepto de seguridad de retornos y reubicaciones de las víctimas de desplazamiento, de acuerdo a la ley 1448 del 2011 | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Superar la pobreza extrema es la clave para la paz y la reconciliación en Colombia | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Relaciones entre pobreza, exclusión y desarrollo | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s