Lo ácido de las malas decisiones

2060

Álvaro Javier Vargas Villamizar

El propósito de esta relatoría es mostrar mi percepción y pensamiento acerca del complejo proceso de toma de decisiones que, aunque no lo parezca, guarda de forma implícita un conjunto de procesos interdependientes que, si contamos con suerte, tal vez nos lleven a tomar una buena elección. En pasados días tuve la oportunidad de hacer parte de las actividades que organiza el Laboratorio de Economía Experimental de Grupo EMAR, es decir, pude saltar de las bambalinas hacia el escenario, en donde pude corroborar en carne propia, la sensación de tener que elegir bajo un entorno con altas asimetrías de información e instituciones que poco incentivan la cooperación.

Valoro mucho la oportunidad de poder estar en las dos caras del EMAR-LAB, trabajando arduamente para poder llevar a buen fin sus actividades y a la vez participar de éstas. Precisamente es esta situación en particular, que por fortuna me acerca aún más a la posibilidad de dilucidar un poco cómo los agentes toman decisiones en determinados contextos de negociación; y lo que es peor, notar de primera mano que entender cómo se comportan las personas es un proceso más complejo de lo que parece.

En la primera actividad formal del EMAR-LAB tuve la oportunidad de participar en un juego de negociación titulado “El mercado de los limones”, que modela el escenario de selección adversa que se puede presentar en ciertos mercados ante la presencia de altas asimetrías de información. Un juego que permite conocer de primera mano cuáles son los incentivos que mueven a los agentes económicos que se encuentran en lados opuestos del mercado (compradores y vendedores), en donde esperanzados en la búsqueda del beneficio propio, se obtienen los peores resultados sociales posibles.

En el juego de los limones existen la pareja primitiva y esencial en un mercado, para que al menos haya negociación (ofertante y demandante), quienes buscan la manera de maximizar sus ingresos al realizar propuestas (vendedor) y decidir si las aceptan o no (comprador), en donde existe la posibilidad de vender productos sin que el comprador sepa de qué calidad es éste.

En pocas palabras se presenta un fenómeno en donde es el vendedor quien tiene toda la información del juego, dado que es él quien tiene la posibilidad de elegir la calidad y el precio al que desea vender su producto. Por su parte, el comprador se ve indefenso ante tal situación, teniendo que conformarse solo con la información que se le ha suministrado (precio) y decidir si compra o no la mercancía.

A raíz de la situación anterior, indudablemente los jugadores se ven abocados a tomar decisiones no cooperativas en un contexto en el que se evidencia un alto conflicto de intereses, dado que existen incentivos cruzados entre los participantes. Por tal razón el Equilibrio de Nash está lejos de alcanzar el Óptimo de Pareto en este contexto, en que asumiendo el hecho que el intercambio es mutuamente beneficioso, los vendedores ganarán más en la medida en que puedan vender productos de baja calidad (costos de producción bajos) a precios de alta calidad (costos de producción altos); situación que difiere de los beneficios que obtiene el comprador, debido a que éste se beneficiará más al comprar mercancías de alta calidad a un precio relativamente bajo.

Pero la toma de estas decisiones tiene consecuencias nefastas para el intercambio, debido a que cuando el consumidor se siente defraudado por haber pagado un alto precio por un bien de baja calidad (limón), va a desconfiar de los vendedores, situación que hace que se cambien las expectativas, dado que ahora el intercambio no se percibe como generador de beneficio bilateral, sino que el único que se ve beneficiado de las transacciones es el vendedor. Ello cambia la alineación de los incentivos de quienes estaban dispuestos a comprar, quienes ahora preferirán no volver a comprar productos de alta calidad por el temor a volver a ser estafados.

Este juego se puede plantear en forma normal de la siguiente manera:

Jugadores: {Comprador, Vendedor}

Estrategias vendedor: {Calidad (1,2,3,4,5)} y Precio {(0,10.000)}

Estrategias comprado: {Aceptar, No aceptar}

Pagos vendedor: Precio – costo

Pagos comprador: Valor – Precio

El juego de los limones permite evidenciar que las asimetrías de información en ocasiones pueden llevar a resultados sub óptimos en los mercados, en donde se destruye la confianza de los agentes, en especial aquellos que han sido defraudados y lleva a que los intercambios no sean mutuamente beneficiosos. Lo más importante y de gran valor para mí, es tener la oportunidad a través del laboratorio no solo de modelar este tipo de situaciones en teoría, sino poder vivenciarlo en la vida real y por qué no reflexionar sobre las ineficiencias y costos de transacción que genera la ausencia de información transparente.

Referencia

Saravia & Vesga (2015). El mercado de los limones.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

487. Juegos en el salón de clase: El mercado de los limones

805. El mercado de los “limones”. Calidad, incertidumbre y el mecanismo del mercado

1729. El mercado de los limones: Instrucciones

Anuncios

Un pensamiento en “Lo ácido de las malas decisiones

  1. Pingback: Planteamiento del problema. Análisis de los incentivos a la entrega de sobornos en el marco de la licitación pública en Colombia: un aporte experimental | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s