Diferencias salariales por género en el departamento de Santander, Colombia

2159

Ingrid Yineth Marín Cubides

La presente columna nos permitirá introducirnos en un panorama interesante pero alarmante, que demanda nuestra total atención, y para ello es esencial realizar una revisión documental que nos amplíe la información y nos enriquezca enormemente como estudiantes en formación, un rol que asumimos no solo asistiendo a las aulas, sino que es intrínseco de todos los actores y desde nuestro nacimiento hasta la culminación de nuestra existencia.

Es así como la incertidumbre y la ansiedad de conocer nos permitirá experimentar campos del conocimiento y de esta forma alcanzaremos hallazgos sorprendentes con los que ya no podremos ser los mismos. Es así como en este análisis que nos convoca, pero vale la pena aclarar que los resultados no siempre serán los deseados, en este caso las evidentes brechas existentes entre hombres y mujeres que toman mayor distancia y que siguen siendo un tema de agenda pública en el mundo.

En este sentido podríamos señalar que quizás hemos limitado algunas problemáticas que afectan con mayor incidencia a las mujeres que a los hombres; sin tener mayor cautela en los determinantes sociales que serían responsables de muchos de estas inequidades. Ya que tener una mirada sesgada nos limita en el camino y nos lleva hacia apreciaciones que aunque relevantes, no trascienden lo superficial de las realidades del ser humano. Sin duda este aporte de los autores es de real magnitud, a saber de qué había permanecido “oculto” y ahora es una problemática visibilizada gracias a las trascendentes investigaciones de docentes especialistas en la materia que han decidido que esos estudiantes se motiven a indagar sobre la vida y sus dimensiones, para proyectar lugares donde el bienestar integral es posible.

Sin duda es necesario exaltar el papel reivindicador de las mujeres, que tras las constantes luchas por la garantía de sus derechos han logrado abordar campos laborales impensables y a desempeñar oficios que socialmente eran inherentes a los hombres. No obstante, dichos alcances se han visto enfrentados con barreras cimentadas en la desigualdad, que ponen en evidencia que existen diferencias imponentes que deben no solo ser evidenciadas sino contrarrestadas.

Pues hasta este punto, sería interesante conocer cuáles fueron los principales hallazgos de la investigación que tenía como objetivo indagar de cuáles eran las condiciones laborales de hombres y mujeres en la región santandereana en el periodo comprendido entre el año 2012 y el año 2014. Es así como se establece que la educación constituye un eje transversal que da apertura a campos de conocimiento que amplían las opciones laborales.

Teniendo en cuenta lo anterior, entonces las mujeres con un alto nivel educativo deberían acceder a escenarios laborales donde la remuneración sea coherente con sus habilidades, pero el panorama es muy diferente y desalentador, pues ha sido evidente que existen altos niveles de discriminación en donde el solo hecho de ser mujer es sinónimo de inequidad.

Específicamente en Santander, también reproduce el panorama que se vive en diferentes países del mundo, pues allí la  población femenina ocupada incremento significativamente,  pero nuevamente los ingresos laborales emiten indicadores en donde efectivamente hay trato diferencial entre hombres y mujeres. Una importante cifra es la aquella que señala en el estudio, que las mujeres tienen un año de educación más que los hombres, las mujeres han accedido a la educación superior y los hombres generalmente por otra parte han culminado sus estudios de primaria, lo que supondría que deberían tener salarios con mayor remuneración.

La principal brecha encontrada se acentúa en que las mujeres son quienes aún se ocupan de oficios domésticos, con un 97%, y en cambio los hombres se ocupan en oficios como jornaleros y empleadores. Es entonces este resultado una muestra de la cultura que multiplica aceleradamente el machismo y segmentación laboral, ya que haber nacido con la condición de ser mujer en Santander al parecer reduce las oportunidades y por tanto podríamos inferir que aumenta los índices de pobreza direccionada con mayor prevalencia en esta población.

Hasta este punto es fundamental mencionar que la informalidad también representa el ámbito laboral de varias regiones del país, y Santander no es ajeno a este fenómeno. Sin embargo las mujeres llevan en sus hombros un peso mayor, pues deben recurrir a estos trabajos sin prestaciones laborales que a su vez vulneran otros de sus derechos; como producto de las ofertas que hacen las empresas donde los empleos formales son asignados con mayor frecuencia a los hombres. Pero desafortunadamente las mujeres que se encuentran sin ocupación, cuando les ponen un monto bajo para las tareas que deben realizar, están dispuestas a aceptarlo por acceder a un recurso económico.

Lo anterior podría también permitirnos analizar que de manera inconsciente no solo los hombres son quienes rechazan a las mujeres en el medio laboral, valdría la pena preguntarse: ¿Qué proporción de mujeres que ocupan cargos directivos y cuando realizan selección de personal, rechazan a otras mujeres considerando que serían incapaces en el cumplimiento de los oficios ofertados? En esta misma óptica, podría contemplarse que las mujeres que toman estas decisiones están condicionadas; quizás a través de los años estos espacios no le eran permitidos, además porque desde los hogares y a través de la crianza se promociona la desigualdad, enseñando a través de frases como “los hombres no lloran” o las niñas juegan con muñecas y los hombres con carros; definen roles que están designados desde su nacimiento y que deben mantenerse sin salirse de los límites establecidos, como si fuese un régimen represivo.

En consecuencia, dicha investigación nos permite reconocer que el fenómeno de la inequidad entre hombres y mujeres existe en nuestro territorio, y específicamente en mi caso como profesional en formación, me motiva con mayor intensidad a orientar mi trabajo académico en la maestría de gestión y políticas públicas en la equidad de género para las mujeres como una contribución irrenunciable al bienestar de toda la sociedad. Por consiguiente, aunque se han alcanzado logros que han escrito historia, la lucha debe ser inquebrantable, en la que todos y todas debemos hacer parte, pues ante todos los resultados de investigaciones como la que nos atañe en esta reseña, no pueden ser leídas y morir lentamente en un pliego de papel, sino que deben ser inspiradoras, siendo el campo académico un escenario determinante que impulsa y construye cambios en el pensamiento de los sujetos (un verdadero desafío) y en las realidades sociales.

Bibliografía

Cortés Aguilar Alexandra, Flórez Vera María Alejandra. (JUNIO 2016). Diferencias salariales por género en el departamento de Santander, Colombia. CENES, 35, N° 61, 267-302.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1142. El profesorado y los puntos salariales

1615. Equidad: Fantasma en el mundo laboral

1646. Reseña. Capital humano y crecimiento económico (Jacob Mincer, 1981)

Anuncios

Un pensamiento en “Diferencias salariales por género en el departamento de Santander, Colombia

  1. Pingback: Profundizar el estudio de las diferencias por género un desafío de la Política Pública de Mujer y Equidad de Género en el departamento de Santander – Colombia | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s