Obnubilación en las profesiones y disciplinas científicas del siglo XXI ¿un fenómeno inevitable?

2158

María Fernanda Gómez Gómez

“Cientos de miles de personas mueren de hambre y se convierten sólo en información estadística… porque seguimos comiendo, seguimos durmiendo y seguimos viviendo nuestra cotidianidad…”. Manfred Max Neef.

Leer artículos científicos siempre será para mí un motivo de verdadero placer; desde que inicié mi formación de pregrado en la Universidad Industrial de Santander – UIS, sentí gran admiración por las personas que lograban figurar en documentos de aquél tipo.

En esta nueva oportunidad de escribir una columna, surge la posibilidad de revisar publicaciones científicas efectuadas por algunos de los docentes adscritos a la Escuela de Economía de la UIS. Debo decir, que del cúmulo de artículos, los títulos más sugestivos fueron los de mi elección: Actividades religiosas en Bucaramanga: una aproximación desde la Economía, Economía experimental: Un panorama general y ¿Formación o adiestramiento?: a propósito del programa de Economía de la UIS.

Por mi formación crítica y actual desempeño laboral en el ámbito universitario, me permitiré ahondar en torno al último de ellos. Considero además que vale la pena aclarar, que pese a ser el resumen la naturaleza del presente ejercicio, me veo en la necesidad de trascender en él, evidenciando una serie de reflexiones en torno a lo que la lectura suscitó en mí. Escribir es ante todo exponerse y ese siempre ha sido mi propósito en este tipo de ejercicios; el hecho de estar adelantando estudios en el ámbito de la Gestión y la Política Pública justifica también tal intención.

Héctor Fernando López, profesor del programa de Economía UIS y autor principal del artículo en mención, expone una preocupación con alta calidad argumentativa en torno a lo tergiversado que se encuentra el significado de la ciencia a la cual se adhiere; una realidad que en mi concepto, atañe no sólo a la Economía, sino por el contrario, a todas las profesiones y disciplinas científicas del siglo XXI.

Pese a que mi experiencia como profesional en las Ciencias Sociales y Humanas (más específicamente en Trabajo Social) ha sido corta, debo decir que ésta se ha caracterizado por altos niveles de entrega y responsabilidad y es precisamente por ello, que comparto a plenitud la preocupación del profesor López. Me indigna profundamente el hecho de tener que afirmar que las profesiones y disciplinas científicas se encuentran hoy sometidas a muchos tipos de esclavitud, en razón a la era globalizada en la cual estamos inmersos.

La gran mayoría de seres humanos que alardean de poseer un título que los acredita como profesionales, e inclusive, muchos de los que se están formando en diversos centros universitarios, parecieran estar contagiados del fenómeno de la obnubilación, un término que el profesor López empleó como cualquier otro en su texto y que yo en esta columna trato de rescatar.

Y es que la obnubilación para la Real Academia Española – RAE, es “la disminución del nivel de conciencia que se caracteriza por la existencia de confusión, torpeza de movimientos, lentitud psíquica y disminución de la atención y de la percepción”; una definición que atañe al sin número de seres humanos que materializan dichas profesiones y disciplinas científicas.

Las ciencias se encuentran hoy obnubiladas frente a poderes descomunales; un fenómeno que hace desconocer por completo la esencia de éstas y que genera que sólo respondan a intereses relacionados con “la rentabilidad económica”, la “concentración de poder”, la “doble moral”, la “adhesión a círculos sociales de prestigio”… dejando de lado la relevancia que debe tener la solución de los grandes problemas de la sociedad actual, la vida del ser humano y la capacidad del planeta tierra.

Cabe preguntarse ¿Es este fenómeno de la obnubilación en las profesiones y disciplinas científicas inevitable? La respuesta alude a la responsabilidad social (desde el deber ser), que sin duda alguna, generaría otro debate muy amplio, pues considero que debe ser replanteada conceptualmente.

De manera muy incipiente propongo que la responsabilidad social, desde el deber ser, debiera primar; difícilmente se logran profesiones y disciplinas científicas socialmente responsables sin personas responsables. La responsabilidad social debe hacer parte del proyecto de vida de las personas e instituciones que se encuentran implícitos en estos procesos; lo que imposibilita la responsabilidad social son las personas; no es utopía ser responsables, el concepto de responsabilidad no puede limitarse a su definición etimológica: dar respuesta.

La responsabilidad social es lo único que puede generar transformaciones; al mundo lo cambian las actitudes responsables de las personas. El valor de la responsabilidad hace parte de la naturaleza humana; existe responsabilidad social cuándo prevalece la vida por encima del interés monetario, cuándo se respetan los límites de la capacidad de la tierra, cuándo se indaga a los ciudadanos por sus verdaderas necesidades, pero por sobre todo cuándo se le aporta al desarrollo, entendido éste como “aquél proceso dinámico que asegura supervivencia humana con calidad de vida, que protege la dignidad y que asegure el bienestar social” (Mantilla Pinilla, 2012).

Finalmente, considero pertinente aplaudir al profesor López por tan majestuoso escrito, pues atreverse a hacer propuestas para contradecir lo que está diciendo el mundo contribuye en gran medida a generar conciencia en torno a las consecuencias de los intereses hegemónicos que imperan. Pero sobre todo gracias Profesor López por no ser uno más de los que padece del trastorno de la conciencia de la obnubilación. Estoy segura que a diario, desde sus cátedras universitarias, promueve el respeto, la decencia y la dignidad por su profesión y que ojalá al leer está columna pueda empezar a promover la responsabilidad social con cada uno de sus estudiantes en relación al área para la cual se están formando.

Una profesión es ante todo un proyecto de vida, una razón más para existir, y esa premisa Profesor López debemos sembrarla en cada una de esas conciencias que llegan a nuestras aulas de clase.

Bibliografía

López, Héctor Fernando. ¿Formación o adiestramiento?: a propósito del programa de Economía de la UIS. Apuntes del CENES. 2009.

Manfred Max-Neef: Clase Magistral: El mundo en rumbo de colisión. Conferencias realizada en la Universidad Internacional de Andalucía. En 2009-12-01, http://www.blip.tv/file/2951120

Mantilla, Eduardo: Clase Magistral: El desarrollo. Conferencia realizada en la Universidad Industrial de Santander. En 2012.

Tedesco, Juan Carlos: “Educación y sociedad del conocimiento y de la información” en Revista Colombiana de la Educación 06/2000.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1506. Educación o adiestramiento

1521. Determinantes del desempeño de los estudiantes universitarios: Revisión de literatura en Latinoamérica

1714. Desajustes educativos en los jóvenes Colombianos: Una mirada a la Ley de primer empleo

Anuncios

2 pensamientos en “Obnubilación en las profesiones y disciplinas científicas del siglo XXI ¿un fenómeno inevitable?

  1. Pingback: Actividades religiosas en Bucaramanga: Una aproximación desde la economía | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Formación o adiestramiento | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s