Confianza, fuerza que mueve la economía

2189

Humberto Luque Ardila

La confianza es parte fundamental para el funcionamiento de la economía del mundo en el cual vivimos. Este sentimiento de esperanza o creencia en el comportamiento grupal o individual de una sociedad, es decir, las creencias positivas hacia una prospectiva de determinada economía pueden tener consecuencias nefastas para las economías locales, regionales, nacionales y hasta globales.

Así pues, un ejemplo histórico del papel trascendental que juega la confianza en la economía es proporcionado por la famosa crisis de 1929. La bonanza económica de la economía estadounidense desde 1925, traducida por un crecimiento continuo de la misma y el aumento de los beneficios en la bolsa de valores, generó un aumento de la confianza económica. De ahí que el exceso de confianza haya inflado los valores reales de la bolsa, que ya no se ajustaban a la objetividad. De esta forma, una consecuencia económica fue la del estado de quiebra de la bolsa que, a su vez, condujo a la quiebra a muchas empresas además de las afectaciones políticas y sociales que afectaron no solo a EEUU, sino que también al mundo entero. Analógicamente, esta tesis la sostienen Robert J. Shiller y George A. Akerlof, en su libro Animal Spirits, exponiendo la relación entre los patrones de pensamiento (es decir, la relación de causalidad en cuanto a la confianza y la ausencia de la misma).

Por otra parte, la creencia hace parte e incide en el comportamiento humano a nivel individual y colectivo. Supongamos que existen dos economías A y B con igual PIB. No obstante, en la economía A existe confianza y en la economía B no la hay. Se esperaría que la economía A creciera dado que sus individuos están invirtiendo recursos por la confianza que tienen depositada en la misma y dado el efecto multiplicador de la economía, este PIB aumentara (ceteris paribus las demás variables). Para el caso de la economía B, se esperaría que no creciera a igual proporción que la Economía A, porque la inversión es menor, dado la ausencia de confianza. Del ejemplo anterior entonces se pude inferir que la confianza posee un papel principal en el área de la macroeconomía.

Asimismo, como se postuló con anterioridad del papel preponderante que juega la confianza para la macroeconomía ahora es necesario exponer el modelo de multiplicador de confianza postulado por Shiller y Akerlof.  Este multiplicador funciona como el cambio entre la renta y la unidad de confianza que se obtiene de dicha operación: “los Cambios de la confianza producirán cambios en la renta y la confianza en la fase siguiente, y cada uno de estos cambios afectará a su vez a la renta y a la confianza de las fases posteriores” (Shiller y Akerlof, 2009. Pg. 39)

Es así como entre la confianza y el beneficio surge unas dinámicas e interacciones que en el corto o largo plazo se pueden convertir en círculos virtuosos o viciosos dependiendo de las circunstancias. Para entender cómo se crea la confianza se debe dejar en claro que un factor clave para la conformación de la misma es la información. La gente utiliza la información a la cual tiene acceso para crearse un modelo mental y de este modo crear pronósticos que luego rijan las decisiones y actuaciones en base a esto.

A manera de conclusión se puede afirmar que, a nivel general, la confianza juega un papel trascendental, siendo la gasolina con la cual las transacciones y la economía funcionan. Agregado a esto, la seguridad y credulidad de los individuos es creada a través de la información de que los mismos disponen. Además, el papel de la confianza en el ámbito económico se ha consolidado a través de la historia, reflejado el mismo con auges y recesiones.

Bibliografía

Akerlof, G., y Shiller, R. (2009). Animal Spirits: Cómo influye la psicología humana en la economía (p. 320). Ediciones Gestión 2000.

Apuntes Para Todos los Estudiantes y Cursos (2013). La crisis económica de 1929: causa, desarrollo y consecuencias. Apuntes.com. Recuperado de: http://www.apuntes.com/historia/la-crisis-economica-de-1929-causa-desarrollo-y-consecuencias
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2079. Reina la desconfianza

2082. La confianza como componente fluctuante e inconsistente de la economía

2105. Plebiscito: Victoria de la NO cooperación y la desconfianza

Anuncios

3 pensamientos en “Confianza, fuerza que mueve la economía

  1. Pingback: La confianza y su relación con la inversión | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Una confianza que sobrepasa lo racional | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: ¿Confianza para coordinar decisiones de inversión? | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s