Gestionar halcones

2187

Heiner Ferley Rincón Ramírez

“Hay hombres que no buscan nada tan lógico, como dinero. No puedes comprarlos, intimidarlos, convencerlos ni negociar con ellos. Hay hombres que sólo quieren ver arder el mundo” – Película Batman: El Caballero de la Noche

De pie, sentados, silencio, abran sus libros de texto y escuchen la lección… amén. ¿Una iglesia o un colegio? Un lugar donde seres especiales exponen “verdades eternas” a  humanos mortales buscando hacerlos aptos para  la vida, como si saber multiplicar fuera un indicador de que tan buena personas eres. Lo peor es que al final de las lecciones serán valorados y si obtienen menos de 3 en los exámenes merecen ser castigados, son malos, unos fracasados. En muchos casos los alumnos han priorizado el “aprobar”, dejando a un lado el “a probar”… La creatividad y la curiosidad han sido desplazadas por el silencio y la obediencia.

Era la 1pm, hacía un fuerte sol muy característico del piedemonte llanero, sudábamos y evitábamos la sopa pero disfrutábamos de lo demás, el “seco”. Mientras almorzábamos contábamos las anécdotas del día de escuela, en el descanso juegan en la sala de sistemas, la pelea de medio día disuelta por un profesor que pasaba por ahí… todo era normal hasta que yo vi a través de la puerta que a lo lejos se acercaba una mujer delgada, alta, narizona… Nosotros estudiábamos en un colegio privado cristiano y era una práctica que al terminar la jornada de clase los docentes salían a hacer visitas pedagógicas a los padres de familia. De repente volví a ver hacia donde estaba mi hermano y le dije: “Viene tu maestra”… Como si le hubiera mencionado un espíritu del más acá inmediatamente mi hermano de 6 años se escondió debajo de la mesa. Huir, evitar que lo viera, no era suficiente que el colegio lo dejara sin descanso, parece que venía por más, probablemente a cumplir sus amenazas.

“Una amenaza busca cambiar las creencias que tiene el rival sobre las respuestas a sus posibles acciones. Sin embargo el simple hecho de enviar un mensaje no es suficiente ante un rival que piensa estratégicamente, dado que no siempre las palabras coinciden con las acciones” [1]

Algo no cuadraba y aún hoy no entiendo, ¿respeto o miedo? En su defensa diré que mi hermano solo era 1 de 30 estudiantes que tenía anualmente, encajaba en el perfil de “el estudiante problema” y era una buena jugada estratégica usarlo como ejemplo de lo que le pasa a los que no cumplen las normas de clase y así motivar a los otros a obedecer… “buena estrategia” siempre y cuando no sea tu hermano el que va a terminar odiando el colegio y todo lo relacionado con educación, pero le da credibilidad. La vida y específicamente las aulas son un continuo de interacciones estratégicas. Un juego, “es una situación en que el bienestar de la persona depende no sólo de sus propias acciones sino de las acciones de otros individuos”. [1][2]

Yo no digo que sea la mejor forma de interpretar la relación docente-estudiante, incluso este enfoque como alguien que conozco dice es “nocivo para la moral”. Pero no todos los docentes se levantan a las 5 de la mañana motivados por el amor al conocimiento y los estudiantes no todos somos esos que llevan varios libros en los brazos, bien peinados, con la camisa por dentro, que usan 3 colores de lapicero: azul, para los títulos: negro, para el cuerpo del texto y rojo, para las observaciones.

Si usamos metáforas para representar las estrategias, los ejemplos anteriores pueden caracterizarse como típicas palomas que “denotan un comportamiento cooperativo”, pero  el halcón es una figura más interesante: “representa un comportamiento agresivo o egoísta”. Si les preguntas a las personas, ellos dirán que lo mejor es siempre cooperar, ser palomas, pero como “una cosa es lo que uno dice y otra es lo que hace”, entonces para mejorar partiría del supuesto que todos somos “halcones en potencia”, porque “a papaya puesta, papaya […]”

¿Por qué la gente es así? “Una manera segura de hacer que la gente se crea falsedades es la repetición frecuente, porque la familiaridad no es fácilmente distinguible de la verdad” [3]. Debido a nuestro deseo de “exclusividad”, de ser diferentes a los demás animales hemos creado instituciones y tratado de “normalizar” nuestra conducta de tal manera que los que se alejan de la media son “bichos raros”.

Maquiavelo describe la conducta humana de una manera interesante: “es necesario que un príncipe que quiera mantenerse aprenda a no poder ser bueno, y a servirse de ello o no servirse según las circunstancias” [4]. Ante esta frase muchos se “echaran cruces”, pero si ya llegó hasta acá por favor medítelo. Para evitar ser tildado de “malvado” acoto mi razonamiento al decir que no estoy diciendo que está bien mentir, aprovecharse del más débil, manipular… Solo digo que en mi opinión es mejor partir de que vamos a tener que trabajar con 30 réplicas de Bart Simpson en clase que seguir pensando que todos los estudiantes son como Lisa Simpson, así si son palomas será una linda sorpresa pero si resultan halcones estaremos preparados.

Referencias

[1] Palacio, L. A. (2011). Análisis de la Decisiones Individuales en Contextos de Negociación. Aportes Teórico y Experimental. Granada, España: Editorial Universidad de Granada.

[2] Y. G. (2001, July 20). Teoría de juegos aplicable en administración. INNOVAR, Revista De Ciencias Administrativas y Sociales, 20, 35-44. Retrieved November 15, 2016, from http://www.bdigital.unal.edu.co/26652/1/24275-85017-1-PB.pdf

[3] Kahneman, D. (2011). Thinking, fast and slow. New York: Farrar, Straus and Giroux.

[4] Maquiavelo, N. (1974). El principe. Ecuador: Ariel.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

141. El juego de halcón y paloma con información perfecta

760. Definitivamente, ¡la vida si es un juego!

2144. Segunda relatoría laboratorio experimental EMAR-LAB: Juego de los colores

Anuncios

3 pensamientos en “Gestionar halcones

  1. Pingback: De buenas palomas a tristes halcones | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: El colegio de hoy | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Agrupar: cooperar-cooperar | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s