Racionalidad en el crimen

2181

Cesar Ferney Mancilla Ramírez

La penetración de la “Mass-Media” en la sociedad es cada vez más avasallante, en especial la industria cinematográfica liderada por Hollywood. Dónde está cumplen la función de crear “verdades irreales o fantasiosas” que se adhieren a las costumbres de los humanos. Estas “verdades irreales” acogidas por el hombre se ven reflejadas en la existencia de súper humanos con poderes inimaginables, viajes intergalácticos, conflictos con civilizaciones extraterrestres, entre otros más.

Pero para no ir más lejos, en la fantasía creada por Hollywood, cuando nos imaginamos a un vendedor de drogas, por lo general nos viene a la mente uno de esos personajes de película revestido de cadenas de oro, con un coche último modelo y rodeado de sensuales chicas. De esa forma creía que eran estos particulares personajes Sudhir Venkatesh [1] antes de conocerlos y ver que, por regla general, todos ellos seguían viviendo con sus madres.

Uno de los protagonistas de la historia, Venkatesh, se encontró con una pandilla de negros que tras burlarse de él, asediarlo y amenazarlo, le permitieron irse de forma casi milagrosa. Pero esta experiencia vivida despertó en Venkatesh la curiosidad y decidió volver al día siguiente, y al siguiente y al siguiente… Durante más de diez años, este joven de origen indio pasó más tiempo con esa banda de traficantes de crack que con cualquier otra persona. Además, Venkatesh tuvo acceso a los cuadernos de la banda donde se detallaba el registro de cada operación delictiva llevadas a cabo.

El crack es una empresa capitalista estándar: por cada asalariado hay cientos más recogiendo boronas. Pero a diferencia del chico que voltea las hamburguesas en un McDonald’s, el vendedor de crack pasa sus horas en la calle, lidiando con adictos y exponiéndose a ser arrestado o atacado. Durante los cuatro años del estudio, cada soldado de la banda tuvo que padecer, en promedio, 5,9 arrestos, 2,4 heridas no mortales (sin incluir los escarmientos de la propia banda por violar normas) y una probabilidad de morir asesinado de una entre cuatro [2].

De acuerdo con la investigación llevada a cabo por los autores, surge la siguiente interrogante; ¿se puede considerar como personas “racionales” a los traficantes de crack? Es interesante analizar por qué algunas personas (afroamericanas y minorías como los inmigrantes) escogen esta actividad ilegal como única fuente de generar ingresos. La respuesta seguramente no va a venir de Hollywood… en lugar de eso, la ciencia económica nos ayudará a entender un poco mejor el porqué de las cosas.

La pobreza es uno de los problemas más costosos para las ciudades. El presupuesto de una ciudad por año se puede descomponer en programas para mejorar la alimentación, la vestimenta, los hogares, la asistencia médica, etcétera. Sin embargo, los problemas raciales, y la exclusión social como los inmigrantes, dan como resultado un problema de pobreza difícil de resolver.

La discriminación contra los negros y otros grupos minoritarios tiene grandes dificultades a la hora de obtener trabajos bien remunerados, incluso muchos tienen dificultades a la hora de desplazarse a barrios distintos de los suyos donde la mayoría de la gente es blanca o descendientes de ancestros europeos. Por ende, la única forma de subsistir y de generar algunos ingresos es dedicarse  a actividades ilegales, como el vender crack en las calles.

Ahora bien, para dar una mayor amplitud a lo planteado anteriormente es pertinente comentar el caso del aumento en las tasas de criminalidad en la ciudad de Nueva York en los años 90’s y su estrategia para reducirla significativamente. Hace 25 años, caminar de noche por las calles de Nueva York era sumamente peligroso. El vandalismo, el consumo de crack y la corrupción de la policía se convirtieron en un cóctel fatal para la ciudad. Pero, ¿cómo hizo la ciudad de Nueva York para reducir la alta tasa de criminalidad?

La explicación oficial a tan importante suceso se relata de la siguiente manera: el cambio se empezó a gestar a partir de 1994, con la asunción de Rudolph Giuliani como alcalde de la ciudad y el nombramiento de William Bill Bratton como comisionado de policía y la aplicación de la política de tolerancia cero[3].

La tolerancia al delito es eliminada, por lo que no se tienen en cuenta circunstancias atenuantes a la hora de castigar delitos o faltas. La implementación de esta política consistía en la creación de academias de ciudadanos de Policía, requisas periódicas a quienes cometen faltas menores y registros a los vehículos que circulan a ciertas horas del día. La Policía de esa ciudad logró durante 1995 una disminución de 24,1% en el robo de carros, un descenso de 25,3% en los homicidios y una disminución en asaltos a viviendas de 16, 4%, con respecto a 1994.

El buen trabajo llevado a cabo en la ciudad de Nueva York tuvo que ver con muchos factores. Se implementaron procedimientos muy nuevos, con sistemas computarizados que muestran exactamente dónde se producen los delitos. Además, antes los policías aguardaban en las comisarías a ser llamados, pero desde entonces se los comenzó a desplegar por las zonas donde se cometía la mayor cantidad de crímenes.

Además, rayar las calles, tirar basura en la vía, orinar en los parques, saltar los molinetes en el metro o beber alcohol en la vía pública son todos delitos menores, habitualmente tolerados por las fuerzas de seguridad. La idea de la “tolerancia cero” es que actuar también sobre esos delitos, respetando las penas que establece la ley, lo cual es una forma de construir orden y prevenir crímenes más graves. Como también lo fue la descentralización de la fuerza policial, al otorgar más responsabilidades y poder de decisión a cada una de las 76 comisarías distribuidas entre Manhattan, Brooklyn, Bronx, Queens y Staten Island.

Lo anterior es la explicación oficial de cómo se logró reducir significativamente la elevada tasa de criminalidad en el ciudad de Nueva York. Pero, los autores Dubner y Levitt ofrecen una explicación alternativa a la oficial. Esta versión alternativa, explica la verdadera disminución de la tasa de criminalidad debido a la aprobación de la ley sobre el aborto. Esta ley fue la causante de que muchos niño que posiblemente se dedicaran a actividades ilegales por tener padres que no tienen un ambiente favorable tanto económicamente como emocionalmente, no nacieran. Por ende, estos niños al no nacer, no habrían en las calles quien pudiera atracar, robar o traficar con drogas. La versión de los autores no desconoce la importancia que tuvieron las políticas implementadas por las autoridades de la ciudad (tolerancia cero), pero es la más efectiva a la hora de observar la reducción significativa de la tasa de criminalidad.

Bibliografía

Dubner, S., & Levitt, S. (2009). Freakonomics: Un economista políticamente incorrecto explora el lado oculto de lo que nos afecta (p. 336). Zeta Bolsillo.

Problems in New York City. En internet: http://www.geog.canterbury.ac.nz/cgta/pdfs/probny.pdf

The Huffington Post. New York city nurder rate drops to historic low. En internet: http://www.huffingtonpost.com/entry/nypd-low-crime-first-quarter-2016_us_5702b0dae4b0a06d580653e3

Notas

[1] Profesor de Sociología proveniente de la india y nacionalizado americano quien se destacó por sus investigaciones documentadas en criminales y tráfico de drogas.

[2] Dubner, S., & Levitt, S. (2009). Freakonomics: Un economista políticamente incorrecto explora el lado oculto de lo que nos afecta (p. 336). Zeta Bolsillo.

[3] La tolerancia cero es un enfoque de política de seguridad ciudadana que se basa en castigar severamente cualquier infracción legal sin importar la gravedad de la falta cometida, reduciendo al máximo el retardo entre la comisión del delito y la respuesta judicial.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

665. Trabajos empíricos en economía del crimen: Algunas observaciones

1296. El origen del crimen y su sistema económico

1868. Un estudio general sobre la prevención del crimen y sus incentivos

Anuncios

3 pensamientos en “Racionalidad en el crimen

  1. Pingback: Un mundo fundado en ilusiones falsas de triunfo y gloria | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: No existe ni el bien ni el mal, solo existen personas tomando decisiones | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Ser o no ser | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s