Delincuencia a largo plazo

2195

Lina María Rondón Pedraza

En esta época donde en Colombia se está llevando a cabo un litigio entre los poderes políticos del país para legalizar los derechos de la mujer en lo que concierne a la autonomía sobre su cuerpo, su reproducción y legitimar el aborto. Es bueno recordar un poco las investigaciones del economista Steven Levitt en su libro Freakonomics donde realizó una investigación exhaustiva sobre la correlación que existe entre la disminución de los índices de criminalidad y la legitimación del aborto en Estados Unidos a partir de 1973 después del famoso caso de Roe vs Wade donde Jane Roe alegó haber sido violada y exigió su derecho a elegir sobre su cuerpo.

El aborto es un tema delicado que genera polémica en nuestro país pues en algunos sectores se está imponiendo la falsa moralidad, los dogmas religiosos, los prejuicios sociales y se deja de lado las posibles consecuencias a largo plazo. El economista Steven Levitt menciona que para algunos en el momento de la concepción es cuando comienza una vida, equiparando el valor de un feto al de un recién nacido. Para otros tantos, los fetos no son considerados equivalentes a un recién nacido. La idea de favorecer el derecho de la mujer a abortar supera cualquier otro factor.

A simple vista parece que no exista ningún punto en común entre el número de abortos y el número de criminales. La primera es una variable demográfica que genera polémica entre los conservadores y liberales del país, mientras el segundo es un indicador que preocupa a toda la población en su conjunto. Al leer Freakonomics y analizar la disminución en las tasas de crímenes en Estados Unidos en los años 90 se encuentra una explicación lógica que determina la correlación entre estas dos variables.

Las estrategias para frenar la delincuencia como el control de armas o la excesiva contratación de policías no disminuyeron la criminalidad en Estados Unidos, incluso la bonanza económica que vivía el país no contribuyó a disminuir los niveles de criminalidad. No obstante, la previa legalización del aborto si logró disminuir hasta en un 50% el índice de delincuencia, y la reforma carcelaria logró disminuir otra gran parte de crímenes.

Después que el aborto fue legalizado en Estados Unidos, muchas mujeres acudieron a practicarlo en vista de la libertad total que les concedió el gobierno en sus decisiones. Así, año tras año esta acción aumento, tanto así que en 1980 la cifra de abortos en Estados Unidos ascendía a 1,6 millones. Después de 1990 la delincuencia en las calles estadounidenses disminuyó. Lo curioso es que dicha disminución se presentó justo en el momento en el que muchos de los niños abortados estaban listos para iniciar sus carreras criminales, pues los delincuentes en Estados Unidos en su mayoría eran jóvenes entre 18 y 20 años, al permitir el aborto años atrás también se disminuyó el número de jóvenes con potencial criminal.

Es importante resaltar que antes del caso Roe vs Wade las únicas mujeres que llegaban a abortar eran aquellas adineradas y pertenecientes a clases altas. Sin embargo, después de legalizado el aborto fueron las mujeres de escasos recursos las que más se practicaban este procedimiento, gracias a la libertad que se les había concedido de decidir sobre el futuro. Según el estudio los niños que no nacieron durante los primeros años de legalizado el aborto se salvaron de una vida tortuosa, pues hubiesen sido unos niños con más probabilidades de vivir en la pobreza, sufrir de abusos o abandono de sus padres, variables que casi siempre convierten a los jóvenes en criminales.

En esta situación se puede decir que la legitimidad del aborto sugiere en cierta manera un freno a los potenciales delincuentes en las ciudades, dado que se le da la oportunidad a la mujer de elegir, para que ella se sienta que en un futuro puede proporcionar estabilidad y un ambiente adecuado a sus hijos. Un niño no deseado, aunque suene muy cruel decirlo, supone un constante problema en la vida de muchas jóvenes y adolescentes y a largo plazo este niño por las condiciones sociales a las que se va a ver expuesto tiene una alta probabilidad de convertirse en un criminal.

El aborto da la posibilidad de elegir no traer niños no planeados ni deseados al mundo, estos niños no deseados según la probabilidad en la mayoría de los casos son de mujeres pobres con condiciones sociales muy difíciles, lo cual sienta las bases para que un futuro se conviertan en criminales. De esta manera, la decisión drástica de legalizar el aborto indirectamente genera consecuencias sobre la criminalidad y la seguridad a largo plazo la nación.

Pensar en el aborto como una estrategia para frenar la criminalidad es algo retorcido que provocará sin lugar a dudas el rechazo de nuestra sociedad. Pero cuando se le da la oportunidad a una mujer de tomar una decisión tan importante para su vida, ella tiende a analizar todas las posibles consecuencias de la vida que le puede proporcionar a su futuro hijo y decidir lo que considere más acertado.  Así, una decisión personal de miles de mujeres termina siendo en el largo plazo un beneficio para la sociedad. Sin embargo, esto no quita que la sola idea de pensar en el aborto como estrategia contra la delincuencia es demente, quizá primero se deba pensar en solucionar los problemas de exclusión e inequidad social.

Bibliografía

Dubner, S., & Levitt, S. (2009). Freakonomics: Un economista políticamente incorrecto explora el lado oculto de lo que nos afecta (p. 336). Zeta Bolsillo

Antrópicos. (2014). Aborto y descenso de la delincuencia. Disponible en: http://antropicos.blogspot.com.co/2014/02/aborto-y-descenso-de-la-delincuencia.html

Levitt, S. (2004). Entendiendo por qué se Redujo la Criminalidad en la Década de 1990: Cuatro Factores que lo Explican y Seis que No. Revista Ius et Praxis. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-00122004000200004
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

606. Efectos del castigo en la teoría de la delincuencia racional

1025. Delincuencia racional

2116. Si yo fuera alcaldesa…

Anuncios

2 pensamientos en “Delincuencia a largo plazo

  1. Pingback: ¿Cuánto y de qué forma influyen realmente los padres en la educación de sus hijos? | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Falta de “la letra con sangre entra” | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s