El ser humano: ¿Un animal racional?

2217

Tatiana Trujillo Lagos

Desde que nacemos, a menudo escuchamos la definición del ser humano como un animal racional. Sin embargo, ¿Es esta afirmación totalmente verdadera?, ¿Hasta dónde podemos catalogarnos como tal? Si separamos las dos palabras de este concepto, podemos caracterizar la primera de ellas con facilidad. Los animales son seres que, a diferencia de las plantas, se mueven, descansan, procrean, etc. No obstante ¿Qué es racional? ¿Tenemos la misma seguridad de afirmar que, como seres humanos, somos agentes racionales? En principio, podríamos asegurar que somos racionales en relación a nuestros cerebros, los cuales están en capacidad de coordinar, comprender y avanzar en conocimiento. Conocimientos que han llevado a realizar magníficos aportes internacionales, no olvidando los innumerables casos de atraso y descuido humano hacia su alrededor.

Los diferentes cambios ecológicos y ambientales que el mundo vive en la actualidad son resultado del comportamiento humano como agente principal del funcionamiento de su entorno. Las nuevas tecnologías, los nuevos terrenos conquistados en donde la vida animal es la principal víctima y su ilógica superioridad en este espacio, se han convertido en sus más grandes amenazas, perjudicando los recursos naturales, la vida animal y la misma vida humana. Por siglos, el ser humano ha estado en una constante investigación de su raza, su inteligencia y su aporte dentro del planeta. Sus argumentos más importantes radican en su superior capacidad de razonamiento que le permite al ser humano realizar actividades que ningún otro ser pueda realizar. Esto, fundamentalmente se convierte en su principal diferencia con las demás especies y, al mismo tiempo, en una maldición que ha hecho del hombre la peor catástrofe dentro del planeta.

Daniel Kahneman, psicólogo estadounidense y Premio Nobel de Economía ha dedicado su vida a la investigación psicológica de la ciencia económica, especialmente en lo que respecta al juicio humano. Dentro de su gran obra –Pensar rápido, pensar despacio– encuentro un gran aporte al comportamiento humano que va directamente relacionado con lo que en la actualidad evidenciamos: Las capacidades del Sistema1 incluyen destrezas innatas que compartimos con otros animales. Nacemos preparados para percibir el mundo que nos rodea, reconocer objetos, orientar la atención, evitar pérdidas y temer a las arañas (…) Las muy variadas operaciones del Sistema 2 tiene un rasgo común: Requieren atención y resultar perturbadas cuando la atención se aparta de ellas (Kahneman, 2011). En otras palabras, a lo que el autor hace referencia como Sistemas 1 y 2 es a la forma como, mediante nuestro cerebro y nuestros actos, reaccionamos a una situación particular. Dentro de los muchos ejemplos que Kahneman menciona, destaco la diferencia entre ver una imagen y detallar el estado de ánimo, la forma de ésta y su color, y ver una operación matemática y tener la facultad de realizarla. Respectivamente, estos ejemplos van relacionados con el Sistema1 y el Sistema 2.

En este sentido, a la hora de imponer su superioridad, poblar espacios habitados anteriormente por animales, matar a estos mismos para hacer abrigos de piel, cuando en la actualidad hay muchas posibilidades más para vestirnos, contaminar un espacio que no es solo nuestro y crear guerras en donde no solo los que establecen ésta se ven perjudicados sino que vida humana (niños inocentes, madres, abuelos) y vida animal se ven vulnerados … ¿Podemos asegurar que el ser humano realiza estas actividades, vamos el sistema 1 o el sistema 2? Sin duda, por “racionalidad” que en teoría caracteriza al ser humano, cada uno de estos comportamientos, antes de realizarlos, debería estar pensados bajo el Sistema 2, pues es el conducto que nos permite diagnosticar, indagar y evaluar correctamente nuestros actos.

El Sistema1 es más bien un comportamiento voluntario, algo que realizamos porque nuestro mismo cerebro ya lo sabe por experiencia. La caza indiscriminada, las guerras, el maltrato animal y diferentes actos que aún seguimos viendo en nuestro siglo, están siendo tomados como actos involuntarios que el cerebro realiza porque sí. Una guerra nunca podrá ser creada porque sí, porque es algo lógico, porque mi mente me ha educado para responderlo en un segundo. La mente humana está para pensar cada comportamiento con su Sistema 2. Es hora de despertar esa parte de la mente que está dormida en muchos de nosotros. Estamos en el siglo XXI, en donde nadie, ninguna ley, ninguna norma, ninguna investigación ha confirmado que el ser humano es más importante o tenga mayor valor que un animal.

Es hora de poner a trabajar ese Sistema 2 que nos permite diagnosticar mejor nuestro manejo con el entorno, con la naturaleza y con los nuestros. Esas funciones normalmente automáticas como masticar, mirar una flor, hablar y caminar son las únicas que pueden ser puestas en marcha por el Sistema 1. De lo contrario, se necesita suficiente atención, suficiente investigación. El pensar más allá de ser superiores a todo lo que nos rodea, a creer que algo más que lo que está a mi lado NO es racional. La racionalidad la tiene el ser humano con la única finalidad de facilitar la vida, no destruirla, de respetar a su especie y las demás, de crear mecanismos para alargar la vida y protegerla por encima de todo. De esta forma, ¿Será racional la mente humana? ¿Somos efectivamente animales racionales? Cada quien tendrá sus conclusiones.

Bibliografía

Kahneman, D. Pensar rápido, pensar despacio. (2012). Editorial DEBATE.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1372. El concepto de desarrollo humano y su primera medición

1594. El concepto de capital humano

2067. ¿Las decisiones de los seres humanos son racionales e individuales o son influenciadas?

Anuncios

3 pensamientos en “El ser humano: ¿Un animal racional?

  1. Pingback: El cambio de la economía con la tecnología | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Comportamientos racionales considerados irracionales | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Animal spirits: Un enfoque basado en la incertidumbre | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s