Crecimiento económico, proceso sin tregua hacia el declive global de los recursos ambientales

2231

María Alejandra Gómez Díaz

El crecimiento económico es el principal objetivo de la política económica; sin embargo, aspectos como la calidad de vida, la salud, el pleno empleo, y en general la satisfacción de las necesidades básicas de la población requieren de un continuo “desarrollo” de las estructuras y políticas estatales. El crecimiento económico es fundamental para obtener un desarrollo económico, este proporciona el dinero para invertir en el otro, sin embargo, puede haber crecimiento sin la existencia de desarrollo.

No obstante, el avance de las economías a gran escala, en lo que se refiere al crecimiento económico, ha generado una contrariedad: problemas ecológicos vs avance en las técnicas de producción y la ciencia. Esta es la principal preocupación actual.

Diversos economistas, ambientalistas, ingenieros, etc. Están diseñando alternativas “amigables con el medio ambiente” para la producción de bienes mediante el ahorro de recursos, evitando la emisión de gases y desechos contaminantes. Sin embargo, ¿Será posible pensar en políticas económicas que se orienten hacia una mayor equidad, mayor bienestar para la mayoría de la población y un uso menor de recursos?

Para el análisis y respuesta a esta pregunta es necesario tener en cuenta varios aspectos como el crecimiento demográfico, el gasto desmesurado de recursos por parte de los países desarrollados y el problema ecológico relacionado con la satisfacción de necesidades.

El crecimiento demográfico que es un aspecto que debe tenerse en cuenta a la hora de abordar el tema del problema ecológico mundial, en el siglo XX la tasa de crecimiento de la población mundial alcanzo la cifra record de 1.4% anual, cuando no había sido más que de 0,4-0,6% en los siglos XVIII y XIX. El aumento de la población mundial nos indica que será necesario explotar cada día más recursos para suplir las necesidades de consumo de todas las personas.

Según la Teoría poblacional de Thomas Malthus, las personas se reproducen más rápido que los alimentos llegando a la conclusión de que habrá un momento en que estos no alcancen para todos, y se generaría una situación insostenible. El acelerado crecimiento de la población obliga a los países a producir más y más bienes. El desgaste de la tierra es mayor cada día, pero lo crítico de todo esto es que no se están tomando medidas de recuperación del medio; por ejemplo, la deforestación de los bosques es mayor a la reforestación del medio natural.

Los países desarrollados son los mayores responsables de la contaminación ambiental global, para el caso de la energía, los habitantes de los países ricos gastan 100 veces más electricidad que los que viven en países pobres y además, por lo general, gastan sus recursos y explotan los de los otros. Por otra parte, estos mismos producen grandes cantidades de carbono que llegan a la atmósfera causando una gran contaminación en el ambiente, un ejemplo es el caso de China, que a finales del año 2015 presentó una alerta roja en 50 ciudades por contaminación.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el cambio de concepto de satisfacción de necesidades básicas a satisfacción de placeres personales. Desde que la globalización entro a hacer parte de todos los países, el consumismo se impuso en el pensamiento de todas las personas. Hoy encontramos en el mercado gran variedad de productos y servicios que complementan las necesidades básicas del ser humano. Aparecen las modas y tendencias de clase mundial que han ido involucrando a las personas con nuevas necesidades (placeres) de consumo. Estas modas y tendencias están en continuo cambio, lo que hace que cada día las personas se vean en la necesidad de adquirir bienes y servicios en mayor cantidad. Las nuevas tecnologías han logrado atraer infinidad de usuarios lo que a su vez ha incrementado el consumo de energía, donde hoy tener un celular, computador, tabletas, Smartphone, es algo normal y necesario en el diario vivir.

Sin embargo, y después de todo esto, el bienestar o la calidad de vida de cualquier individuo está relacionada en primer lugar con la realización de lo que Sen llama capacidades básicas como las que permiten estar bien nutrido, protegido del frío o no verse afectado por la morbilidad evitable o mortalidad prematura, aunque hoy día ya no consista en simplemente eso. La discusión sobre las necesidades es compleja, pero no hay duda de que la distribución de bienes y servicios es en gran parte la que determina si todos o la mayoría de la población puede cubrir las necesidades materiales básicas.

Por tanto, el cambio de perspectiva anteriormente descrito demuestra que el problema ecológico también está relacionado con la mentalidad actual de las personas. Ellas son las que compran, venden, utilizan todos los bienes y servicios que se transan en el mercado. Hoy se habla de desarrollo sostenible, sin embargo, esto va dirigido a postergar lo inevitable, el gasto desmesurado de recursos está creando una emergencia ambiental en la que tarde que temprano todo lo que hay en nuestro medio se va a acabar. El reciclaje de productos es una alternativa que se hace desde casa, el ahorro de recursos como el agua, la electricidad también, sin embargo, esto no es suficiente.

Actualmente en países desarrollados, donde las personas tienen grandes comodidades y acceso a bienes y servicios de toda clase, se ha visto que se ha ido creando una conciencia ambiental en la que se fundan organizaciones sociales a niveles micro, es decir por ejemplo agrupaciones de personas en barrios, comunidades, vecinos, etc. Donde se desarrollan actividades en pro del bienestar común. Por ejemplo, la creación de cultivos comunitarios, intercambio de bienes y servicios sin costo alguno, ayuda comunitaria para la construcción mejoramiento y cuidado de viviendas, parques, lugares de esparcimiento etc.

Actividades como estas reflejan que si puede haber un cambio de mentalidad en las personas y si hay una solución a todos los problemas que nos aquejan a diario, no solo los problemas ecológicos que sufrimos sino también la pobreza, la desnutrición, la educación etc. El crecimiento económico y el desarrollo económico están orientados a generar cada vez mayor riqueza, pero de qué sirve esto si todo a nuestro alrededor se ve acabado y deteriorado. La verdadera solución se encuentra en dejar de lado el consumismo, el egoísmo, la intolerancia, el deseo acumulación, el pensamiento individualista, para ahí si encontrar el verdadero bienestar de todos.

Bibliografía

Dubner, S., & Levitt, S. (2001). Superfreakonomics: Enfriamiento global, prostitutas patrióticas y por qué los terroristas suicidas deberían contratar un seguro de vida (p. 320). Capítulo 5 ¿Qué tienen en común Al Gore y el monte Pinatubo? Debolsillo.

Piketty, Thomas. 2013. El Capital en el Siglo XXI. Francia: Fondo de Cultura Económica, 2013.

logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1767. Importancia de la tecnología en el crecimiento económico de los países

1865. Crecimiento de la industria manufacturera en el departamento de Santander

1885. ¿Cómo puede influir el crecimiento económico en mi expectativa de vida?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s