El cambio de la economía con la tecnología

2229

María Alejandra Gómez Díaz

La estructura económica ha tenido que adaptarse a los cambios tecnológicos ocurridos durante las últimas décadas, el internet, los celulares inteligentes, las redes sociales están provocando cambios significativos en la cotidianidad de las personas y sobre todo en los mercados globales. La distribución y el acceso a la información están influyendo de gran manera en todos los sectores de la economía y la sociedad, pues ha contribuido a que todo lo que sucede en el mundo resulte más cercano para todos.

Nuestra visión del mundo está adquiriendo una nueva dimensión. Anteriormente, niños, jóvenes y adultos consideraban muy loca la idea de viajar por el mundo, conocer y llegar a hablar con algún extranjero. Hoy la expansión de las redes informáticas ha permitido la universalización de los intercambios y las relaciones creando un acercamiento entre personas distantes geográficamente y así la integración de los mercados de bienes y servicios.

Los espacios nacionales se han visto superados por las tecnologías de las informaciones que no tienen fronteras: informaciones políticas, militares, económicas –especialmente financieras–, sociales, empresariales, etc. se intercambian y se transmiten cada día por todo el mundo. Hoy es normal acceder a una computadora y hacer transacciones para comprar ropa, zapatos, mercancías, alimentos, máquinas, automóviles, es decir, cualquier cosa que se nos antoje.

Por tanto, nuestra vida está condicionada en cada momento por lo que está sucediendo a miles de kilómetros de distancia. Cualquier acontecimiento político o económico ocurrido en un país puede tener una repercusión importante en la actividad económica de otras naciones. Por ejemplo, hoy nos preocupa la devaluación de la moneda, la caída de los mercados asiáticos, las elecciones presidenciales de Estados Unidos etc. Estamos ante un nuevo modelo social donde las fronteras desaparecen en beneficio del intercambio de ideas, mensajes, productos y servicios.

Por otra parte, las nuevas tecnologías han permitido la mejora en la calidad de vida de las personas, en la salud, la alimentación, la producción nacional de bienes y servicios, los medios de transporte, la educación, el acceso a nuevos y mejores productos etc. Antiguamente en el modelo agrario, la explotación de la tierra era la manera de generar riqueza, en el modelo industrial, las nuevas tecnologías y los nuevos sistemas, posibilitaron la fabricación masiva de productos de alimentación; sin embargo, la generación de la riqueza en la actualidad tiene que ver con otras maneras de producción, hoy la competencia obliga a los vendedores a ofrecer productos de mejor calidad, teniendo en cuenta las preferencias, gustos y necesidades de las personas.

A todo esto, es evidente que las nuevas tecnologías son un elemento imprescindible y están en continuo desarrollo. Sin embargo, las nuevas tecnologías y especialmente la referente a la información se han convertido en un arma de doble filo. La difusión de esta ha servido como herramienta de manipulación política, donde los grandes poderes usan los medios de comunicación para influir en todas las personas que tienen acceso a estos.

Por otro lado, la mayoría de la sociedad realiza un uso diario del internet, cuya utilización tiene lugar sobre todo en el hogar y en el centro de trabajo. Por tanto, se puede deducir, que gran parte del uso tiene un objetivo laboral. Así, diversos estudios destacan que las organizaciones no están consiguiendo mejorar sus resultados empleando Internet por varias causas, entre ellas, la poca capacitación de la población adulta con respecto al uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC).

Finalmente, es importante resaltar que el avance en la tecnología no solo de la información sino en general ha traído grandes y beneficiosos cambios para la sociedad, pero el buen uso de ellos es imprescindible, así como toda la información que encontramos en la red puede servir para educarnos, también sirve para ser objetos de manipulación.

“El desarrollo de la tecnología no está sirviendo para multiplicar el tiempo de ocio y los espacios de libertad, sino que está multiplicando la desocupación y está sembrando el miedo.” (Eduardo Galeano)

Bibliografía

Shapiro, C., y Varian, H. (2000). El dominio de la información (p. 352). Barcelona: Antoni Bosch editor.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2211. El colegio de hoy

2217. El ser humano: ¿Un animal racional?

2226. Era de la información

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s