Libertad femenina. Un paso para la igualdad

2224

Lina María Rondón Pedraza

Las mujeres hoy en día representan la mitad de la población mundial, pero han predominado desde tiempos históricos como agentes inactivos económicamente, que no contribuyen en mayor medida al desarrollo o al crecimiento económico de un país. A pesar de que actualmente las mujeres gozan de mayor libertad y derechos económicos, siguen estigmatizadas en el rol de amas de casa.

Las diferentes labores que realiza la mujer son de considerable atención, en el ámbito familiar, sobre ella recaen las responsabilidades referentes a los cuidados de la casa, este tipo de trabajos no son remunerados y mucho menos considerados como productivos. En el entorno se observa una alta discriminación de género, promovida desde el seno familiar, puesto que las mujeres sufren de exclusión en su hogar debido principalmente a sus bajos niveles de educación.

La carencia de estudios certificados constituye el principal problema al momento de analizar la injerencia de la mujer en el mercado laboral. Durante los pasados siglos a las mujeres se les negó el derecho a educarse, no se les permitía acercarse a las escuelas, ni adquirir conocimientos básicos de ninguna labor que no fuese el cuidado del hogar. De esta manera se garantizaba la sumisión femenina rezagándolas a las tareas de la casa y haciéndolas totalmente dependientes del hombre en todos los sentidos sociales.

Pero dichas actitudes quedaron en el pasado, pues hoy en día las mujeres están en pie de lucha por exigir que se les respete sus libertades. Además, la inclusión de las mujeres a las instituciones educativas represento un cambio en el rol de las mismas en la sociedad, pues esta les otorgo la igualdad de derechos. Inmediatamente a la incursión activa de la mujer se empezaron a notar los cambios positivos en el desarrollo económico de los países. Puesto que, la imagen social del país mejoro, disminuyeron los niveles de pobreza, las tasas de fecundidad y de mortalidad infantil, de la misma manera disminuyo la discriminación sexual y la violencia de género.

En el siglo pasado, la idea sobre la libertad estaba en pleno auge, tanto así que los hombres de las naciones ya se podían considerar libres, por lo tanto, tenían derecho a recibir educación, asistencia básica y demás beneficios estatales. Sin embargo, esta libertad estaba sesgada solo hacia ciertos individuos del género masculino, pues las mujeres junto con los negros y los mestizos eran discriminadas de la vida social y electiva, no se les permitía elegir y mucho menos ser elegidos.

Sen menciona que la mujer fue por mucho tiempo una “receptora pasiva de las ayudas del estado”, donde se le brindaba el bienestar a cambio de su rol reproductivo, pero esto no aportaba significativamente sobre la calidad de vida de la población.  De hecho, en los países del tercer mundo la ignorancia sobre el papel de la mujer era muy elevada, pues las instituciones encargadas de promover el desarrollo estigmatizaban a la mujer y su papel productivo en la sociedad.

Sin embargo, desde que la mujer trabaja, se educa, decide sobre su sexualidad, sobre sus hijos y tiene un rol más activo, el crecimiento económico de los países se ha elevado, y aún más importante, el desarrollo económico ha aumentado; lo cual significa que la calidad de vida de la población es mejor. Las mujeres constituyen un papel imprescindible en la economía y no solo por los aportes monetarios que puedan representar, sino también por el importante énfasis que hacen los movimientos feministas en la reducción de la desigualdad entre sexos que permiten equidad y disminución de la pobreza.

En los últimos setenta años la percepción de la mujer ha cambiado totalmente en la sociedad, se le han abierto más puertas en el mercado laboral. Por ejemplo, actualmente la fuerza de trabajo femenina representa el 40% de la población en capacidad de trabajar a nivel mundial. Se puede decir que la intervención de la mujer en cualquier ámbito social es muy importante, en el espacio político la mujer tiene el poder y el derecho de construir el país que quiere, en el ámbito cultural la mujer puede apropiarse de sus costumbres y su identidad y por último en la esfera económica puede garantizarse su independencia y a la vez contribuir a generar riqueza en el país.

Si se les da acceso a las mujeres a la educación ellas decidirán por medio del uso de sus libertades si desean o no seguir sus roles reproductivos, pero lo más seguro es que no deseen tener hijos porque no quieren someter su vida simplemente a un papel secundario. Sumado a esto, cabe resaltar que la desigualdad de género influye negativamente sobre el crecimiento económico, se cree que muchos de los efectos negativos de dicha desigualdad se deben al poco acceso de la mujer a la educación y los bajos salarios que estás reciben por remuneración a sus empleos.

Como se mencionó anteriormente la educación favorece a la posibilidad de ingresar al mercado laboral, brindándoles mayores posibilidades sociales y económicas a las mujeres. Así mismo, la participación activa de las mujeres es una herramienta para disminuir la desigualdad social y económica, por lo tanto, los países del tercer mundo deberían dejar de lado sus arraigos culturales y enfocarse en generar libertad económica a las mujeres, lo cual se traducirá en un aumento de la calidad de vida femenina.

Bibliografía

FONDO MONETARIO INTERNACIONAL. (2013). Las mujeres, el trabajo y la economía: Beneficios macroeconómicos de la equidad de género. Disponible en: https://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/sdn/2013/sdn1310s.pdf

Sen, A. (1999). Desarrollo y libertad. Madrid: Editorial Planeta.

Dubner, S., & Levitt, S. (2001). Superfreakonomics Enfriamiento global, prostitutas patrióticas y por qué los terroristas suicidas deberían contratar un seguro de vida (p. 320). Debolsillo.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1271. Revolución femenina

1615. Equidad: Fantasma en el mundo laboral

1708. Segregación ocupacional por género. Primera parte

Anuncios

3 pensamientos en “Libertad femenina. Un paso para la igualdad

  1. Pingback: Era de la información | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Conceptos erróneos de la figura femenina | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: De preferencias moderadas a segregación racial y desigualdad | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s