Miedo a lo desconocido. Un intercambio académico

2227

Lina María Rondón Pedraza

A primera vista, para mi familia e incluso para muchos de mis compañeros parezco estar loca, pues me estoy aventurando a salir de mi zona de confort y caminando hacia una experiencia totalmente nueva. Pero que sería de la vida si no nos arriesgamos a disfrutarla al máximo, si cada día no nos proponemos un nuevo reto, si cada mañana no nos levantamos con una nueva idea en la cabeza. La vida sería aburrida si no nos arriesgamos a superar nuestras debilidades y buscar nuevas metas que nos ayuden a crecer académica y personalmente.

Cada mañana me levanto con miedo por lo que pueda suceder en el día, a veces pienso cosas trágicas y otras veces me imagino un mundo de fantasía. Así, un día me sentí atraída por la idea de estudiar un semestre en otro lugar y expandir los horizontes de mi educación. Fue fácil comentarle mis nuevos planes a mi familia y pedirles su bendición para realizarlos, pues soy una persona que sigue los consejos de casa. Sin embargo, el procedimiento y la decisión del país donde realizar mi intercambio fue una decisión difícil pero impulsiva que me tomo horas en las oficinas de información de la universidad. Me resulto bastante tentador México por la cultura y la espectacular historia que posee, sin duda la civilización maya y azteca me pareció de lo más interesante, también por su realidad económica y por la formación educativa que allá puedo recibir.

Cada día me surgía una nueva pregunta que parecía poner en duda mis esperanzas de postularme al intercambio, aunque definitivamente había decidido estudiar en el extranjero, aun no encontraba el momento adecuado para iniciar el proceso, pues cuando pasara mis documentos a la oficina de relaciones exteriores no había vuelta atrás. No obstante, siempre he sido una persona un tanto impulsiva y de un momento a otro decidí que participar en un intercambio era lo que quería en mi vida, pues me encanta viajar y conocer lugares, sin embargo, tenía un obstáculo: el miedo.

Como ser humano racional que me considero, tenía miedo a lo desconocido, miedo al fracaso, miedo a cambiar e incluso aún tengo miedo. No es fácil tomar una decisión tan importante sin tener nada asegurado y ese era mi caso, temía no pasar a la universidad y fracasar en el intento, cuando ya llego mi carta de aceptación temía que no fuera real y hoy a un paso de viajar a cumplir uno de mis sueños temo por lo que me pueda encontrar allá.

Sin lugar a duda una de las principales restricciones que poseemos los seres humanos es el miedo, dejamos de hacer nuestra vida por miedo a lo que piensen los demás, rechazamos oportunidades por miedo al fracaso. Pero es importante decir que a veces cuando nuestro corazón no lo dicta es necesario arriesgarse, atreverse a pagar el miedo a lo desconocido y lanzarse al abismo a ver que encontramos en el fondo. En mi caso, encontré la oportunidad de abrirme al mundo y llegar a vivir una experiencia que marcará mi vida.

Estoy feliz por haber tomado esta decisión, aunque es muy difícil dejar a mi familia por estos meses, sé que es la mejor decisión que he tomado. Arriesgarme sin tener seguro mi futuro me lleva hoy a vivir una gran experiencia. Estoy a dos días de viajar a iniciar una nueva etapa de mi vida y sí, tengo miedo, pero mis ganas de superarlo cada día me empujan a lanzarme con más fuerza a esta aventura que es un reto para mi vida.

Solo me queda por decir que si de verdad queremos lograr algo hay que intentarlo sin importar si ganamos o perdemos, pues lo que cuenta es la experiencia y los recuerdos que quedan de ella, al fin y al cabo, de la experiencia se aprende y de los recuerdos se compone la vida. “El mundo es un libro y aquellos que no viajan leen tan solo una página”

Bibliografía

Akerlof, G., y Shiller, R. (2009). Animal Spirits: Cómo influye la psicología humana en la economía (p. 320). Ediciones Gestión 2000.

Alves (2013) Incertidumbre: miedo a lo desconocido. En línea, disponible en: https://psicologiapositivauruguay.com/2011/12/27/incertidumbre-miedo-a-lo-desconocido/
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2221. Un intercambio académico para un estudiante de economía

580. ¿Es verdad que la sociedad colombiana quiere un país mejor o es solo miedo?

942. Información, miedo y poder

Anuncios

Un pensamiento en “Miedo a lo desconocido. Un intercambio académico

  1. Pingback: Intercambio académico: Una nueva experiencia | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s