Un intercambio académico para un estudiante de economía

2221

Diego Elías Pardo Martínez

Dentro de las grandes oportunidades que la Universidad Industrial de Santander nos ofrece en el transcurso de nuestro pregrado, tenemos la de realizar varios tipos de movilidad nacional o internacional en diferentes universidades. Intercambio académico, pasantía de investigación y hasta doble titulación son las opciones que podemos escoger. En mi caso, con algún par de materias por aprobar, decidí desde principios del año anterior que quería realizar un intercambio académico; una nueva aventura, una nueva puerta que me permitiría crecer como profesional y persona, esforzándome cada día con disciplina y constancia en hacer de este sueño, una realidad.

De este modo y con toda la motivación del caso, estuve atento a las fechas de instrucciones en donde dos veces al año, la oficina de Relaciones Exteriores realiza reuniones informativas para poder seguir con la tarea. Las dudas, los miedos y las dificultades que se afrontaban al realizar los diferentes papeleos me permitían a diario hacer juicios comparativos de los pros y los contras que podría traer una decisión como esta. ¿Termino mi carrera en el tiempo que tenía pensado o me atrevo con una experiencia de movilidad posponiendo mi grado? El coste de oportunidad estuvo rondando mi cabeza todo ese tiempo, pues nunca llegué a imaginar que una puerta como éstas se abriera para mi vida profesional y estar al frente de ella me generaría sin duda, mucha incertidumbre. En todo caso, seguí al pie las indicaciones de la universidad, pues como ya hemos visto, los seres humanos nos vemos incentivados a realizar actividades que para los otros han sido gratificantes, y un par de compañeros al contar la historia de su experiencia en un intercambio generaron en mí el incentivo necesario para continuar con este proceso de postulación.

La espera fue larga, las respuestas demorarían un par de meses y mis ganas de emprender esta nueva oportunidad crecían. Sin embargo, los juicios comparativos que tanto yo como mi familia y mis compañeros realizábamos, me detuvieron a hacerme las mismas preguntas que desde un principio interrumpían mi emoción. Así pues, me pude dar cuenta en toda esta experiencia que las personas nos movemos bajo los mismos impulsos, incentivos y miedos. Tememos realizar algo diferente que la mayoría de nosotros a nuestro alrededor está realizando.

Salir de nuestro círculo social, conocer nuevas culturas, alejarmos de nuestros seres queridos podría llegar a frenar esta gran oportunidad; un juicio relativo que todos realizamos cuando queremos decidir cualquier acción. Graduarnos lo más rápido posible parecerá lo más dichoso para un estudiante de pregrado, y lo es sin duda, por el mismo dictamen que la sociedad nos ha venido inculcando. No obstante, ¿Qué queda de los aprendizajes para mi vida que tendré realizando una oportunidad como estas? ¿Y mi vida profesional, no estará mucho más completa si piso otra institución de alta calidad como la escogida? Éstas, son las evaluaciones absolutas que personas jóvenes como nosotros debemos realizar. Somos individuos en proceso de aprendizaje, un aprendizaje que es interminable y satisfactorio si se realiza tomando buenas decisiones.

A pesar de todo y las dudas que se generaron en el transcurso del tiempo, el día al fin llegó. Una carta de aceptación por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México llegaría a mi correo invitándome a vivir una nueva experiencia para mi vida y mi profesión. Imaginarme lo valiosa que será la educación en un centro educativo como estos y lo gratificante que será para mis años de trabajo, me motivó todavía más. Una carrera como la nuestra está para algo así. Pisar un nuevo país, ver su gente, sus necesidades, recursos y oportunidades es el impulso más grande por el cual viajaré en los próximos días. El coste de oportunidad de viajar y dejar a un lado una vida rutinaria que pudiera tener acá no se compara con las grandes y maravillosas experiencias que la vida me mostrará en este nuevo camino.

La racionalidad va más allá de pensar en realizar nuestras actividades lo más rápido posible, va más allá que estudiar y estudiar y darme cuenta finalmente que no aprendí lo suficiente para lo que quería realizar en la vida. La racionalidad en el ser humano debe estar impulsada por los incentivos absolutos que las mismas oportunidades me puedan brindar, pensar más allá de un título, de un lapso de tiempo. Pensar en cambio, en aprendizaje, en vida. Agradezco profundamente las experiencias vividas por mis demás compañeros que ya emprendieron este viaje, pues como en un principio lo dije, este impulso lo causó una confianza por lo desconocido, por lo que me contaron y creí firmemente que esto mismo pasaría conmigo. Por ello, hago una fuerte invitación a mis compañeros, para que este testimonio impulse nuevas mentes y nuevos mundos. Es hora de pararnos de nuestros pupitres y darnos cuenta que la vida está mucho más allá que lo que vemos en un salón de clase.

Bibliografía

Akerlof, G., y Shiller, R. (2009). Animal Spirits: Cómo influye la psicología humana en la economía (p. 320). Ediciones Gestión 2000.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2171. La preservación de nuestros recursos naturales desde la óptica de la teoría de juegos

2219. Una línea de vida que no es vida

2220. Fútbol con instrumentos: Una nueva mirada del deporte más lindo del mundo

Anuncios

4 pensamientos en “Un intercambio académico para un estudiante de economía

  1. Pingback: Teoría de la elección racional: Una llave de ingreso para los nuevos economistas | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Miedo a lo desconocido. Un intercambio académico | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: Intercambio académico: Una nueva experiencia | Racionalidad Ltda

  4. Pingback: ¿Es un buen momento para viajar en avión? | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s