Classroom Games: La búsqueda de rentas y la ineficiencia en las asignaciones de no mercado

2271

La posibilidad de obtener rentas y beneficios económicos de la coyuntura política a menudo incentiva enormemente a los agentes por su adquisición. La competencia implica la utilización de vastos recursos en el proceso, mucha de la literatura sobre el cabildeo y la búsqueda de rentas indica que la probabilidad que tiene un agente económico de obtener dichos beneficios a menudo está relacionada con la proporción del gasto en inversión realizado en obtenerlas; a tal punto que la suma de las inversiones realizadas por todos los agentes económicos, para obtener dichos beneficios, puede a la larga exceder el valor del beneficio mismo.

Una posible solución podría hacer que los costos visibles o los costos de transacción en las actividades de búsqueda de rentas fueran más bajos, no obstante esto más allá de reducir el total de inversiones realizadas por los agentes en búsqueda de rentas, podría simplemente implicar que estos aumentaran el esfuerzo individual que realizan para obtener el premio. Este documento describe un simple ejercicio en el salón de clases que ilustra el grado en que las rentas económicas pueden disiparse. El ejercicio puede utilizarse para fomentar discusiones sobre loterías, subastas, mecanismos de asignación de recursos y posibles métodos que podrían usar burócratas y administradores para reducir los costos implícitos a la búsqueda de rentas.

Los participantes deben dividirse en equipos de inversionistas, donde cada grupo competirá en múltiples rondas por un premio que represen una licitación con beneficios equivalentes  a 16.000 unidades monetarias, cada individuo recibirá una dotación inicial de 100.000 unidades monetarias; que podrá utilizar en cada una de las rondas donde cada participante podrá adquirir un cierto número de tickets de lotería que representará su participación en la misma. Cada ticket tendrá un costo equivalente a 3.000 unidades monetarias, que representa el “papeleo” que debe asumir el individuo para poder participar en la lotería. Es importante mencionar que la probabilidad de ganar la lotería depende tanto de la cantidad de tickets el participante adquiera, como de la cantidad de tickets que han adquirido los demás participantes.

Existen tres variaciones posibles a este juego: la primera variante consiste en reducir el costo del ticket de 3.000 a 1.000 unidades monetarias, esto puede explicarse como la aplicación de un mecanismo que reduce los costos de transacción a los cuales debe enfrentarse el agente económico en su participación. En teoría este cambio debería resultar en una reducción de los tickets que cada agente compra y por ende en una reducción del costo social de la búsqueda de rentas.

Una tercera variación podría ser incluir valoraciones del premio diferenciadas para cada jugador, de modo que se pueda simular el hecho de que cada agente asumirá costos diferentes a la hora de realizar el contrato que se está licitando, en caso de que efectivamente la lotería sea eficiente, el contrato debería ser asignado al sujeto con mayor valoración.  El cuarto y último tratamiento consiste en cambiar el mecanismo de elección del ganador a una subasta inglesa estándar, es decir, asignando el premio al sujeto que realice la puja más alta, donde solo el ganador se vería obligado a pagar su puja. La discusión en los beneficios netos en la ronda final serán más claras si se designa un participante, que no participaría directamente en la subasta y oficiaría como el receptor de los ingresos derivados de la misma. Las instrucciones hacen referencia a dicho sujeto como “el pobre”, la designación de recursos resultantes de la subasta debería evidenciar que las pujas no son gastos, sino transferencias de recursos.

En lo que respecta a la discusión los estudiantes desearán hablar inicialmente sobre las ganancias relativas, así que lo recomendable es preguntar que equipos terminaron con un capital superior a las 100.000 unidades monetarias al finalizar la lotería, la siguiente tarea sería formular una serie de preguntas que lleven a los estudiantes a cuestionarse sobre si las inversiones totales en la lotería superaron el valor del premio, la reflexión debe versar sobre cómo es posible que una lotería con un valor significativo pueda terminar con que uno o todos los miembros terminen en una situación peor, en algunos casos la discusión podría converger a que los costos relacionados con la lotería no necesariamente implican una perdida, dado que los “burócratas” necesitan ingresos también, en una clara alusión a la falacia de la ventana rota, esto podría servir para explicar o facilitar algunos conceptos en lo relativo a la existencia de un costo de oportunidad en dicha inversión.

La discusión en adelante debería contemplar el efecto esperado y el cambio observado de reducir los costos de los tickets, esto es que el número total de tickets adquiridos se incrementó de manera casi proporcional en tanto dichos costos se redujeron, la situación se presta para retomar y discutir de paso ciertos conceptos en lo referente a la elasticidad de la demanda. Esto sin duda puede utilizarse para que los estudiantes puedan recibir una de las lecciones más importantes que pueden extraerse de la economía: el peligro inherente que existe en extraer conclusiones apresuradas sobre el comportamiento de agentes económicos que responden a los incentivos.

Las asimetrías en los valores de las loterías pueden ilustrar otra ineficiencia, además de los efectos de la búsqueda de rentas, el premio no necesariamente será asignado al participante que más lo valore, los estudiantes sugerirán ciertos mecanismos para solucionar el problema dentro de los cuales, la subasta podría estar incluida, dado que en esta el participante con la valoración más alta podrá pujar más y por tanto el mecanismo permitirá asignar el premio a quien lo valore más, es decir asignar la licitación a quien pueda producir de manera más eficiente, además de reducir los costos subyacentes a la búsqueda de rentas, gracias a que en la subasta, las ganancias irán al jugador designado como “el pobre”.

En un principio, puede discutirse sobre las situaciones en las cuales la subasta ha sido utilizada de manera efectiva, aunque después probablemente puedan surgir cuestionamientos en lo referente a la justicia; por ejemplo si los estudiantes pudiesen pujar con dinero por el derecho de registrarse primero a clases, los estudiantes más adinerados recibirán mayores privilegios. Es recomendable mencionar situaciones donde son poco práctico, o poco ético, subastar ciertas cosas.

Se puede explicar a los estudiantes que una lotería es una buena representación de los modelos que los economistas usan para pensar en competencias basadas en esfuerzo, pero no es necesariamente es el único mecanismo existente. Se supone que existen  agentes más o menos calificados para licitar un contrato con el gobierno, y la decisión que es discrecional del gente que representa el Estado, depende de cosas como una buena presentación, papeleo extensivo o la de aplicar a tiempo, además de otros costos. Si dichos participantes invierten la misma cantidad de recursos en actividades de cabildeo, entonces todos deberían tener las mismas probabilidades de recibir el premio igual que en la lotería. Finalmente el ejercicio podría ser utilizado para calcular el equilibrio de Nash en dicho juego.

Nota. Este texto es un resumen de las ideas expuestas en:

Goeree, J., & Holt, C. (1999). Classroom games: Rent-seeking and the inefficiency of non-market allocations. Journal of Economic Perspectives, 13(3), 217–226.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

1596. Racismo racional

2077. La Discriminación ¿Una ilusión capaz de transmutarse?

2212. No existe ni el bien ni el mal, solo existen personas tomando decisiones

Anuncios

3 pensamientos en “Classroom Games: La búsqueda de rentas y la ineficiencia en las asignaciones de no mercado

  1. Pingback: Re-escribir la política en términos de eficiencia | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: El cómplice de la ineficiencia social | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: La paradoja del mercado | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s