¿Confianza para coordinar decisiones de inversión?

2319

Laura Milena Prada Medina

Se habla de inversión cuando un individuo destina parte de sus recursos a la compra de bienes que no son de consumo final y que sirven para producir otros bienes, o cuando se emplean dichos recursos en la adquisición de productos o proyectos que se consideran lucrativos. Sintetizando, invertir hace referencia a “tomar algo de su dinero con el objetivo de hacerlo crecer, comprando cosas que podrían aumentar en valor, como las acciones, los bienes o acciones en un fondo”, según especialistas del sitio web Money Advice Service, del Reino Unido.

Ahora bien, supongamos un caso en que la inversión depende de dos o más agentes, y estos solo podrán obtener ganancias siempre y cuando cada uno de ellos decida invertir en un proyecto común. En ese sentido, existe un riesgo asociado a la decisión del otro y el problema de inversión se torna en un problema de coordinación. Lo ideal sería que estos se comunicaran y fijaran invertir una cantidad de dinero X, tal que le permita maximizar a cada uno su ganancia individual. No obstante, dado el alto nivel de riesgo y de dependencia en las decisiones, no invertir también es una estrategia viable, pues ello asegura el dinero cuando se prevé que el otro no invertirá.

En consecuencia, como afirma Milgrom (1993), el miedo al oportunismo puede disminuir la confianza mutua y reducir los niveles de eficiencia. En este caso específico, la no inversión por miedo al oportunismo podría generar un escenario por debajo de aquel donde se maximiza el bienestar social. Así las cosas, cabe preguntarse ¿cómo es posible coordinar las decisiones de inversión de modo tal que se maximice el bienestar social?

Pues bien, en una relación de largo plazo ambas personas tendrían incentivos a invertir, ello aseguraría mayores beneficios y una relación de confianza para próximas inversiones, pero si el escenario es una única inversión con un agente desconocido con quien no se puede tener comunicación, cambia la estrategia. Se sabe que, si ambos invierten cantidades similares, verán aumentados sus ingresos, por el contrario, siempre que uno invierta y el otro no, los recursos de quien invirtió se perderán, y por tanto no es esta una solución eficiente. Según Arrow (1974), la confianza incrementa la eficiencia en las transacciones humanas y de allí, que la confianza juegue un rol esencial en el escenario planteado. Finalmente es el voto de confianza en el otro (un desconocido en este caso) lo que puede determinar la decisión de invertir. Visto de este modo, la confianza depositada en la decisión de inversión que tomara el otro, llega a alinear escenarios donde es esencial la coordinación, pero donde no existe modo tal de hacerlo de manera explícita.

En los juegos de coordinación los agentes tienen varias opciones y la ganancia es más alta si todas las decisiones coinciden. No obstante, en ausencia de comunicación, la coordinación puede resultar complicada, y por ende los inversores necesitan de algún mecanismo para elegir y poder coordinarse. En su libro, Milgrom expone el sistema de precios y el sistema de planificación como mecanismos para lograr la coordinación. Si se piensa en coordinación a través de precios, lo que cada jugador debería hacer seria invertir pues en ese escenario cuando se invierte todo, ambos alcanzan su máxima ganancia, él que se supone es el fin último de cada inversor. Por otro lado, a través de la planificación, haría falta la comunicación, el uso de alguna convención o bien la existencia de algún punto focal que guiara a los inversores hacia la coordinación, no obstante, dado que no es posible esto, en este caso específico la mejor estrategia parece ser confiar en los demás y esperar que esto los lleve a la coordinación y la eficiencia.

Referencias

Milgrom, P., & Roberts, J. (1993). Economía, Organización y Gestión de la Empresa. Madrid: Editorial Ariel, S.A.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2189. Confianza, fuerza que mueve la economía

2191. La confianza y su relación con la inversión

2203. Una confianza que sobrepasa lo racional

Anuncios

3 pensamientos en “¿Confianza para coordinar decisiones de inversión?

  1. Pingback: Las mejores decisiones | Racionalidad Ltda

  2. Pingback: Inversión: Instrucciones línea base | Racionalidad Ltda

  3. Pingback: La evolución de la confianza | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s