El monstruo regulador

2314

Gisell Melissa Ortega Ortiz

Una sociedad está conformada por un grupo de individuos con intereses particularmente distintos, que deciden organizarse de forma coordinada, los cuales buscan conjuntamente la eficiencia con el propósito de alcanzar un bienestar individual que a su vez terminará siendo colectivo. Si bien es cierto, que cada uno busca su propio bienestar y la manera de acoplarse dentro de la sociedad desde la práctica de cualquier actividad ya sea económica, política, social, etc. Podemos decir que esa composición de aportes individuales terminará por satisfacer una infinidad de necesidades colectivas, es como si pequeñas bolas de nieve se juntaran y se transformaran en una gran bola gigante de nieve fuerte y sólida. Esta idea surge de la especialidad de trabajo que habla el padre de la economía Adam Smith en su libro Riquezas de las naciones.

Luego, la pregunta que surge es ¿quién regula y vigila la coordinación de las actividades dentro de la sociedad? La respuesta es el Estado denominado por Hobbes el Leviatán, monstro marítimo de la sociedad, este es el encargado de vigilar, controlar y establecer las reglas de juego dentro del sistema. Entonces, la causa final por la que existe un Estado regulador es para conservar la paz entre los hombres y a su vez lo esperado es que estos mismos abandonen la guerra. Además, el poder del Estado lo protege de sus enemigos e intenta controlar las leyes naturales del hombre como el orgullo y la venganza. Así mismo, para que haya un acuerdo de Estado todos los hombres deben tener un objetivo o enemigo común y no actuar por intereses particulares (Hobbes, 1651).

Ahora, organicemos las ideas, existe un contrato general acordado entre el Estado y el pueblo. Según Hobbes, todos los individuos dentro de una nación deben tener un objetivo en común o tener un enemigo en común para que el contrato tenga éxito. Sin embargo, en  pleno siglo XXI es difícil que un país se ponga de acuerdo, por lo que los ciudadanos tienen dos opciones: la primera es irse del país si no están de acuerdo con las normas y reglas determinadas por el gobierno nacional. Y la segunda es levantarse en armas, por esta razón en América Latina en general se han levantado distintos grupos revolucionarios, podemos decir que su objetivo en común es que se encuentran en contra de las políticas del Estado.

Aunque, ¿cuáles son los límites de poder que tiene el Estado? El poder político encontraría que en la economía está su razón política existencial (Foucault). Entonces, existen dos tipos de poder que cualquier Estado puede ejercer, uno es el poder económico y el poder no económico sería la represión por medio del uso de la guerra. Sin embargo, el poder no sólo se encuentra concentrado en el Estado, el congreso y los políticos, el poder es una conexión entre todos dentro del sistema. Por ejemplo: un niño cuando nace llora para que su mamá lo auxilie, en el momento que ella acude a ayudar a su hijo termina por corresponder al poder que ejerce el niño recién nacido sobre ella, es por esto que el poder es existencial es natural viene con nosotros desde que nacemos y se encuentra entre todos.

Así mismo, podemos decir que el poder del pueblo es mayor que el poder que ejerce el Estado. Por tal razón, el Estado es la representación del pueblo, es decir, en teoría cualquier decisión que tome el Estado es porque el pueblo también la ha tomado y está de acuerdo con las nuevas políticas, aunque la experiencia social muestra que el poder tiende a concentrarse por familias en un país. Lo anterior nos demuestra que para que un grupo coordine de forma exitosa o un contrato se cumpla es necesario que las partes tengan un objetivo en común establecido y que a su vez exista un vínculo donde la información se comunique de forma directa.

En conclusión, el Estado es el ente regulador del sistema económico su poder es representativo, podemos decir que el poder constantemente se está movimiento por todo lados, el poder no se comporta de forma vertical sino horizontal. Así mismo, ¿por qué al Estado le cuesta tanto coordinar si tiene el poder para hacerlo? Una externalidad negativa clave sería que la información dentro del sistema nunca es completa, tiende a ser sesgada por distintas razones, el Estado no logra regular 100 por ciento el mercado aunque lo intenta por medio de políticas públicas, fiscal, monetaria, entre otras. Por tal razón, es difícil que los agentes económicos se pongan de acuerdo de una forma más rápida, trayendo como consecuencia aumento en los costos de transacción.

Referencias

Foucault, M. (s.f.). Microfisica del poder. En Curso 07 de enero de 1976 (pág. ).

Hobbes, T. (1651). Leviatán. En Capitulo XVII (págs. 175-191). Madrid: Versión Castellana de M.Saánchez Sarto.

Milgrom, P., & Roberts , J. (s.f.). Economía, organización y gestión empresarial. Barcelona: ARIEL S.A.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

070. Orientaciones para la acción reguladora

1759. Agencias reguladoras: Marco teórico

2154. Regulación económica de los servicios públicos. El papel de las agencias reguladoras

Anuncios

Un pensamiento en “El monstruo regulador

  1. Pingback: ¿Cómo controlar las acciones de los demás? | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s