Irracionales por naturaleza

2301

Roberth Danilo Rubio Ríos

Nosotros los seres humanos, en especial los economistas, creemos que siempre actuamos y tomamos decisiones de manera razonable, ya sea al momento de comprar algo o en el momento de realizar algún negocio en especial. Sin embargo, uno suele desconocer varios factores al momento de realizar este tipo de acciones, ya que solo hacemos suposiciones sin tener la claridad de si será la mejor decisión o no. En el libro Trampas de Deseo se hace referencia a un aspecto muy importante de naturaleza humana, y es que nosotros los seres humanos raramente elegimos las cosas en términos absolutos, ya que no tenemos un medidor de valor interno que nos pueda manifestar acertadamente el precio correcto del producto que vamos a comprar, ni tampoco tenemos un aparato que nos asegure si realizaremos un buen negocio o no, por eso solemos estimar su valor en función de ello. Del mismo modo hay que resaltar que a pesar de creer y pensar que estamos tomando una decisión acertada, no sabemos a ciencia cierta si vamos a hacer o no lo correcto. Todo esto lo podemos expresar como se manifiesta en el libro Las Trampas del Deseo, y es que nos fijamos en las ventajas relativas de una cosa en función de la otra, es decir, solemos decidirnos por aquel producto que consideramos que nos dará un mayor beneficio o por aquel negocio que creemos que nos dará una mayor rentabilidad en comparación con otro.

Por otro lado, es necesario manifestar que las personas muchas veces toman las decisiones basadas en las decisiones que ya han tomado otras personas, es decir, piensan que, porque otras personas usan tal producto de determinada marca o calidad, entonces ese es el producto que deben adquirir o llegan a tomar su decisión hasta cuando lo logran ver en otra persona, y esto les hace pensar que han tomado o van a tomar una decisión acertada y razonable. Por ejemplo, una persona no sabe qué clase de carro comprar hasta que ve a alguna persona con un alto grado de importancia manejando un determinado modelo en específico.

Del mismo modo pasa cuando vamos a comprar algunos productos en una tienda o en un centro comercial, muchas veces nos dejamos llevar por las personas que nos atienden, por los letreros que vemos en cada tienda, por las supuestas promociones que vemos en la entrada y terminamos tomando decisiones que creemos que son acertadas por el hecho de que otros nos manifiestan que es la correcta, en conclusión, llegamos a perder el criterio propio. Todo esto quiere decir, que somos fáciles de manipular, que creemos que porque otros nos dicen que es lo correcto o porque estamos tomando decisiones basadas en otras personas, estamos actuando de manera razonable, y es un error, ya que nos estamos dejando llevar por un impulso y no por la razón.

Y además de todo lo manifestado anteriormente, estamos permitiendo que se cumpla el objetivo de otras personas, y es que tomemos las decisiones que ellos quieren y no las que nosotros podemos llegar a tomar de manera razonable. Sin embargo, no está de más reconocer que muchas veces ese objetivo que tienen otras personas, nos ha permitido tomar una decisión acertada, aunque no sé si razonable.

Con todo lo manifestado anteriormente, quiero apoyar algo de lo que se manifiesta en el primer capítulo del libro Trampas del deseo, y es que al momento de tomar algún de decisión toda es relativo, es decir, toda decisión se toma partiendo de lo que consideramos que sería mejor para nosotros, o que a su vez nos generara un mayor beneficio. Y además de todo esto hay que añadir que muchas veces también tomamos las decisiones en base a lo que elige la mayoría, sin considerar que tan bueno, beneficioso o razonable podría ser. Por todo esto es que muchas veces nos arriesgamos a tomar una decisión irracional o simplemente cometemos el error de tomar una elección, que no nos generara el beneficio o la utilidad que esperábamos al momento de tomar esta decisión.

Bibliografía

Ariely, D. (2008). Las trampas del deseo. Cómo controlar los impulsos irracionales que nos llevan al error (p. 282). Barcelona: Ariel.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

2103. Predeciblemente irracionales

2183. Animal spirits: Conductas irracionales y crisis económicas

2249. Comportamientos racionales considerados irracionales

Anuncios

Un pensamiento en “Irracionales por naturaleza

  1. Pingback: Querer ser racional y no poder | Racionalidad Ltda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s