Convertir en necesidad hasta el producto más innecesario

2336

Andres Felipe Consuegra Santamaria

Es bien sabido que en la actualidad vivimos en un planeta cuyos recursos son limitados y, por lo tanto, muchos de ellos escasos. Esta situación se ha unido con el poder de la negociación con el fin de solventar los problemas del siglo XXI, cuya principal característica es la ya conocida globalización. Esto lleva a preguntarnos: ¿es verdad que el mercado se autorregula como solía decirlo Adam Smith? ¿O seremos nosotros quienes lo regulamos y, por ende, creamos el rumbo de la sociedad? La respuesta es sí, el hombre se ha empeñado durante siglos en crear diferentes núcleos económicos que buscan favorecer el bienestar y que generen riqueza.

Hoy en día la idea de montar un negocio no se basa solo en la ilusión de hacerlo, se trata de buscar que una marca se posicione en el mercado y se vuelva reconocida, que agrade a la vista de los compradores y, finalmente, que haga parte de este mercado de necesidades de los individuos. ¿Cómo se logra esto? Sencillo, jugando con la mente de los otros individuos. En esta sociedad globalizada nos hemos encargado de convertir en necesidad hasta el producto más innecesario, creando así este círculo vicioso de mercado, que tiene como ventaja el hecho de que para cada producto nuevo, viejo, usado, temporal, etc, siempre habrá alguien dispuesto a comprarlo. Es justo en este punto donde aparece la importancia de los juegos de negociación, los cuales establecen reglas que influyen en el mercado de consumo y, finalmente, estandarizan las necesidades de cada persona a su favor.

Saber qué buscan los clientes, dónde ubicar un local comercial, proponer un producto atractivo, y, especialmente, que sea mejor que la competencia, son los objetivos que cada empresa busca alcanzar; sobretodo este último, ya que se quiere lograr que las ventas se impulsen de manera favorable, es decir, que las ganancias se solidifiquen por medio de la implantación de la necesidad de su producto en la mente de los compradores.

Aquellas empresas que logran acoplarse perfectamente al mercado, puede incluso darse el lujo de jugar con los precios a su gusto, por lo que dejan de vender la necesidad del producto, pasando a vender marca. Pero no siempre es así; no todo lo que se inventa o se renueva se vuelve completamente necesario para los individuos, por lo que no tienen la fuerza para competir y terminan desapareciendo del mercado, como es el caso de diferentes marcas a lo largo de la historia.

Tim Harford demuestra que la economía actual es “un sistema en su totalidad, que responde a múltiples elementos para equilibrar su complejidad”, por lo que debemos tener claro que las empresas no establecen lo que es necesariamente para sobrevivir, sino lo que ellos mismo se encargaron de hacernos creer que es necesario, según el mercado se ajuste a nuestro mundo globalizado.

Bibliografía

Dubner, S., & Levitt, S. (2009). Freakonomics: Un economista políticamente incorrecto explora el lado oculto de lo que nos afecta (p. 336). Zeta Bolsillo.

Harford, T. (2001). El economista camuflado (p. 344). Grupo Planeta.
logo-emar-lab

¡Porque tus decisiones cuentan! ¡Inscríbete al Laboratorio de Economía Experimental del Grupo EMAR y podrás descubrir el valor que tienen tus decisiones! Contáctenos al teléfono (7) 634 4000 Ext. 1152 o al correo electrónico emarlab@uis.edu.co. Estaremos compartiendo información sobre los experimentos, juegos y talleres que organizaremos.

Formulario de inscripción

Facebook EMAR LAB

Columnas relacionadas

951. El pensamiento economista camuflado dentro de un mercado

2188. El economista camuflado

2288. Sobre la lógica oculta de la vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s